Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como Navidad

¡Crismasmarquet!

Imagen
¿Qué? ¿Aún no has ido al Crismasmarquet ? No me lo puedo de creer. ¡Es lo más! ¿Cómo? ¿Que no sabes qué es? No, no es una de esas cosas modernas que hacen ahora los jóvenes en el internez y hacen bailecitos poniendo caritas. Algún día hablaremos de la gente que pone cosas en Internet bailando y poniendo caritas. Que no son sólo jóvenes. Que hacer el ridículo no tiene edad. Pero hoy estamos a lo que estamos y os voy a contar cosas de los “Christmas Market” o como lo llaman en Alemania, Weihnachtsmarkt . Los suizos tienen de todo, y también lo llaman Christkindlimarkt, que son muy de poner nombres imposibles de pronunciar a las cosas. Con lo fácil que es decir Mercadillo Navideño. Cuando era pequeño, sí, ya había Navidad en aquella época, también había un mercadillo navideño. O al menos yo solo conocía uno. Es la desventaja de ser pequeño, que sabes pocas cosas. Luego de mayor ya vas aprendiendo que hay más cosas, aunque casi mejor que no las supiéramos. Pero esa es otra historia.

¿Más contento que unas Pascuas?

Imagen
Habéis oído alguna vez lo de estar más alegre que unas pascuas ¿Verdad? O más contento. El caso es que las Pascuas son felices por naturaleza. Pascuas Felices o Felices Pascuas, que el orden de los que se alteran, no varía (igual debo repasar la propiedad conmutativa). Luego está lo de hacer la pascua. Ahí ya dejas de estar contento. Todo iba bien hasta que te hacen la pascua. Y todo lo que era jijijajá y navidad jubilosa… ¡A tomar por saco! ¿En qué quedamos entonces? ¿La pascua es feliz o es más molesta que un mensaje de voz de 5 minutos en Whatssap? Este año va a ser diferente. Unos, porque echaremos de menos a gente que se nos ha ido, y que no va a volver a casa, ni siquiera por Navidad. Otros no podrán viajar a las ciudades en las que suelen celebrar las fiestas. Otros porque no estarán entre los elegidos por sus familiares y/o allegados y tendrán que esperar a pasar a la siguiente fase. Yo, y perdonad que hable de mí, pero es lo que tiene escribir en un blog personal de person

La marimorena y el alcoholismo de los peces

Imagen
Estamos en plena época de tradiciones. Llega la Navidad con sabor a mazapán y los regalos, las luces, el concejal de festejos disfrazado de Baltasar, vídeos de señores haciendo de Papá Noel, la lotería, el envolvimiento (¿o es envoltorización?) de los regalos… Con la navidad llegan los villancicos, que proviene del latín Cicos dar la brasa cantando y Villa por toda la ciudad. Bueno, en realidad el origen es de villanus, habitante de una casa de campo… y es que hay que ser muy villano para popularizar la letra de algunos de los villancicos. Antes de comenzar a hablar sobre la letra de los villancicos, quiero recordar a esos pobres trabajadores de centros comerciales que se tiran dos meses escuchando lo del chiquirritín, chiquirriquitín metidito entre pajas y mirando como beben los peces en el río, mientras tienen que envolver millones de regalos para otras personas.   Ya os conté hace tiempo que había cosas que no me gustaban de la Navidad . Sólo hay una cosa peor que los

Frases que has dicho, o dirás, en alguna ocasión en Navidad

Imagen
¡Feliz Año! ¿Qué tal se está portando el 2018? Vaya por delante que estás dos primeras frases no cuentan para lo del título, pero es que no os había saludado a través del blog todavía en este año. Y si os estáis preguntando si hay un protocolo para saber qué día puedes dejar de felicitar el año, ya te digo que no lo hay. Que hagas lo que quieras. Si el día 30 de diciembre conoces a alguien, o le ves por primera vez en todo el año, también le puedes felicitar. Si se quejan, le dices que vas de mi parte. No sirve para nada, pero les dejarás pensando. Ya te aviso que las frases será complicado que las encuentres en los Christmas navideños, que por cierto, están en peligro de extinción. A mí no me lo ha mandado ni el Corte Inglés. Vamos con las frases:

Consejos para ser la estrella de las Navidades

Imagen
En estas fechas tan señaladas (no sé si sabéis que está muy feo señalar) las redes arden (tópico al canto) con cienes y cienes de consejos para disfrutar en Navidad. Vas a poder ver cosas tales como “Decora tu mesa de Navidad con mil chorradas sin dejar espacio para poner los platos”, “Las cinco mejores recetas para ser original y que nadie más te copie la cena de Navidad más que los cien mil que han leído el artículo”, “Ir guapa y pelarte de frío a cinco grados bajo cero con tu vestidito de fiesta”. Yo también voy a darte unos consejos (tu verás lo que haces con ellos) para ser la estrella de las Navidades. No la que se pone encima del árbol, no. De verdad, para que no pases desapercibido estas navidades.  

Qué hicieron las muñecas después de ir al portal y otras cosas que nunca nos han contado

Imagen
Todos recordamos que las muñecas de Famosa se dirigían al portal para hacer llegar al niño su cariño y su amistad. Que ahora desde la distancia, y para ser muñecas, eran muy repipis (¿hay palabra más repipi que esta?). Que aquí estamos para hacerte llegar cariño y amistad. No me imagino a nadie comenzando una conversación así, y menos con un niño recién nacido, pero todo es muy raro ese día… porque luego llegan unos señores con birras, e incienso y oro. Todo muy loco.   El caso es que podéis decir que en los anuncios se permite todo, y tendréis razón. Que tú ves a una maciza anunciando un coche y te lo compras porque claro, en cuanto lo conduzcas tú, se te va a llenar el coche de señoras de buen ver. O porque un actor famoso tome café en inglés, (el actor es el que habla en inglés, el café vete a saber de dónde es) pues todos a comprar “Me Expreso” J . Aquí vamos a intentar desvelar qué pasó con algunos de los protagonistas de los anuncios más famosos.

El tiempo que perdemos perdiendo el tiempo

Imagen
No sé vosotros, pero yo tengo la sensación de que el tiempo es más corto. Que nos están quitando minutos a las horas, y horas a los días, y días a los meses. Como decía mi abuela, cuando terminas las vacaciones de Navidad, ya estás con las de Semana Santa, y luego el verano y cuando te quieres dar cuenta otra vez en Navidad. O por ejemplo, yo tengo la sensación de que voté en las elecciones generales hace poco, ¿Ahora otra vez hablando de organizar otras? El tiempo vuela. Y no está la cosa como para perder el tiempo. Y es que si echamos cuentas del tiempo que hemos perdido perdiendo el tiempo, me salen dos horas al día. Multiplicadas por 30 días te sale 60 horas al mes. Si contamos todo el año nos salen… Muchas horas. Pero suficientes como para hacer cosas de provecho mientras tanto. Y como no quiero hacerte perder demasiado el tiempo, te hago un resumen de esos momentos perdidos.