Ir al contenido principal

10 consejos poco aconsejables

Estamos en esa época del año en la que los medios de comunicación tienen poca chicha que contar. O te sacan a los famosos en bañador, en algunos casos sobra chicha y cara dura. O te cuentan los últimos fichajes que NO harán ni el Madrid ni el Barça, o hablan del calor que hace (cosa extraña, teniendo en cuenta que el verano se caracteriza por tener temperaturas altas) o te cuelan consejos de cualquier tipo.


¿Que sales con el coche? No te olvides revisar las ruedas. Procura que siempre lleves las 4. Y una de repuesto, por si las moscas. ¿Qué hace calor? Lleva un abanico. ¿Qué vas en avión? No se te vaya a ocurrir presentarte en la estación de trenes. Y esas cosas que siempre aconsejan.

Como todos los años son lo mismo, y me gusta ser original, yo te voy a dar los consejos que jamás, en ningún caso, never ever (o nunca unca, en español) debes seguir. Y como dicen en la tele. Y ahora unos consejos. Y estos gratis, y algunos más útiles que los de la tele.

Si vas a volar

Yo te diría que no vueles demasiado alto, que “contri” más subas, más frío hace y hay sitios en los que ni una rebeca de las gordas, las que tienen ochos y punto de trigo y un cinturón también de lana, es suficiente. Y que aprendas a aterrizar. Que volar, tampoco es lo más complicado, si hasta los aviones de papel vuelan. Lo difícil es mantenerte (¿o esos consejos son para los artistas?). Pues eso, y que no corras. Y cuidado con las turbulencias, que son muy traicioneras.


Si vas en avión

Si además de volar, ya eres un poco tiquismiquis (¡Qué palabra tan sonora! La misma sonoridad sugiere que eres un moña), y has decidido hacerlo en avión, yo te recomiendo que no lo lleves tú personalmente. Que ya hay personas que tienen el título CCC de pilotos. Y dile al señor conductor que vaya con cuidado, que no se salte ninguna señal y que no vaya más deprisa de lo recomendado. Esas cosas de nudos por hora o pies por altura partido por dos (perdonad que utilice términos científicos). Y muy importante, no os riais de los azafatos y azafatas cuando os digan lo de respirar con normalidad y que sigas el camino de baldosas amarillas en caso de accidente.


Para ser conductor de primera

No, no aceleres. No hagas caso de la canción. Si sólo vas a ir en primera lo mejor es que vayas muy despacito. Y que no hagas viajes muy largos. Por ejemplo, si vas de Madrid a Barcelona, no vayas en primera. Bueno, sí, pero en el tren o el avión que se va más cómodo, y como un rey. En el coche no se te ocurra. A no ser que tengas poco cariño al coche y quieras comprarte otro. Como cuando éramos pequeños y destrozábamos las deportivas que no nos gustaban… Y nos compraban exactamente las mismas. Total, para seguir dando patadas…


No revisar el coche si vas de vacaciones

Imagínate que te vas de vacaciones en coche. Que te queda una semana. Y vas el señor del taller y te dice que no puede ser, que se ha roto (no, la junta de la trócola no se rompe nunca; son japonesas y duran siglos) una pieza al “azahar”. Pongamos por ejemplo el acelerador. O mejor el frenador (no confundir con la medicina que se pone con agua y que te quita el catarro en un santiamén). Pues ya la has liado. No te puedes ir. Porque las piezas las traen siempre de Alemania. Da igual que el coche esté fabricado en Socuéllamos o en Corea la del Sur (la que no tiene un color especial). Y ya sabemos lo que se tarda en llegar de Alemania. O sea, que si quieres vacaciones, no revises el coche.   

Dos piezas alemanas (la señora Merkel y el ministro de Economía de nombre impronunciable)

Las bicicletas son para el verano, pero con precaución amigo conductor

Ahora que a todos os da por ir en bici en cuanto llega el calor, lo mejor es que salgáis entre las 12 del mediodía y las 4 de la tarde. Y cuantas más cuestas arriba mejor. Evitad las cuestas abajo que son muy traicioneras, que te embalas. Y ponte casco, de los de moto, y si puede ser forradito de borrego por dentro, y pedalea todo lo fuerte que puedas. Y un abrigo, y corbata. Y ya verás cómo se te quitan las ganas de montar en bici hasta el invierno. Ni que fueras de los de Verano Azul.


Te vas a pasar el día en el baño

Todos con la hidratación. Que hay que beber mucho. Dos o tres litros por lo menos. Y siempre recomiendan agua. Yo ahí veo la mano de los señores de Font Zolla o Becella (igual me estoy liando con las marcas… si total, todas saben igual… a nada). ¿No es tan bueno el aceite de oliva? Por qué no nos dicen que lo bebamos? Por intereses nada más. Ahí hay algo sospechoso. O cerveza, que está muy rica. No. Tiene que ser agua. Y fresquita. Pues que lo digan claro y no se anden con rodeos.


¿Evite las horas de mayor calor?

Pues depende de dónde estés. Por ejemplo en las tiendas que tienen aire acondicionado se está muy agustito en las horas de mayor calor. Si ya se refieren a que evites salir a la calle, ahí ya cada uno que haga lo que quiera. ¿Que decides salir a las 3 de la tarde por Ecija y sentarte en una terracita sin sombra y tomarte un café de esos que preparan directamente en un horno del infierno? Pues nada. Es cosa tuya. Cada uno es libre de hacer lo que quiera. Yo sólo se lo aconsejaría a alguien que me caiga muy mal… y no miro a nadie.


