Ir al contenido principal

¿Te imaginas que los animales hicieran…?

Yo no sé ahora, pero de pequeño, de las cosas más divertidas que se podía hacer era imaginar. Ahora también lo hago, pero no voy por la calle diciéndole a la gente. ¿Te imaginas? Eso lo hacen los políticos y los creativos de publicidad y luego nada.

Y todo esto viene a que hace poco tuve un momento ¿te imaginas? Vi a una joven con un tatuaje de un delfín en la espalda. Saltando. El delfín. La chica no saltaba en ese momento. Y me imaginaba cuando fuera mayor, muy mayor. Ahora sí que hablo de la chica. Con la espalda arrugada y con el delfín allí pintado. Y empecé a imaginarme a los delfines tatuándose a personas mayores en la aleta. 


Y a partir de ahí. Ya me empecé a imaginar más cosas que harían los animales. Es como mi propia versión de las fábulas y los cuentos. ¿Y si hicieran cosas como los humanos? Pobres… ¿Te imaginas? Como por ejemplo…
Un lobo, dos lobos, tres lobos

¿Y si los lobos fueran a clases de aullidos? Y ahí tienes al profesor diciéndole al lobezno que mejore su técnica. “Que así no vas a llamar la atención de ninguna loba ni vas a salir en los documentales de la 2 ni nada. Que los agudos bien, pero hay que mantener la nota durante más tiempo. Y no te olvides de sonreír y de abrir el diafragma”.


Ovillos de lana en Youtube

Ahí les tienes. Todos los gatos enviándose vídeos de señores y señoras  jugando con ovillos de lana. ¡Qué divertida es la señora haciendo punto! ¿Y este señor con la colcha de ganchillo? Y mira éste con una rueca. ¡Os estáis perdiendo cómo trabajan con el telar! ¡Esto lo subo a Facebook y lo peto!


¡Vaya pelos!

Ni moda, ni modo. Te vas a la peluquería pero ya. Que estoy harta de encontrarme pelos por todas partes. Si se ríen los otros leones, que se rían, pero o te cortas el pelo o conmigo no te acuestas, o te tumbas, o lo que quiera que hagamos los leones y las leonas”.  Y el león, pues ya sabes. Desmelenao.


Usain Bolt es una apuesta segura

Ahí tienes a los caballos yendo al personódromo a ver, como su propio nombre indica, a personas correr. Y apostando por ver quién es el más rápido. “Sin nadie encima, tampoco tiene tanto mérito. Ya pueden correr sin peso. Los blanquitos no ganan nunca. No serán pura sangres”.


Los campanarios se están poniendo por las nubes

Esta es una de las conversaciones más frecuentes entre las cigüeñas. “Que mira que precios. Que ya no se puede vivir en las grandes ciudades. Que los nidos son cada vez más pequeños y somos 10 familias en un campanario de segunda mano. Ni intimidad ni nada”.


Pero si yo me cuido y mira

“Sigo la dieta a rajatabla y nada. Que sigo engordando. El pan ni tocarlo. Y beber mucha agua, Y nadar, y comer verdura y no probar el alcohol. Y aquí estamos. Soy de constitución fuerte, pero no es normal que pese tanto. Yo creo que voy a tener que ir al endocrino o algo”.


Se me olvidó la letra

Esos canarios que están en mitad de la canción y de repente se callan. Que se les ha ido la letra. Y no hay nada que hacer. Ahí les tienes intentando recordar cómo seguía y nada. Tú crees que es que les da vergüenza por que les estás mirando y nanay de la China (expresión viejuna donde las haya). Menos mal que no tienen que cantar el himno.


¿Has probado a adoptar a un humano?

Perros que no pasan por su mejor momento, o tienen una depresión, o están pensando en jubilarse ya. Lo mejor es adoptar un humano. Y sacarles a pasear y ver lo contentos que se ponen cuando te ven. Lo de mover la cola lo tienen que entrenar un poco más, pero es tan bonito verles sonreír. Lo que no llevo tan bien es que me den besos…


Este año, nos vamos a la playa

“Ya está bien, siempre a la montaña. Este año nos vamos a la playa. ¡Pero es que nosotras siempre tiramos al monte! Pues nada, hay que cambiar y abrir nuevos horizontes, que estamos muy encasilladas y ya es momento de cambiar. Tenemos que salir de nuestra zona de confort y probar nuevas experiencias”. Y así lo hicieron.


