Ir al contenido principal

Tengo un sueño

¡Qué injusta es la vida! Martin Luther King tuvo un sueño y ahí le tienes, todo el mundo se acuerda de él e incluso tiene un día festivo en Estados Unidos. No me hagáis mucho caso, pero para mí que algo más haría. No está demostrado que fuera el mismo Martín que encontró un ratón “debajo un botón”, pero prometo investigarlo o hacer un llamamiento en las redes sociales para resolver esta duda que me está corroie… corrollen…corroyend….bueno, que me quita el sueño. 


Digo que la vida es injusta (pero esto no es nada nuevo) porque yo tengo mucho más sueño que este señor y estoy convencido que no pasaré a la historia, ni me dedicarán calles. ¡Qué le vamos a hacer! Da igual a la hora que me levante, siempre tengo sueño.  Claro que mi discurso sería distinto, más corto, más fácil de recordar, menos original.  No creo que mecagüenlaputaquésueñotengo pase a los anales (que palabra tan dada a la chanza) de la historia de la humanidad. Y ahora que lo vuelvo a ver, me parece que el Señor Martin no habla de lo mismo que os voy a hablar yo (mucho más interesante lo suyo, ¿Dónde va a parar?)


No sé si habéis oído la expresión, “Ojalá tuviera por la noche el mismo sueño que tengo por la mañana”. Pues eso me pasa. Que por la noche me voy a la cama porque hay que irse, pero no porque tenga sueño. Ya os expliqué lo del nombre del blog de Un Cigarrito y a la Cama es lo que suelo decir antes de acostarme. A veces lo del cigarrito se convierte en tres o cuatro, porque no me duermo.

Puede que no os importe mucho qué hago cuando no puedo dormir. Tampoco es que vaya a desvelar mis secretos de alcoba (que bonita es la palabra alcoba), ni hablar sobre cochinadas sexuales (no soy tan mala persona como para haceros eso), pero ya que habéis llegado hasta aquí, os voy a a explicar unas cuantas técnicas, que a mí NO me sirven, pero hay gente más experta en el tema, que dice que es lo que hay que hacer, y si ellos lo dicen, pues habrá que hacerlo y si hay que hacerlo se hace, y no hay más que hablar. 

Mantén un horario regular
Eso sí que lo hago, me voy a la cama a la misma hora siempre, pero una vez allí, me pongo a leer, y luego me echo un cigarrito, y sigo leyendo. Casi siempre a la misma hora dejo de leer, y no me duermo. Teoría inválida.

Hacer ejercicio
El ejercicio es muy bueno para dormir… peo depende qué ejercicio. No estaba pensando en lo que os imagináis, ¡Guarros!  Me refiero a nadar, correr, montar en bici… Ahora me ha dado por la natación, pero cuanto más cansado físicamente estoy, más me cuesta dormir.  Me dicen que no soy el único. Hasta los deportistas de élite tienen problemas para dormir después de una competición. Algunos futbolistas, conocidos por su gran capacidad intelectual, me gustaría verles contando ovejas (a la tercera están fritos).

Usa el dormitorio únicamente para dormir
¿Únicamente para dormir? A ver que no soy Nacho Vidal, pero no están los cuerpos para volver al coche, o hacerlo en el sofá.  A ver si ahora voy a tener que habilitar otra habitación para lo que habéis pensado desde el principio…. ¿Echarme la siesta? :-)

No hagas esto, ni lo otro
Los expertos aconsejan que no se vaya a la cama después de una copiosa cena, que no se beba, que no se fume… ¡Jodé que me voy a la cama, no a correr un maratón! Lo de la cena lo cumplo, lo de la bebida también (2 cervezas al mes tampoco es una burrada), lo del fumar… habrá que pensarlo, pero el blog no quedaría igual llamándose Una Manzanilla y la Cama… ¡Que lo quiero es dormir, no morirme de aburrimiento!

La cama debe ser cómoda
Si la mía es cojonuda, pero por la mañana.  Además tiene una peculiaridad.  Por la mañana tiene una especie de brazos que te arrullan y no te dejan salir de ella, pero por la noche… es como la cama de un faquir con mala leche y doy más vueltas que un futbolista fingiendo una lesión. A éstos estos les daba yo un campo de tierra para que se les quitara la tontería.


Utilizar ropa cómoda para dormir
Menos mal que me lo han dicho y ya he dejado de ponerme el disfraz de Ironman para acostarme.  Vamos a ver, que da igual que esté en pelotas en la cama, que no me duermo.

