Ir al contenido principal

Momentos de televisión

Interrumpimos la publicidad para dar paso a unos momentos de televisión. Ya estoy harto de que siempre sea al revés. No quiero más cortes en mi serie favorita cuando está a punto de…, que Ben-Hur dure 5 días en Antena 3 o que no dejen a los hombres del tiempo hablar sobre sus tormentas y chubascos sin hacer una pausa para contarnos las ventajas de una cuenta de colores, o asegurar tu coche con determinada compañía.

Quiero hablar de mis momentos de la tele. Algunos son programas, otros son series, y otros nada más que recuerdos. Ni siquiera son los mejores, pero son los que yo recuerdo. Allá vamos.

Un dos Tres (1972) Puede que tus recuerdos sean con Mayra Gomez Kemp (no me meto en las fantasías sexuales de cada uno), Kiko Ledgard, o con el jovenzuelo que presentó  la última temporada. Pero seguro que también forma parte de vuestros momentos de la Tele. Somos novios y residentes en Madrid, Tres respuestas acertadas a…, ¿Cómo estaba la plaza? Campana y se acabó, Hemos venido a jugar… Cada uno tendréis vuestra frase, presentador/a o azafata preferida del programa de Chicho (no es el mismo que tocaba a las macizas de Tele 5, ¿o sí?)


Informe Semanal (1973) Y ahí sigue, de momento. Todos los sábados, durante 40 años ya. Dicen que es el segundo programa más veterano después del Telediario y de Jordi Hurtado (ya presentó las Campanadas de 1900). La verdad es que no tengo muy buenos recuerdos del programa, era lo único que había en la tele y a los 5 años no es que tuviera demasiado interés en el resumen de las noticias semanales.


El hombre y la Tierra (1974) Este sí que me gustaba. Oír a Félix hablar del lirón careto, el abejaruco, y el buitre Leonardo (curioso nombre para un pájaro). ¿Quién no ha imitado la voz de este hombre? Vale, a Jose María García y al amigo Félix, a la vez. 


El botellazo a Juanito y gol de Ruben Cano (1977). Hablando de José María García. En el vídeo sale con un abrigo naranja (haciendo honor a su apodo de Butanito). Yo lo recuerdo como el primer partido que vi en casa en la tele en color. Por cierto, gran gol de espinilla ante “Yugoeslavia”. 


Marco encuentra a su madre (1980) ¡Qué sinvivir! Un niño tan pequeño por ahí solo, cruzando Apeninos (que resulta que son montañas) y Andes… y todo con un mono. Además, teniendo en cuenta que este chavalín era un poco extraño. “No te vayas mamá, no te alejes de aquí, adiós mamá, pensaré mucho en ti” (a este chaval le convences en un pispás). Por cierto, ¿no se os hace demasiado sospechoso que Heidi y Marco fueran iguales?  Yo creo que era el mismo actor.  Que espabilaos los japoneses, lo que hacían para ahorrarse pasta en el casting… Pensarán que todos los occidentales somos iguales.


¡Quieto todo el mundo! (1981) El día nos lo sabemos casi todos y lo que estábamos haciendo (si es que estábamos) también. Yo volvía de clase y con lo único que me quedé es que al día siguiente no había que ir al cole. Luego, después de leer sobre el tema y ver mil programas, tampoco tengo muy claro qué pasó el día en que un torero pistola en mano asaltó el Parlamento. 



Chanquete ha muerto(1981) Realmente Chanquete murió en 1982, aunque la serie comenzó un año antes. Pensándolo mejor, Chanquete ha muerto muchísimas veces, con más repeticiones que un gol de Cristiano Ronaldo. Yo vi la serie la primer vez y ya en mi tierna infancia, no me convencía esa mezcla de adolescentes con ganas de pillar, una pintora, un señor mayor con un barco en medio de una huerta y dos críos que no se les entendía al hablar… Tú también has silbado la musiquilla de Verano Azul al montar en bici ¿verdad? (¡Moña!).


Porque esto es Thriileeer, thriler, night (1982)
Otro momentazo de la tele. Recuerdo cómo anunciaban en el telediario el último vídeo de Michael Jackson. ¡Qué pasada! ¡Qué bien hecho! Parece una peli. Lo que más miedo me daba es la ropa de Michael Jackson. Acojona a cualquiera, casi tanto como Naranjito, la mascota del Mundial 82


Goool de Señoorrr (1983) Otro momento fútbol. Diciembre 1983. España tenía que marcar 11 goles frente a Malta (selección potente donde las haya) para clasificarnos en la Eurocopa de Francia 1984 y dejar fuera a Holanda. Ni uno, ni dos, ni tres, marcamos 12 goles. Todavía recuerdo como estábamos mi padre y yo viendo el fútbol. Luego vino mi hermana, después mi abuela, y por último mi madre: “¿Quiénes son los de rojo que marcan tantos goles?” (siempre le gustó mucho el fútbol). 

