Ir al contenido principal

¿Está Obama? ¡Que se ponga!

Yo no sé a vosotros, pero a mí lo del tema de Obama y los espías me ha sorprendido. ¿Quién iba a pensar que los espías estaban espiando?  ¡Inconcebible!


"¡Inconcebible!  Sigues utilizando esa palabra y no creo que signifique lo que tú crees que significa”.

Y ahora yo me pregunto. ¿Qué cojones esperabais que hicieran? ¿Jugar al póker? ¿Conducir coches lujosos? ¿Montárselo con las actrices más macizas?  Vale, algunos lo hacen, pero esos espías sólo salen en las películas… y ya sabemos que el cine nos confunde.

También los hay que tienen que ocultar micrófonos, seguir a señores muy aburridos, pasar horas en una furgoneta esperando a que pase algo… El glamour se lo dejan a tres o cuatro enchufados como James Bond y compañía. Por cierto ¿Se sabe algo de los otros 6 espías que van delante de 007? (El 00 lo tengo claro, significa que pueden hacer llamadas internacionales). 


Y es que con el tema de las escuchas. ¡Fíate tú de nadie ahora! Con la cara de buena persona que tenía el amigo Barack. Si parece que está todo el día ayudando a señoras mayores a cruzar la calle y le dieron un premio por ser bueno. Un Nobel nada menos. Y ahí le tienes, como la vieja’l visillo o una portera (con todo el respeto por las guardametas).


¡Menudo cabreo se ha agarrado Angela Merkel! Se ha puesto como un “asterisco” y ha dicho que espiar entre amigos es inaceptable. Realmente se lo ha dicho en alemán, que suena más duro. “Eskuchen a eskondiden allos kolleguen ist eine GROßE KAKA”.

Ya me imagino a Obama con su cara de buen rollito, llamando por teléfono para disculparse.


Obama: Angela, gordi. No te enfades.

Merkel: ¿Gordi? ¿Gordi? ¡Tu puten madren! Y si quieres espiar empieza con tu mujer. La veo yo muy suelta. Y lo mismo te digo de las niñas.

Obama: ¡Perdooooona! No vamos a estropear una amistad de tantos años por una tontería de nada. La próxima vez tendremos más cuidado. ¡Te lo prometo! Y da recuerdos a Mr. Merkel.

Merkel: Lo estás arreglando, negrito de los cojones. Merkel es el apellido de mi ex marido…

Obama: Perdona mujer, es que con tanta gente a espiar….

Moncloa, dos horas más tarde, Rajoy, muy ocupado, leyendo el Marca y viendo un partido de Rafa Nadal, es interrumpido por una llamada de teléfono.

Mariano: ¿Qué quereeeeeis ahooora?

Soraya: Me dijiste que llamara a Obama para ver lo del espionaje.

Mariano: Ah, sí. ¿Y qué?

Soraya: Pues le tengo al teléfono y que quiere hablar contigo.

Mariano: (azorado…eufemismo de cagao por las patas abajo...). Dile que no estoy

Soraya: Pero si sabe que estás. ¿No ves que tiene pinchado el teléfono?

Mariano: Ufff… Pásamelo (pausa). ¡Hombre Barack!  ¿Cómo estás? (por supuesto en perfecto inglés, que para eso pone los subtítulos en todas las series...a veces, hasta ve alguna en inglés. Lo traduzco -) Men, Barack!) Jau are llú?

Obama: José Luis. ¡Cuánto tiempo!

Mariano: No, Barack, soy Mariano, el presidente de España.

Obama: ¿Habéis cambiado otra vez de Presidente? Perdona “Romano”, es que ando de cabeza hablando con todos vosotros. Con el lío de los espías y demás.

Mariano: No te preocupes. Ya me imagino que andarás pidiendo disculpas a todos y con problemas diplomáticos.  