No tomar bebidas carbonatadas
¿La Coca Cola lleva carbón? Pues entonces, lo cumplo. Hace tiempo que no bebo café, ni bebidas excitantes (es tomarme una “pesicola” y ponerme como el Neng).


No utilices el ordenador, no leas, no veas la televisión antes de ir a la cama
¿Pero esta gente qué quiere? Lo de la tele lo puedo cumplir, ver a Falete (sí, estoy obsesionado con él) tirándose a bomba, a los Alcantara (“Cagüen la leche, Merche), Españoles por España, Gallegos por la Nieve (homenaje a Feijoo) y demás programas  lo puedo evitar. Dejo el “tuister” y el “feisbuk”, no leo… Vale me pongo a meditar… pues no me duermo tampoco.

Cuenta ovejas
Las cuento, sin olvidarme de las blancas, las negras… A veces me da tiempo a agruparlas por colores, las esquilo, te cagas en las putas ovejas, me hago un jersey, y sigo desvelado. He probado con otros animales, hasta con los perezosos que se mueven más despacio y te da tiempo a contarlos, pero nada. También lo he intentado con guepardos para ver si me entra el cansancio al ir detrás de ellos, pero tampoco.

Inventa juegos para conciliar el sueño
Hago juegos, pero como soy un poco competitivo, me los pongo muy difíciles.  Empezando por la A y hasta la Z, nombres de jugadores de fútbol rubios que hayan jugado en la liga ucraniana y claro, me enfado porque no conozco ninguno. Si busco algo más fácil, termino muy pronto y tengo que buscar otro juego y también me cabreo, total que no me duermo y ando más rebotado que un cartero buscando el código postal de Barrio Sésamo.

Temperatura agradable
Lo de la temperatura agradable depende si duermes solo o acompañado. Estos días que estoy en Dublín con mi novia, su temperatura agradable es 26 grados.  Para mí es cojonuda también, pero para el resto del día. Para la noche es la misma sensación que alicatar las Pirámides en agosto. Eso sí, como te destapes, que te destaparás, te pelas de frío. 

Estos dos últimos ya no son consejos, pero yo los incluyo porque ya puestos a contar tontás, éstas también me pasan.

Matemáticas
Menos mal que están las matemáticas.  Si consigo dormirme ahora, tengo 4 horas, 15 minutos y 20 segundos de sueño… a veces me quedo dormido intentando hacer la resta.. ya sabéis mis problemas con los números.

El pelotazo
¿Habéis tenido esa sensación de caer y despertar sobresaltado cuanto intentas dormir?  Yo también, y con una variante, que estoy tan tranquilo y me dan un pelotazo en todo el careto facial.  Eso, cuando estás a punto de caer en brazos de Morfeo (¡qué expresión tan moña!), es muy agradable y ayuda mucho a conciliar el sueño… ¡Por los cojones!

Espero que no os haya estropeado el sueño. Intentaré hacer caso a, algunos, de los consejos de los expertos. Pero el cigarrito de antes de la cama, va a ser difícil que me lo quiten, pero tampoco soy como “chartonjeston”, en algún momento habrá que dejarlo.


Comentarios

  1. Bueno Javi, debes de estar harto de que todo el mundo elogie tus posts (yo el primero). Pues eso se ha acabado.

    ¿Como se te ocurre hacer una entrada semejante?. Vale, está muy bien escrita y como siempre tu humor es muy contagioso. Pero, ¿te has parado a discernir por un momento en qué vamos a pensar todos tus lectores cuando llegue ese fatídico momento de la noche del que hablas?.

    Que sepas que ayer por la noche me acordé de tu post, de ti, del Atleti, del cigarrito y hasta de *****!!!!

    Cambiando de tercio, me sigue encantando tu blog. ¡¡Sigue así!!

    NOTA: Zapatero practicando sexo oral a Arias Cañete vestido de Papá Noel y Aznar mirando... JÁ!!! TE PILLÉ!!! Espero que duermas bien ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Patry mamón!!!! Ahora me has quitado el sueño... con eso no duerme ni Martin Luther King. Abrazo!

      Eliminar
  2. ¿Has probado a pensar "en verde"? Mi marido lo hace y dormir, no duerme, pero se le vienen a la cabeza algunos goles magníficos de Falcao y, al menos, es un desvelado feliz...
    Besotes,
    Isabel Blas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena idea. He sido un poco exagerado a la hora de explicar la falta de sueño... tampoco tardo tanto. Lo del fútbol lo aplicaré, y sobre todo los goles de Falcao ;)

      Besos

      Eliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por leer el blog y dejarme un comentario!