Falcon Crest (1985) ¡Qué malos eran Angela y Richard Channing!  ¿Y el cabrón de Chu-Li? (no, no era el Panda del zoo de Madrid). Los Gioberti eran la familia Piruleta. ¡Qué blandos! ¿Qué me dices de pecho lobo Lorenzo Lamas? Eso sí que eran sobremesas, viendo a los malos haciendo maldades y a los buenos… bondades.


Mi vida eres tuuuuu (1988) Os lo dije, no todos son momentos buenos.  ¿Os acordáis de Cristal? “Qué bella que te ves”. Yo sólo recuerdo la bella melodía… y ya es bastante. El cerebro es muy sabio y hace que olvides los momentos poco agradables.


Hablemos del “mileranismo” (1989) No puedo evitarlo, es volver a oír la palabra milenarismo y sonreír (es que no soy mucho de descojonarme). Nunca sabremos si llegó el “mineralismo”, qué era aquello y si se le pasó la cogorza al señor Arrabal.


Médico de Familia (1995) Ya voy recogiendo a jovenzuelos. Probablemente algunos todavía no hayáis llegado a ver a la familia más chupiguay de la historia de la televisión. Estos sí que eran el monumento a la gominola. Eso sí, Emilio Aragón es un crack. Payaso, músico, presentador y ahora médico. Y tenía una familia de guardia y se casó con Belén Rueda, pero todo era un sueño de Imanol Arias… Creo que me estoy liando de series…


Cruza la pasarela (2001)
Aquí muchos os vais a hacer los dignos. ¿Yooo? No sé ni quién es Rosa, ni Bisbal, ni Bustamante. Yo sólo escucho música renacentista del siglo X V Palito. El palito ya te lo daré luego. Con ustedes Rose of Spain singing Europe is living a “selebreision”.


Pacho Marhuenda (DR) Da igual la cadena que pongas, que sale un señor que en el cole lo tuvo que pasar muy mal de las collejas que la daban. Siempre está defendiendo a Mariano y es muy simpático… Los demás se ríen de él, pero no sé por qué. Es el que se llevaba el balón cuando no le centraban jugando al fútbol y se llevaba el scatergories si no le daban la respuesta por buena.
PS: DR significa durante Rajoy.


Y estos han sido mis momentos de la tele. Ya sé, hay  muchos más y vosotros hubierais puesto otros, pero es que hay que elegir y en tantos años ha habido muchos y muy buenos. Podría haber incluido a Uri Geller con José María Iñigo, a Boris enseñando la chorra, La Juventud Baila, ¡A jugar! con Joaquín Prat y hablar de  series como 7 vidas, Los hombres de “Harrison” (en mi barrio se llamaban así)… O haber escrito también de Los Payasos de la Tele, Estudio Estadio, las pelis porno del Plus cuando estaban codificadas (yo nunca las vi, pero me lo contaron). 

En la imagen se puede ver a una maciza desnuda… si te pones haciendo el pino con un peine en la mano izquierda. ¿No ves el culo?  ¿Y ahora una teta? ¿No lo ves? Claro, te has quedado ciego de tanto tocarte. Mira que te avisaron de pequeño...  



Comentarios

  1. Momentos de televisión aunque no sea más que para recordar, sí señor...
    Como tú, yo nunca comprendí cómo Marco podía cruzar de Los Apeninos a los Andes sin pasaporte ni visados pero los inventores de historias son (¿somos?) así de chulos...
    Besotes,
    Isabel

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por leer el blog y dejarme un comentario!

Entradas populares de este blog

Sí sí sí, el bombo ya está aquí

¡Albricias! Celebremos con regocijo (quienquiera que sea regocijo) la buena nueva. ¡Manolo podrá tocar su instrumento de nuevo!  

Para los despistados. Hablamos del bombo de Manolo, un señor que es famoso por tener un bombo. Como Bartolo con la flauta, pero en versión bombo. Ya, ya sé que llego un poco tarde a la noticia, pero es que hay cosas que necesitan tiempo para digerir, y reconocer su importancia. Y es que era un clamor. La gente preocupada, no se hablaba de otra cosa, un sinvivir, noches sin dormir (una, pero sin dormir… bueno, en realidad sí que dormí, pero no muy bien… El calor no ayudaba)

¿Por qué es tan importante que Manolo tenga su bombo? ¿De verdad os lo tengo que explicar? Está bien, allá vamos.


