Vuelta al cole o el retorno del blog

Ya amenacé con la vuelta del blog. En septiembre, como el cole, la liga, los boomeranes (¿o se dice boomeranges?). El caso es que vuelven también. Lo que no estoy seguro si “bumerán” las oscuras golondrinas, pero eso ya se sale de mi jurisdicción.
Dejando de lado a las oscuras golondrinas y la discusión de si volverán o no, hoy os quiero hablar de cosas que vuelven. Puede ser que no se habían ido del todo, que ahora las llamemos de otra manera,  o se han vuelto a poner de moda, el caso es que aquí están de vuelta.

El blog
Hablar del blog dentro del blog. ¡Qué original! Podría ser peor. Podría llamaros por teléfono uno a uno para contaros que hay un post nuevo, o publicarlo en los anuncios por palabras de los periódicos (si es que aún hay anuncios por palabras… o periódicos), o poner un anuncio en la tele, en Antena 3, que dicen que no hay casi. El caso es que me sale más económico comentarlo por aquí. No os doy la turra por teléfono y no os hago ver Antena 3 o comprar un periódico.

El fútbol
Alguno se preguntará ¿Cómo que vuelve el fútbol? ¿Se había ido? No nos ha dado tiempo de recuperarnos del mundial, cuando ya están las copas del verano, Trinaranjus de Naranja Cup, Mirinda’s League, International Galerías Preciados Tournament… Porque eso sí, tienen que tener el nombre en inglés. Y la liga ya ha empezado. ¿No estáis contentos?

El breading
Hablando de cosas que tienen nombre en inglés. ¿Sabíais que mojar pan en café ahora lo llaman breading? Lo que hacía tu abuela o tu bisabuelo toda la vida, se llama breading. La traducción sería algo así como “paneando”. Ya nos vamos de shopping en vez de ir de compring. En breve cuando salgamos a tomar una cerveza en una terraza, lo llamaremos terracing (terracing de Santander si estás en la capital de Cantabria). De hecho los guiris ya se van de balconing. Yo me sigo quedando con mojar pan en el café… aunque espero que también se ponga de moda dar “hostioning con la mano abierting” a los que sigan poniendo nombres en inglés… Pero sin “violencing”, please. 

Pantalones raros
¿No hay nadie que se compre pantalones de su talla? ¿Salen más baratos? Y es que se ven a los jóvenes y jóvenas más ajustados que las tuercas de un submarino. O cortos, muy cortos. ¿Y qué es eso de llevar calcetines como las medias que utilizaba las abuelas antes? Que sólo te cubre el juanete y los dedos. Al final terminaréis por llevar pantalones de campana, dejándoos bigote y patillas y escuchando a Boney M.

Las riñoneras
Hablando de los 80. Se han vuelto a poner de moda las riñoneras. Que si eras yonki, venían muy bien para guardar tus cosas de yonki, o si aparcas coches y te quieres guardar las propinas (todo mi respeto a los yonkis que se guardan propinas y aparcacoches que se drogan, aquí no discrinamos a nadie). Nunca me convenció el nombre, no lo veo muy comercial. Que sí, que te lo abrochas a la altura de los riñones, pero te queda a la altura de la tripa (o de los abdominales para los que tengan esa enfermedad en la que te salen bultos en la tripa). Igual es que tripera o “cojonera” si te queda a una altura más baja, tampoco es un buen nombre.

Los cascos enormes
Llegó un momento en que nos pegábamos por ver quién lo tenía todo más pequeño. Bueno, todo, todo no. Los móviles y demás dispositivos tecnológicos. Los cascos también. Pero ahora están de moda el modelo Dama de Elche, que te los pones y parece que vas a entrar en directo en Radio Madrid, estás cortando césped o vas a dar paso al siguiente avión en el aeropuerto Madrid Barajas Adolfo Suárez Izquierda Izquierda Derecha, Derecha, Adelante Atrás Un Dos Tres.
Las noticias serias
Ya es momento de volver a la rutina y leer noticias serias en los periódicos y dejar de escuchar en la tele que hay que beber agua en verano y no salir por Sevilla a las 3 de la tarde (los guiris no ven los telediarios por lo visto). O que señoras inglesas se quejan de que hay mucho español en Benidorm…. Igual tiene razón y es verdad. La verdad es que la última vez que fui en verano, había mucha gente, pero no les iba preguntando de dónde eran, pero al no tirarse por balcones, a lo mejor eran españoles…

Fotos normales
Los feisbuks e instagrames de la gente volverán a tener fotos de gente vestida, que no se saca fotos dando brincos o sacan los pies.
¿Por qué os hacéis fotos de los piés? ¿Por qué? Por eso se inventaron los zapatos, para tapar los pies. ¿Para andar más cómodos?. ¡No! Se va más cómodo descalzo. ¡Es para que no se vean!. Los pies son feos, todos. Ni con las uñas pintadas mejoran. ¡No más “pieses”!

Los cursos de inglés
¿Has salido al extranjero y al pedir dos cervezas por favor en inglés te han traído un vaso de agua  y un sándwich mixto? ¿Sólo has entendido please y thank you de las dos horas de visita guiada por Londres? Llega septiembre y prometes que vas a volver a retomar las clases de inglés… Y lo dejarás para diciembre, y ya si eso el año que viene.
Coleccionar coleccionables
En Septiembre vuelven esas colecciones que todavía hay gente que coleccionan. Barcos, que te cuestan más por piezas que si compraras un barco en Montecarlo, abanicos del mundo, sevillanas para colocar encima de la tele, los mejores dedales para los dedos de los pies… Todo muy útil.
El caso es que estoy de vuelta. Ya veremos si al final, me tengo que dar la vuelta otra vez porque no leéis el blog.

Comentarios

  1. Bienvenido al mundo.... De los blog y sus seguidores, que somos muchos. Me alegro y éste es muy instructivo.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Que sí que te leemos...!! ¡¡Es que, a veces, los ordenadores se rompen y tienen que ir al hospital a que les pongan una tirita...!!
    Bienvuelto...
    ibb

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por leer el blog y dejarme un comentario!

Entradas populares de este blog

Sí sí sí, el bombo ya está aquí

Yo os maldigo, jodíos móviles

¿Has visto las noticias? ¿Las de dónde?