Nosotros también queremos sol

Hablando de cambios. Ellos necesitan un cambio también. Y es que vivir siempre con esa humedad les está matando. Y mira que se dan golpes en el pecho. Es el propio cabreo que tienen. Que están hartos de vivir en la niebla. A ver por qué ellos no pueden vivir en un sitio con sol, y salir a tomar algo a una terracita. Todo el día en un sitio tan triste. Ni un día más en Londres… ¿O los gorilas no viven en Londres?


Ni bolsa ni bolso

- Que ya está bien que te lleve el tabaco, las llaves, la cartera y el móvil.- Ya me gustaría tener bolsa, pero es que… - Se acabó, a partir de ahora lo llevas en la mano, o en la pata, que para pegar saltos no te hacen falta las patas de delante. La bolsa es para que vaya Joey y no para guardar tus cosas. Que ya me dirás para que necesitas el móvil en medio de Australia, que ni hay cobertura ni nada.


Ojos como Pelegrini

Bueno, igual no sabéis quién es Pellegrini. Es un entrenador de fútbol que tiene los ojos un poco perjudicados. Como los círculos de las cocinas vitrocerámicas, pero en señor. Pues así les pasa a los peces del mar. Que ya les gustaría que les quitaran la sal. Tú trata de estar 10 minutos con la cabeza bajo el agua (utiliza un tubo, que te conozco) y ya verás cómo se te ponen los ojos. Pues a los tiburones, y las merluzas y los chipirones, les pasa lo mismo. Y llevan tiempo quejándose, pero nadie les hace caso.


Ponte en su piel

No es fácil ser una serpiente. Sin poder andar, todo el día arrastrao, sin sangre caliente… Todo son desventajas. Dirás que al menos cambian la piel. Ya, pero es la misma. El mismo color y todo. Que si pudieras elegir. No sé, que esta temporada se llevan los tonos ocres, pues nada, una serpiente durante toda su vida, sin poder cambiarse el color ni nada. ¡Qué injusticia!


Se me ocurren muchas más cosas, como caracoles que buscan personal coaches para mejorar su velocidad, monos que necesitan revistas pornográficas para… ya sabes… ardillas que van a Ikea para decorar su agujero (donde viven, que todo hay que decirlo), pavos reales que tienen complejo de superioridad, tigres que van al afilador, elefantes que se operan para reducir sus orejas, conejos que te hacen la pascua, osos panda que se quitan las bolsas de los ojos, hienas tristes, focas que no les gusta el pescado, camellos con problemas de bebida, koalas que no soportan los caramelos de eucalipto, cebras que cruzan por donde no se debe, vacas que dan leche desnatada, ovejas que tienen mantequilla para toda la semana, hámster que se niega a dar vueltas en la puta rueda, burros que se meten en política, y llegan a Presidentes del Gobierno...

Comentarios

  1. Me ha gustado mucho lo de "Gorilas en la niebla". Ha estado fantástico. Gracias por hacerme reír tanto.

    ResponderEliminar
  2. Y es verdad que hay muchos burros en este mundo y no son mohinos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por leer el blog y dejarme un comentario!

Entradas populares de este blog

Sí sí sí, el bombo ya está aquí

¡Albricias! Celebremos con regocijo (quienquiera que sea regocijo) la buena nueva. ¡Manolo podrá tocar su instrumento de nuevo!  

Para los despistados. Hablamos del bombo de Manolo, un señor que es famoso por tener un bombo. Como Bartolo con la flauta, pero en versión bombo. Ya, ya sé que llego un poco tarde a la noticia, pero es que hay cosas que necesitan tiempo para digerir, y reconocer su importancia. Y es que era un clamor. La gente preocupada, no se hablaba de otra cosa, un sinvivir, noches sin dormir (una, pero sin dormir… bueno, en realidad sí que dormí, pero no muy bien… El calor no ayudaba)

¿Por qué es tan importante que Manolo tenga su bombo? ¿De verdad os lo tengo que explicar? Está bien, allá vamos.


¿Has visto las noticias? ¿Las de dónde?

Según el mundo en el que vivas puede que las noticias más importantes sean que Cristiano Ronaldo se ha “enfurruñao” con sus compañeros. O que Isabel Pantoja sale de la cárcel. Que a Paquirrín, Pantojín Jr,  habría que meterle en la cárcel por la música que hace, y que la próxima semana seguiremos hablando del gobierno.


Pero en otros mundos, que también los hay, no saben si Paquirrín es el próximo Presidente. Si les dicen que Cristiano Ronaldo está en la cárcel, no sabrán de quién le hablamos y no les extrañaría que Pantoja fuera la máxima goleadora de la liga de fútbol, o participará en las próximas Olimpiadas o si se ha “enfurruñao”.