Obama: Sí claro, claro, tengo que disculparme… Veras, yo quería hablar contigo para ver si puedes decir a tus espías, a los chicos del CSI, que no digan nada de la colaboración con los ingleses.

Mariano: Eso está hecho Barack. Aquí no damos explicaciones de nada. ¿No ves que tenemos mayoría absoluta? De todas maneras, ya les dejo yo el recado a los chicos personalmente.

Obama: Sabía que podría contar contigo Jose Luis. Un abrazo (cuelga)

Mariano: Mariano, me llamo Mariano (pausa). ¡Soraya! (gritando). ¿Has oído la conversación?

Soraya: No, estaba leyendo la última cagada del ministro.

Mariano: ¿Cuál de ellos? Porque llevan una racha…

Soraya: De Wert, y Montoro y… Da igual. ¿Cómo ha ido?

Mariano: Le he puesto las pilas por lo de las escuchas. Comiendo en mi mano, le tengo. Se le han quitado las ganas de espiar para siempre.


Algunos deslenguados dicen que a nosotros también nos han espiado. Mira que lo dudo, porque si Mariano dice que no nos han espiado, me lo creo. ¿Cuándo ha dicho este hombre algo que no fuera cierto? 

Pues como os iba contando, los rojos de siempre, los que quieren romper España, dicen que los americanos han espiado 60 millones de llamadas entre diciembre de 2012 y enero 2013. El contenido de las llamadas no ha sido desvelado, pero siendo las fechas que eran, y en caso de que hubiera sido verdad, me voy a atrever a hacer un gráfico con las frases más escuchadas.


Pero podrían haber sido otras… Para decir la verdad, ya tenemos a los periódicos y las televisiones… ¿O tampoco?

Comentarios

  1. Y todo esto, como lo sabes?
    No habrás estado espiando, no?

    ResponderEliminar
  2. Mira, Javier, te paso (en secreto, claro) información de lo que hace una amiga mía cuando habla por teléfono. Entre "mamá, se me han acabado las albóndigas, tienes que hacerme más" y "Pepe, son las once, ¿no tenías hoy partido con tus amigotes?", ella pronuncia "guerra", "plutonio" "lanzagranadas", "rusos" y "gas serin". Dice que así se asegura dos cosas: una, hacer trabajar a los espias que hayan pinchado su teléfono y dos, confundirles con lo de las albóndigas y el partido.
    Listilla que es mi amiga, ya ves. Eso no se les ha ocurrido ni al Mariano ni a la Merkel.
    Besotes,
    Isabel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Tu amiga es una crack! Lo malo es que se confunda y haga albondigas con plutonio y se las ponga a su marido para ver el partido de los rusos ;)

      Besos!!

      Javier

      Eliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por leer el blog y dejarme un comentario!

Entradas populares de este blog

Sí sí sí, el bombo ya está aquí

¡Albricias! Celebremos con regocijo (quienquiera que sea regocijo) la buena nueva. ¡Manolo podrá tocar su instrumento de nuevo!  

Para los despistados. Hablamos del bombo de Manolo, un señor que es famoso por tener un bombo. Como Bartolo con la flauta, pero en versión bombo. Ya, ya sé que llego un poco tarde a la noticia, pero es que hay cosas que necesitan tiempo para digerir, y reconocer su importancia. Y es que era un clamor. La gente preocupada, no se hablaba de otra cosa, un sinvivir, noches sin dormir (una, pero sin dormir… bueno, en realidad sí que dormí, pero no muy bien… El calor no ayudaba)

¿Por qué es tan importante que Manolo tenga su bombo? ¿De verdad os lo tengo que explicar? Está bien, allá vamos.


Yo os maldigo, jodíos móviles

No sé si os acordáis de Charlton Heston en El Planeta de los Simios en la escena final, más cabreao que una mona y “maldijiendo” a todos. Pues yo igual, maldigo a los móviles, que tienen la culpa de todo lo que sucede. Antes no había teléfonos inteligentes, ni siquiera un poco listos, y no pasaba lo que está pasando ahora. Si no, cómo os explicáis, que haya llegado Trump a ser Presidente. Pues por los móviles.