Yo os maldigo, jodíos móviles

No sé si os acordáis de Charlton Heston en El Planeta de los Simios en la escena final, más cabreao que una mona y “maldijiendo” a todos. Pues yo igual, maldigo a los móviles, que tienen la culpa de todo lo que sucede. Antes no había teléfonos inteligentes, ni siquiera un poco listos, y no pasaba lo que está pasando ahora. Si no, cómo os explicáis, que haya llegado Trump a ser Presidente. Pues por los móviles.

Y no sólo lo digo yo. También lo dicen los programas de la tele, y los de la radio y en los artículos de revistas y periódicos (por si no lo recuerdas, son esas cosas que venden en las tiendas con hojas… las lechugas, no, lo otro).

Pues eso, que lo dice todo el mundo. Todo el día nada más que “de mirar” el móvil y no hacemos otras cosas, no como antes que hacíamos…. por ejemplo… Dejadme pensar y ahora vengo.

¿Si pruebo con poesía aunque sea sólo un día?

En el blog he escrito sobre muchos temas. 6 años dan para muchas chorradas.  Cosas que me ocurren, otras que me podrían haber ocurrido, alguna que otra invención, noticias, entrevistas de actualidad, temas candentes (que vete tú a saber qué significa candente… Es algo sobre cómo cocinar los espaguetis para que queden perfectos ¿No?).

Pero nunca he escrito poesía. Jamás. Never, ever. Ni en el blog, ni en un cuaderno, ni ná de ná. Ni siquiera en el cole cuando me gustaba una niña (que se llamara Carlota, no ayudaba en las rimas), o en las puertas de los baños cuando era adolescente, que es cuando se escriben poesías con sentimiento.

Alguna vez tenía que ser la primera. Así que vamos a intentarlo, pero eso sí, no pidáis virguerías… No esperéis sonetos, romances, o versos enciclopédicos (o como quiera que se llamen los versos)… Eso sí, también prometo que no voy a tirar de rimas fáciles, usando el número 5 o con agua Bezoya y partes del cuerpo masculinas.

Dejadme que utilice algunas licenc…

Las cosas de la edad

Hace unos años un grupo llamado Modestia Aparte, también conocido como “molestia, aparta”, “cantaba” una canción llamada Cosas de la Edad. Digo “cantaba” y en el vídeo vais a entender por qué. No os perdáis la actitud del público y la voz melodiosa del “cantante”.
El caso es que las “personas humanas” nunca estamos contentos con lo que tenemos. Y entre las cosas que tenemos está lo de la edad y sus cosas. Si tenemos mucha edad queremos tener menos. Cuando tenemos pocos años, queremos tener más. Llega un momento en el que no queremos cumplir más, que incluso nos quitamos años. Un lío, ¿no? A ver si os explico bien lo de las edades del hombre, la mujer, la temporada otoño-invierno… Vamos allá. Tres meses, dos semanas, un día y un desayuno En el principio no hay años. La edad se cuenta en días, luego pasamos a semanas, meses… Que parecen condenas de la cárcel. Hay tiernos infantes que tienen 124 semanas y como no seas experto en matemáticas, no sabes si sigue en la cuna o está a punto de cas…

¿Has visto las noticias? ¿Las de dónde?

Según el mundo en el que vivas puede que las noticias más importantes sean que Cristiano Ronaldo se ha “enfurruñao” con sus compañeros. O que Isabel Pantoja sale de la cárcel. Que a Paquirrín, Pantojín Jr,  habría que meterle en la cárcel por la música que hace, y que la próxima semana seguiremos hablando del gobierno.


Pero en otros mundos, que también los hay, no saben si Paquirrín es el próximo Presidente. Si les dicen que Cristiano Ronaldo está en la cárcel, no sabrán de quién le hablamos y no les extrañaría que Pantoja fuera la máxima goleadora de la liga de fútbol, o participará en las próximas Olimpiadas o si se ha “enfurruñao”.

Las noticias que, como ahora se dice, hacen arder las redes, puede que no merezcan ni una línea en “The Country” (El País en Estados Unidos) o un comentario en “The Reason” (La Razón de UK)y ni siquiera dirán nada en “Antenna Three” de Australia. Mejor te cuento algunos ejemplos