Entradas populares de este blog

Yo os maldigo, jodíos móviles

No sé si os acordáis de Charlton Heston en El Planeta de los Simios en la escena final, más cabreao que una mona y “maldijiendo” a todos. Pues yo igual, maldigo a los móviles, que tienen la culpa de todo lo que sucede. Antes no había teléfonos inteligentes, ni siquiera un poco listos, y no pasaba lo que está pasando ahora. Si no, cómo os explicáis, que haya llegado Trump a ser Presidente. Pues por los móviles.

Y no sólo lo digo yo. También lo dicen los programas de la tele, y los de la radio y en los artículos de revistas y periódicos (por si no lo recuerdas, son esas cosas que venden en las tiendas con hojas… las lechugas, no, lo otro).

Pues eso, que lo dice todo el mundo. Todo el día nada más que “de mirar” el móvil y no hacemos otras cosas, no como antes que hacíamos…. por ejemplo… Dejadme pensar y ahora vengo.

Sí sí sí, el bombo ya está aquí

¡Albricias! Celebremos con regocijo (quienquiera que sea regocijo) la buena nueva. ¡Manolo podrá tocar su instrumento de nuevo!  

Para los despistados. Hablamos del bombo de Manolo, un señor que es famoso por tener un bombo. Como Bartolo con la flauta, pero en versión bombo. Ya, ya sé que llego un poco tarde a la noticia, pero es que hay cosas que necesitan tiempo para digerir, y reconocer su importancia. Y es que era un clamor. La gente preocupada, no se hablaba de otra cosa, un sinvivir, noches sin dormir (una, pero sin dormir… bueno, en realidad sí que dormí, pero no muy bien… El calor no ayudaba)

¿Por qué es tan importante que Manolo tenga su bombo? ¿De verdad os lo tengo que explicar? Está bien, allá vamos.


Sara Carbonero, se hace de noche y el Vicente Calderón

Vamos a empezar por el principio y a explicar quién es Sara Carbonero y Vicente Calderón. Algunos ya sabéis quiénes son, pero es muy probable que no le veáis la relación. Y aún mucho menos en el título de un post. Si ya le juntamos lo de la noche, la cosa se pone más complicado que ver a un culturista con gafas de cerca. (Ver de cerca a un culturista no es muy difícil, me refiero a un culturista que lleve este tipo de gafas)

Sara Carbonero es una periodista que presentaba las noticias deportivas en Tele Cinco, conoció a Iker Casillas y se casaron y es muy probable que sean felices y que alguna vez hayan comido perdices.
Vicente Calderón fue presidente del Atlético de Madrid, y dio nombre y apellido al estadio en el que, hasta este año, ha jugado el equipo. Así, de generoso era el señor. Pudiendo haberle dado otro nombre, le prestó el suyo a un campo de fútbol. Lo de la noche, ya lo explico ahora, y la relación entre Sara Carbonero y el señor Calderón. Ponte cómodo que allá voy.

Reinventando las canciones del verano

Igual debería cambiar el título y poner reventando las canciones del verano, pero no me gusta hacer spoilers (lo que antes era joder el final, ahora lo llaman spoiler).
El caso es que estamos a punto de llegar a la época estival (el calorcito, para los que no tienen estudios) y aún no hay canción del verano. ¡Qué tiempos aquellos en los que Georgie Dann o su primo King África nos daban la turra! ¿No lo echáis de menos?

¿Has visto las noticias? ¿Las de dónde?

Según el mundo en el que vivas puede que las noticias más importantes sean que Cristiano Ronaldo se ha “enfurruñao” con sus compañeros. O que Isabel Pantoja sale de la cárcel. Que a Paquirrín, Pantojín Jr,  habría que meterle en la cárcel por la música que hace, y que la próxima semana seguiremos hablando del gobierno.


Pero en otros mundos, que también los hay, no saben si Paquirrín es el próximo Presidente. Si les dicen que Cristiano Ronaldo está en la cárcel, no sabrán de quién le hablamos y no les extrañaría que Pantoja fuera la máxima goleadora de la liga de fútbol, o participará en las próximas Olimpiadas o si se ha “enfurruñao”.

Las noticias que, como ahora se dice, hacen arder las redes, puede que no merezcan ni una línea en “The Country” (El País en Estados Unidos) o un comentario en “The Reason” (La Razón de UK)y ni siquiera dirán nada en “Antenna Three” de Australia. Mejor te cuento algunos ejemplos