martes, 5 de junio de 2012

Y tú ¿De qué te ríes?


Dicho así, parece más una amenaza que una pregunta.  Los malotes cuando tenían ganas de liarla, no tenían más que decir esta frase para buscar una excusa para empezar la pelea.  No había una fórmula perfecta para evitar que te dieran un viaje, pero lo mejor era decir. “¿Yoooo? (con la O más larga que pudieras), de nada”.  Y si había suerte, te librabas.

Ya estamos como siempre, me lío y no voy a lo que iba.  La pregunta es literal.  No todos nos reímos de lo mismo, y a veces lo que te ha hecho mucha gracia, en situaciones o condiciones distintas, ya no te hace ni puta gracia. Seguramente el señor que se peina con petardos, el tal Punset, tiene una teoría mucho más elaborada que la mía, pero cada uno se ríe de lo que le da la gana y en ocasiones, ni siquiera puedes decidir cuándo te ríes, simplemente, te descojonas (y no me refiero a cuando tomas “droga porro” u otras sustancias relacionadas con la “drogaina”).

Como decía Rosendo hay muchas Maneras de Reír (¿o no era así la canción?) y con esto no me refiero a la forma de reír de cada uno. Hay risas que preferirías no haber oído nunca, o que le provoque al susodicho/a una asfixia reversible (para los que no habéis estudiado medicina quiero decir que el “reidor” no se ahogue del todo, pero que se lleve un buen susto).  

No soy de reírme a carcajadas. Seguro que es por timidez, pero las pocas veces que me ha pasado, no me acuerdo el porqué.  Sería por cualquier tontería.  Me encanta el humor inglés, siempre me ha parecido el más inteligente, pero seguramente todo el mundo piensa que lo que le hace gracia es porque es humor inteligente (abstenerse seguidores de Jose Luis Moreno).    Casi cualquier cosa de los Monty Phyton me encanta.  Me moría de risa con Tip, pero Coll me parecía que tenía menos gracia que la peluquera de la Duquesa de Alba. Gila siempre contaba lo mismo pero aún sigo riéndome cuando le veo en la tele como con Faemino y Cansado y alguna que otra serie de humor como The IT Crowd, Frasier...

¿Os acordáis como esperábamos a que llegara Navidad y poder ver el programa de Martes y Trece? Todo el mundo repetía las caras de soplapollas de Millán, las empanadillas, y demás estupideces.  Ahora lo ves con cariño, pero no es lo mismo. Lo mismo me pasa con Chiquito (pero me cansé la segunda vez que le vi), Mr. Bean, Torrente (a la tercera teta y cuarta espinilla reventada, ya me da un poco de “cosica”).

No podría decir de qué me río.  Depende del momento, pero muy pocas veces me hacen gracias las caídas, las inocentadas, la broma al débil, al gordito, al cuatro ojos, al distinto. Tampoco me hace demasiada gracia cuando nos reímos (digo nos, porque a veces también he caído) del que sabe menos que nosotros.  Todos aquellos que se ríen de Belén Esteban cuando le da una patada al diccionario.  ¿Quién es el tonto? ¿Ella que sin saber hacer la O con un canuto se está forrando, o los que la critican? (no pongáis sus programas y ya veréis como deja de salir). Seguro que ella piensa: “Ande yo caliente, me descojono de la gente”.

Sí que me he reído mucho con mis sobrinos y con los pequeños en general.  Me encanta esa inocencia.  A veces, sin que ellos lo sepan, están diciendo lo más gracioso del mundo.   Mi sobrino cuando su abuela (un beso, suegra :-)) le estaba enseñando a rezar lo de los 4 angelitos tiene mi cama e iba por “Cuatro angelitos que me la guardan…”, se quedó pensando y por improvisar dijo: Uno… y el crío no se le ocurrió otra cosa que responder dijo el “uno el crusaito, dos el “brikindans”.  El hijo de unos amigos (5 años.. el niño, no los amigos), una vez que nos quedamos solos y su madre y mi novia se habían ido de compras, me preguntó, “¿Dónde están nuestras madres?”.