Deja las puertas y las ventanas abiertas

Qué manía con que al irte de vacaciones cierres puertas, ventanas, grifos… todo. Pero si es que así es cuando saben que te has ido. Deja todo abierto, y la tele encendida con Tele 5 a todo trapo, y Radio Olé o Melendi (igual me he pasado). Y cuanto más alto, mejor. Así ahuyentas a los ladrones. Y a los vecinos. Y cuando vuelvas todos te recibirán con los brazos abiertos… (y con los puños cerrados) y se acordarán de tu madre.



Saludar a los desconocidos

Sí, sí. Mi consejo es que los saludes. Y que hables con ellos. Y les preguntes cómo se llaman y en qué trabajan, y dónde viven. Y así dejan de ser desconocidos y ya no pasa nada. Porque son conocidos y más vale lo malo conocido…



Alimentación sana, culito de rana

No os aconsejo el culito de rana, pero es lo que mejor va con sana. Siempre fue así. Que sé que no me vais a hacer caso, pero no os recomiendo que comáis en los chiringuitos de playa, pero si vais, comed ensaladas y cosas muy sanas. Así les dais envidia a esos pringaos que se están comiendo una paella. Que sí, que tendrá muy buena pinta, y que es lo que apetece, pero hay que cuidarse y esas paellas no están muy buenas Que les ponen cosas. Vosotros la ensalada… y me dejáis a mí la paella (que cuando llego nunca queda). Si eso, ya cenáis luego pizza de paella que tiene que estar muy rica... para que se lo coma otro.



¿Os han quedado claros los consejos? Ahora todos a la calle. A disfrutar del calorcito. Y a montar en bici o hacer running o esas cosas que están de moda. Y ya os aviso. Que esto no es como El Corte Inglés que os devuelvo el dinero si no quedáis satisfechos. Vosotros mismos, ya sois mayorcitos para hacer caso a mis consejos. ¿No hay gente que ve  a Mariló Montero y encima cobra por decir lo que dice? Pues no pidáis responsabilidades a un irresponsable ;)

oler limones es como tocarte… la lotería

Comentarios

  1. Gracias, Javier, por tus consejos. Yo voy a seguir el de Ecija y las tres de la tarde. ¡¡Creo que como adelgazante va a ser fenomenal!! Ya te lo contaré si es que queda algo de mí que no sea un charquito con blusa y sandalias...
    Besotes,

    ResponderEliminar
  2. A mí lo de las piezas de Alemania me cuadra todo... ahora que voy al taller, todavía no ha terminado de salir el aguachirle de la máquina y ya me viene "Panoja" diciendo "firmen aquín , aquí, y aquín, que el Auto ya está listen"... Qué tios. Claro, tienen las piezas al ladito... voy a montar yo un taller y traer las piezas de Espanya, para que sepan lo que hay.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por leer el blog y dejarme un comentario!

Entradas populares de este blog

La generación gominola o estos chicos no aguantan ná

Los jóvenes de ahora no aguantan nada. Son muy blandos. Cuando yo era joven… Y detrás de estas tres frases prepárate para escuchar toda clase de exageraciones variadas.  Aunque esto no es nuevo. Va pasando de generación en generación.

Ya lo decía Aristó…. ¿O era Platon? Bueno, algún señor con barbas, túnica y sandalias que decían cosas que te hacían pensar.¿Te imaginas a Rajoy de esa guisa diciendo cosas que hacen pensar? El caso es que…

Como ya tengo una edad en la que puedo decir eso de que la juventud de ahora …. (inserte cualquier queja en la línea de puntos), yo también voy a aportar mis reflexiones. 

Vamos allá

Carta del Ministerio de Hacienda y otras 9 cosas que dan más miedo que Halloween

Ya os conté hace mucho, mucho tiempo, cosas sobre el Jalogüín, y cómo se había puesto de moda lo de que la gente se disfrazara de calabazas, te metieran un truco, y que los niños hicieran tratos… Quizá no sea exactamente así, pero ya sabéis a lo que me refiero.
Cuando en España no había McDonalds, sí amigos, éramos un país muy pobre, y las hamburguesas se llamaban filetes rusos (lo único ruso que nos dejaban hacer en aquel entonces), la noche de Halloween no había disfraces ni truco, ni trato, ni hostias. Y el día siguiente a llevar flores al cementerio. No me digáis que no da mucho más miedo que plantar tres telarañas y vestirte de bruja piruja (siempre quise escribir lo de bruja piruja todo junto).

Y es que no hace falta que sea Halloween ni que vengan los americanos a decirte cuándo pasar miedo. Como si no tuviéramos nosotros nuestras cosas para cagarnos por la pata abajo (en el extranjero no tienen una expresión que describa el terror mejor que esta). ¿Quieres ejemplos de cosas que…

Empanaos sin fronteras

Antes de nada vamos con la definición de empanao. Es muy probable que seas uno de ellos y no lo sepas. Es como los zombis, que no lo saben, como no tienen televisión ni van al cine... O los cansinos, que no se dan cuenta que lo son. La RAE recoge empanada mental como confusión de ideas, pero no define el término empanao.

No es aquel que está recubierto de pan rallado y huevo antes de realizar una fritura con aceite o estas guarrerías que hacen algunos con la mantequilla. Seguimos hablando de la cocina y freír cosas, que ya os veo venir y empezáis a imaginar a gente usando mantequilla para…. Paro que si no os lo estábais imaginando, ya os doy ideas. El caso es que un empanao es el que no se entera, el que está distraído, que está más pallá que pacá (esta definición no es la más técnica, pero es la que más se acerca a la definición real).

Y hay empanaos en todas partes del mundo. Aquí no hay discriminación por sexo, raza, religión, credo o avemaría cuando serás mía. ¿Pero cómo reconocerl…