Y no sólo lo digo yo. También lo dicen los programas de la tele, y los de la radio y en los artículos de revistas y periódicos (por si no lo recuerdas, son esas cosas que venden en las tiendas con hojas… las lechugas, no, lo otro).

Pues eso, que lo dice todo el mundo. Todo el día nada más que “de mirar” el móvil y no hacemos otras cosas, no como antes que hacíamos…. por ejemplo… Dejadme pensar y ahora vengo.

Empanaos sin fronteras

Antes de nada vamos con la definición de empanao. Es muy probable que seas uno de ellos y no lo sepas. Es como los zombis, que no lo saben, como no tienen televisión ni van al cine... O los cansinos, que no se dan cuenta que lo son. La RAE recoge empanada mental como confusión de ideas, pero no define el término empanao.

No es aquel que está recubierto de pan rallado y huevo antes de realizar una fritura con aceite o estas guarrerías que hacen algunos con la mantequilla. Seguimos hablando de la cocina y freír cosas, que ya os veo venir y empezáis a imaginar a gente usando mantequilla para…. Paro que si no os lo estábais imaginando, ya os doy ideas. El caso es que un empanao es el que no se entera, el que está distraído, que está más pallá que pacá (esta definición no es la más técnica, pero es la que más se acerca a la definición real).

Y hay empanaos en todas partes del mundo. Aquí no hay discriminación por sexo, raza, religión, credo o avemaría cuando serás mía. ¿Pero cómo reconocerl…

¿Has visto las noticias? ¿Las de dónde?

Según el mundo en el que vivas puede que las noticias más importantes sean que Cristiano Ronaldo se ha “enfurruñao” con sus compañeros. O que Isabel Pantoja sale de la cárcel. Que a Paquirrín, Pantojín Jr,  habría que meterle en la cárcel por la música que hace, y que la próxima semana seguiremos hablando del gobierno.


Pero en otros mundos, que también los hay, no saben si Paquirrín es el próximo Presidente. Si les dicen que Cristiano Ronaldo está en la cárcel, no sabrán de quién le hablamos y no les extrañaría que Pantoja fuera la máxima goleadora de la liga de fútbol, o participará en las próximas Olimpiadas o si se ha “enfurruñao”.

Las noticias que, como ahora se dice, hacen arder las redes, puede que no merezcan ni una línea en “The Country” (El País en Estados Unidos) o un comentario en “The Reason” (La Razón de UK)y ni siquiera dirán nada en “Antenna Three” de Australia. Mejor te cuento algunos ejemplos

¿Si pruebo con poesía aunque sea sólo un día?

En el blog he escrito sobre muchos temas. 6 años dan para muchas chorradas.  Cosas que me ocurren, otras que me podrían haber ocurrido, alguna que otra invención, noticias, entrevistas de actualidad, temas candentes (que vete tú a saber qué significa candente… Es algo sobre cómo cocinar los espaguetis para que queden perfectos ¿No?).

Pero nunca he escrito poesía. Jamás. Never, ever. Ni en el blog, ni en un cuaderno, ni ná de ná. Ni siquiera en el cole cuando me gustaba una niña (que se llamara Carlota, no ayudaba en las rimas), o en las puertas de los baños cuando era adolescente, que es cuando se escriben poesías con sentimiento.

Alguna vez tenía que ser la primera. Así que vamos a intentarlo, pero eso sí, no pidáis virguerías… No esperéis sonetos, romances, o versos enciclopédicos (o como quiera que se llamen los versos)… Eso sí, también prometo que no voy a tirar de rimas fáciles, usando el número 5 o con agua Bezoya y partes del cuerpo masculinas.

Dejadme que utilice algunas licenc…