Antes de que os empecéis a preguntar de qué os reís, os dejo un vídeo de una escena de una serie británica muy viejuna que siempre me ha hecho muchísima gracia. Seguro que conocéis a dos de los actores. Está en inglés, pero si no os reís, es porque no tenéis sentido del humor J


9 comentarios:

  1. Me reafirmo en que mejoramos con la edad! Esos actores...
    Sigue así, me encanta leer tus entradas.. son la esencia de ti y alguna pincelada familiar. Bss.

    ResponderEliminar
  2. Jodó prima, así da gusto escribir. Siempre cosas buenas ;) Bs

    ResponderEliminar
  3. Esto promete Javi, tu amigo sigue haciendo de las suyas, se nos ha enamorado con cinco añicos!!! Te seguimos, un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Pobre! Sólo falta que se haga del Atleti para sufrir del todo. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Hola!!
    Yo me río de todo, unas veces porque me hace gracia lo que veo y leo y otras por ver a los demás reír. Por ejemplo mi compañero sentimental, se ríe de cosas super absurdas, de las que yo nunca me reiría a solas pero lo veo reír y me parto de ver a un ser inteligente reírse de semejantes chorradas.
    Otro buen ejemplo es el de este vídeo, no he entendido nada pero como ponen las caras y las risas de fondo pues me he reído.
    Espero haber pasado el examen de sentido del humor!
    xx

    ResponderEliminar
  6. Silvia: Has visto que me acuerdo mucho de mi amigo JL Jr? Lo de ¿Dónde están nuestras madres? ha sido de lo mejor que he oído nunca. Tu riete que eso libera cachondina (seguro que existe) :-)

    ResponderEliminar
  7. le salió del alma, esas son las mejores! todavía tenemos inocencia para rato!!

    :-B

    ResponderEliminar
  8. Verás Javi, hoy he llegado hasta tu blog por una puñetera casualidad (que ya manda narices, que tengas un blog y no me lo hayas contado). Te cuento, me acabo de dar de alta en twitter y no tengo NPI de como se maneja.
    Creo que acabo de enviar un mensaje "chungo" a medio planeta, y llevo 20 minutos intentando eliminarlo. (Fijo que al final le llegará únicamente a Sergio Ramos). Laura está en el pueblo y hasta que no venga y me diga como coño lo anulo, pues sigo sufriendo y pensando que igual la lío parda (como la del escape químico aquel).
    Como te decía, ha sido pura casualidad. Debemos tener un colega en común (Enrique Arias) y leyendo sus twitt (¿se dice asín?) he visto que en uno de ellos estaba de acuerdo contigo, en una frase ñoña que habías escrito. Y como sabes que de coco ando bastante bien, me he dicho: @javiermerchán, debe ser "El Perilla"
    (para los que le conozcan de 8 años para acá, no viene de pera).
    Y mira por donde he llegado hasta aquí. Y mira por donde he leído este post. Y mira por donde me ha dado por recordar que nos hemos descojonado juntos más de .... ¿100 veces?, pero descojonado, DESCOJONADO. No unas risitas de mierda.
    Y si no tienes muy claro cuándo, dónde, cómo y por qué te has descojonado, te hago un breve resumen, que a buen seguro recordarás: (y de paso puedes hacer un segundo post rectificando éste):
    - Nicolás y Nicomedes, 18 en línea, el olfato del Chewin cuando había tema, los pendientes Calamar, prueba superada por Peter Duvowsky, Atontorretegui, Tíiiiisico, camiseta del Guerrero Tigre, las cartas to Burlington Hotel, La Liga Ropper (qué grande) etc, etc, y déjate de vídeos de guiris.
    Por cierto yo también tengo un blog. Te paso un mail para que le eches un vistazo. No escribo tan bien como el lisensiado Merchán, pero me lo paso pipa.
    Un abrazo amiguete.

    ResponderEliminar
  9. Ya he visto tu blog. Saco dos conclusiones, te gusta andar por la sierra y tu niño tiene problemas con la próstata. Debe ser cosa de familia lo de llevar la chorra fuera a todas horas ;).

    Lo de perilla ya sólo queda para los viejos del lugar, hace ya casi 15 años que no me dejo los cuatro pelos, que ahora serían ya blancos.

    En cuanto a la descojonación ha habido muuuuuchos momentos, nos hemos reído mucho y hay cosas que es mejor que no salgan a la luz.

    Un abrazo, amigo!!

    ResponderEliminar

¡Gracias por leer el blog y dejarme un comentario!