Las noticias que, como ahora se dice, hacen arder las redes, puede que no merezcan ni una línea en “The Country” (El País en Estados Unidos) o un comentario en “The Reason” (La Razón de UK)y ni siquiera dirán nada en “Antenna Three” de Australia. Mejor te cuento algunos ejemplos

¡Qué haríamos sin vosotras! 10 cosas que existen gracias a las mujeres

¡Menuda historia! ¡Qué injusta ha sido con las mujeres! Los historiadores venga a hablar de señores que han hecho poco, tirando a nada. Por ejemplo, la de reyes que hay en los libros de historia. Todos con el mismo nombre, pero con su numerito (como las señoras mayores en el mercado… cuando no se cuelan). Felipe I, II, III, VI (el del Atleti Ortiz) y González (no es rey pero vive mejor que ellos), o Papas... Hay hasta 16 Benedictos y 23 Juanes... ¿Y las mujeres qué? ¿Cuántas Juanas famosas hay? Sólo dos. Una que terminó loca del todo y la otra, la del arco (y sin flechas), quemada en la hoguera. Qué malamente se portan con las mujeres.

Como os iba diciendo, no se ha dado importancia al papel de la mujer en la historia. Han pasado de vosotras completamente. Si no fuera por las mujeres, el mundo sería muy distinto. Y no es sólo con vuestro papel de madres, que también. Es mucho más que eso. Y como alcalde vuestro que soy, os voy a dar la explicación que os debo.


Imaginad por un momento qu…

Cosas de los americanos

Según los americanos muy americanos, el resto de americanos deberían irse fuera de América… Aunque los otros sean más americanos y desde hace mucho más tiempo.
A ver si me explico. En el post de hoy os voy a contar cosas de los americanos de Estados Unidos. No de todos y cada uno de ellos porque sería un post larguísimo y tampoco los conozco a todos. En mi defensa tengo que decir que tenerlos a todos de amigos de Facebook no sería muy práctico… Roberto Carlos, el que no jugaba al fútbol, decía que quería tener un millón de amigos, pero es que 300 millones (4 mil billones, según los organizadores), ya me parecen muchos para invitarles a un cumpleaños.
A pesar de no conocerlos a todos, me voy a arriesgar y os voy a contar algunas cosas sobre ellos.
Son grandes Muy grandes. Muchos de ellos son 3D. Alto, ancho y más anchos. Por eso necesitan esos coches tamaño autobús. Como tuvieran que aparcar en Toledo con un coche de los suyos, iban listos. Y es que no son mucho de andar, ni de hacer ejerc…

Vuelve la vuelta al cole

Quizá el título no lo aprobarían en un periódico serio. También es verdad que cada vez quedan menos periódicos serios. Realmente,  tampoco es que haya demasiados periódicos y es mejor no tomarse las cosas demasiado en serio.
El caso es que estamos otra vez con la vuelta al cole. Cualquier producto es bueno para aprovechar la idea. Aquí no tenemos muy claro cuál es el público potencial. ¿Los padres? ¿Los profesores? ¿Los tiernos infantes? El caso, es que no está mal de precio.


Hoy vamos a hablar de las cosas que pasan cada vez que nos referimos a la vuelta al cole. Es como la vuelta a España. Tiene cuestas, gente sufriendo, uniformes… pero aquí no te puedes echar la siesta como cuando ves el ciclismo.

10 superpoderes que me gustaría tener

Hace tiempo os decía que no me gustan los superhéroes. Sigo en mis trece. No me gustan. Ni ellos, ni sus películas, ni sus series de televisión, ni los cómiz (sí, lo escribo como suena, ¿qué pasa?), ni sus trajes, ni sus problemas y movidas. Que todos tenemos problemas y no vamos disfrazados de mamarrachos por la calle… ¿o sí?

Sinencambio (también se escribe como suena… mal, pero así suena), sí me gustaría tener algunos de sus superpoderes. Y no, seguro que no acertáis con mis preferidos.
Estoy convencido de que todo el mundo diría que le gustaría volar (pues no hace frío arriba), o ser invisible (y nada más que los utilizaríais para hacer maldades o ver a la gente sin ropa ni nada) o tener la fuerza de los mares, o el ímpetu del viento (creo que me estoy confundiendo de canción).

¿Quieres saber qué superpoderes me pido? Vamos allá.