El bombero no tiene ni idea

Cuando alguien tiene una ocurrencia poco ocurrente se suele utilizar la expresión “tienes ideas de bombero” e incluso para enfatizar más lo absurdo del asunto se llega a decir “tienes ideas de bombero jubilado/retirado”.
Recordaréis el incendio de Notre Dame y probablemente también que uno de los cuñados más internacionales, Donald Trump, publicaba en Twitter que a lo mejor utilizando tanques de agua se podría apagar el incendio.
Seguro que sí, pero por si acaso no sabéis inglés, os traduzco su tweet. “Estaba en la casa blanca tocándome los eggs tan ricamente y he visto el incendio en la Fox, el único canal sin Fake News. Igual si utilizan aviones cisterna se podría apagar. No me hagáis ir para allá y poner orden”. Es una traducción libre, pero viene a decir básicamente a los bomberos gabachos: “anda, quita, que ya lo hago yo, de un soplido lo apagaba yo. Inútiles estos franceses. Allá voy”.
Lo de apagar un fuego con aviones cisterna o incluso con agua del rio no se les había ocurrido a los bomberos franceses. Y es que los franceses son muy suyos, y con sus cosas aún más. Que los pompiers (no me digáis que no es un nombre simpático para un bombero) tenían ahí todo un pedazo de río lleno de agua como el Sena, para apagar le Feu que es lo que viene siendo el fuego en francés. No confundir con foie, que suena parecido pero no es lo mismo.
Yo me imagino a este hombre, a Trump me refiero, o algún primo suyo ahí desde casa con su teléfono inteligente, el teléfono, diciendo a otros colectivos cómo hacer las cosas. He aquí unos ejemplos.
¡Así no se tira el “penarti”!
Lo curioso es que siempre lo dicen cuando se ha fallado. No te dicen antes cómo hay que tirarlo, sino cómo no se tira. Esto vale para las faltas, los “corneles”, los tiros libres de baloncesto, los saques de tenis…. Tú que no sabes ni coger una raqueta, le estás diciendo a Nadal, después de colocarse los calcetines, meterse la melena (cada vez menos melena) detrás de las orejas y sacarse los gayumbos de…. Bueno, no sigo. A un señor que ha ganado más títulos que la Duquesa de Alba, le dices que no sabe jugar al tenis.
Yo habría o “habriese”
Todos tenemos un título, o dos, de entrenador. De lo que sea. De fútbol, de gimnasia rítmica, petanca, rugby con hombreras/fútbol americano… Y sabemos qué jugador sería mejor para ese partido. O quién tendría que haber salido en el descanso…. Todo después de que ha terminado. ¡Eso se dice antes! Tú llamas a “Cinexin” Zidane o a “Luis Enrique Deja que te Explique” antes del partido y le cuentas tu táctica, quién tiene que jugar , cómo defender, los cambios… Y así seguro, que gana el partido. Y seguro que está encantado de que le ayudes.
¡Álbitro!
Lo de impartir justicia también se nos da muy bien. No necesitamos ni VAR, ni ver la repetición, ni siquiera sabernos las reglas. Y esto vale para todo. Muy objetivos no solemos ser, pero qué me da cuando se trata de impartir justicia. ¡Y no hay más que hablar!
Cocinando me doy una maña…
En la cocina también hay espacio para opinar. Tortillas con cebolla, sin cebolla, con huevos, sin patatas, arroz con cosas… Para hacer una buena paella primero se pintan los granos de arroz de amarillo. Uno a uno y luego ya le echas el chorizo, judías pintas (estas no hace falta que las colorees, ya vienen de serie con su color), y aceite. Y si quieres tener más opiniones publícalo en las redes sociales… si tienes huevos.
La coma no va “ahy”
¿No os parece que cada vez escribimos peor? No me refiero a que tengamos peor letra que un médico con prisas, sino a que se ven más faltas que en un partido de baloncesto. Y claro, siempre hay alguien que está dispuesto a “hechar” una mano. “¡Cervantes! Que se te ha colado una coma ahí.   Y “haber” si te fijas, que “güeco” se escribe con g y sin h… y ¡La u lleva los puntos sunspensorios encima!
No sabéis comprar
A estos señores no hay quién les gane comprando. Siempre encuentran lo mejor y más barato, más bonito, más grande. Y si a ti te han regalado algo, él encima lo habría conseguido por mejor precio. O le hubieran dado dinero. Si estás pensando en comprarte el iPhone que aún no se ha fabricado, él ya lo tiene.
Porque no tengo carné de conducir que si no….
Da igual que no tenga licencia de conducir, serían capaces de darte lecciones sobre cómo aparcar, cómo evitar multas, decirte cómo gastar menos combustible y decirle a Carlos Sáinz, al padre y al hijo, cómo ganar la próxima carrera. Él, por poner un ejemplo, hubiera sabido cómo arrancarlo.
Ya le educo yo
Son expertos en educar a los hijos de los demás. Que tu niño está llorando, él sabría cómo conseguir que el niño pare. Y no sólo eso, te da unas lecciones para que el niño deje de llorar, se haga él solo el biberón, consiga cambiarse los pañales y no tener que hacerle caso hasta que llegue a la universidad. Que les tenéis muy mimaos. ¡Hombre ya!
Óscar a la mejor película
De cine y series no hay nadie que sepa más que él. Bueno, sí, casi todo el mundo sabe más que él, pero da igual, te va a recomendar la mejor serie de todos los tiempos. Ríete tú de Coppola, Scorsese o cualquier director italiano de esos (él cree que son italianos, pero no intentes convencerle). Y no te creas que va a hablarte de una serie comercial, no. Esas están sobrevaloradas. Es posible que la serie no exista, pero él ya la ha visto.
La próxima semana hablaremos con algunas de las grandes ideas que se les ocurre. Avisados quedáis.

Comentarios

  1. ¿Ya de vuelta de vacaciones? ¡Pues no veas lo que te has perdido por no estar "a pie de urna"!...
    ¡Ya lo leerás, ya...!
    ibb

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por leer el blog y dejarme un comentario!

Entradas populares de este blog

Sí sí sí, el bombo ya está aquí

Yo os maldigo, jodíos móviles

¿Has visto las noticias? ¿Las de dónde?