miércoles, 9 de octubre de 2013

Se prohíbe terminantemente

Siempre ha habido cosas, algunas con sentido, otras con algo menos, que no están permitidas. Otras van más allá, y están terminantemente prohibidas. ¿Alguna vez os habéis preguntando qué significa terminantemente? La RAE dice: de manera terminante o concluyente… Parece que los señores de la RAE no estaban muy finos cuando escribieron la definición.

Yo tengo la mía propia. Creo que viene a ser algo así como: Prohibido por Cojones. Como quedaba feo escribirlo así, se ha elegido la opción culta. Antes que prohibir, es preferible pedir las cosas con educación. Como los señores que escribieron este cartel. 


¿A qué viene todo esto?  Terminantemente porque me sale de ahí, y también por un par de noticias que tienen algo que ver con el tema de las prohibiciones.

1.- En las fiestas de Fuengirola (Fungurola para los señores que vienen con chanclas y calcetines) se autorizará todo tipo de música siempre que esté en español y se prohibirá una serie de géneros como el rap, ritmos latinos (bando del ayuntamiento)… 


Sólo les ha faltado decir. “Aquí se escucha lo que sale de los cojones a la alcaldesa y punto. Las fiestas estarán amenizadas por las alegres melodías de Manolo Escobar y no daremos la vuelta al disco CD hasta que no aparezca el carro”.


Siempre me he preguntado de qué se reía Manolo al preguntar por su carro. 

2.- La segunda noticia es que los músicos callejeros de Madrid tendrán que pasar una prueba de “idoneidad”. Otro ejemplo de los cojones de los políticos. O dicho de otra forma, los músicos que no pasen el casting, no podrán tocar en la calle. Podríamos hacer lo mismo con ellos. No podrán ser alcaldes o presidentes de la Comunidad aquellos que no pasen el casting… Deberán ser guapos, hablar idiomas, saber hacer algo, preferiblemente estar preparados para el cargo, sin enchufes, nos deben asegurar que harán las cosas bien para todos, no sólo para los de su partido, que busque lo mejor para los madrileños (en el caso de Madrid), y lo más importante, y a ser posible que se presenten a ese casting que se llama elecciones. (Luego sale lo que sale, pero al menos alguien le habrá votado).Esto es lo que les diría a los del Ayuntamiento de Madrid (cortesía del crack Julio Canto).


Que conste que yo también prohibiría el reggaetón, el Heavy Metal, y el perreo, y otros muchos géneros musicales, pero no soy político, para mi desgracia y vuestro consuelo. En el segundo caso, se me ocurre que para el casting, podríamos aprovechar Telemadrid, que parece que está de capa caída. Un programa con músicos y cantantes… y un jurado, y lo presentaría Jesús Vázquez (ufff, calla que no va a poder ser Jesús Vázquez. Este chico es gay y aquí, en Madrid no le gustan a la señora alcaldesa)… Me comentan por el pinganillo que ya hay como mil programas de ese tipo (La Voz con Factor, El Triunfo de X, Operación sí que vales…). Eso sí, no pondría al señor Risto, que te he visto, de jurado, que se le pone muy mal carácter.


Pero no somos los peores, me refiero a España, en el tema de prohibiciones. Los americanos nos ganan en casi todo, y en este caso también son bastante hábiles… Aquí tenéis algunos ejemplos.



  • En Seattle, es ilegal llevar un arma oculta que mida 1,80 metros. Antes de prohibirlo, creo que deberían dar un premio al que sea capaz de ocultar un trabuco de tales dimensiones (sigo refiriéndome a las armas, por si habíais pensado otra cosa).
  • En Oklahoma (con ese nombre, puedes esperar cualquier cosa), va contra la ley abrir una botella de soda sin la supervisión de un ingeniero con título. Varias preguntas ante esta ley. ¿Hay ingenieros sin título? ¿Vale cualquier título de ingeniería? ¿Esta es una de las razones por las que no hay tanto paro en USA? ¿Los ingenieros llevan el título en la solapa como los sheriffs la estrella?  ¿A quién cojones se le ocurrió esta ley?
  • En Kirkland, Illinois se prohíbe a las abejas volar sobre el pueblo o por cualquiera de sus calles. La cuantía de la multa no se especifica, pero si ves alguna abeja descojonada, es de Kirkland, Illinois.
  • Una ordenanza de Carmel, Nueva York, prohíbe a los hombres llevar chaquetas y pantalones que no vayan a juego. Pensándolo fríamente creo que me gusta esta ley... y ya sabéis un sitio al que no se irá a vivir Marichalar. 

Puestos a legislar, aquí os dejo 5 ideas que podríamos aplicar a los políticos.
  • Los cargos públicos electos deberán demostrar al menos que saben hacer la O con un canuto. Se les realizará un examen mensual y en caso de no aprobarlo, tendrán que volver a la escuela (la privada, porque la pública ya se la habrán cargado). Si tampoco lo aprueban, se les aplicará un severo correctivo y acudirán al Hospital que decidamos los ciudadanos.

  • Está terminantemente prohibido que los políticos contraten a más de 10 familiares a dedo (¡Qué chispa! 10 a dedo). El salario de los familiares, se devengará del sueldo bruto del político (básicamente, que se lo pague de su bolsillo, o en su defecto, que se lo pague su puta madre).
  • Los cargos públicos deberán saber leer y escribir, al menos en un idioma (lo de pedirles dos, ya me parece de mal gusto)

  • El político que no cumpla con lo prometido en campaña, se le sancionará con una suspensión de empleo y sueldo por toda la legislatura… Mejor sólo de sueldo, de empleo no… Que trabaje como si no fuera político.
  • Todo político, independientemente de su cargo o condición, tendrá el derecho inalienable (que no sé qué significa, pero siempre lo ponen en toda declaración de derechos), de tener un coche oficial. El modelo lo elegirá el político en cuestión y su precio no podrá ser superior al salario mínimo interprofesional anual (ya veríamos como subían el sueldo a todo el mundo). El chófer, va aparte y deberá ser pagado por el propio político, o por la anteriormente mencionada, la madre del político. 

Se me ocurren muchas otras leyes para esta gente, pero vamos a dejarles que hagan algo…


PS: Ya sé que no todos los políticos son iguales… pero se parecen mucho. También quiero pedir perdón si hay entre los lectores alguna madre de político. ¡Lo siento! Bastante tienen con lo suyo. 

1 comentario:

  1. Javier, es díficil superarse pero lo has logrado... ¡Eres "terminantemente" maravilloso!
    Besotes,
    Isabel

    ResponderEliminar

¡Gracias por leer el blog y dejarme un comentario!