Ir al contenido principal

Mis palabras favoritas. Capítulo I, de la A a la M.

¿Tú no tienes palabras favoritas? Yo sí. Muchas. Y no todas me gustan por la misma razón. Unas me hacen gracia (aunque puede que no sean graciosas para nadie más), otras por su sonoridad, porque son onomatopéyicas (ejemplo de palabra bonita), porque se han pasado de moda o las utiliza todo el mundo. Ya se sabe que sobre gustos no hay nada escrito…  o sí. Siempre al límite, voy a escribir sobre gustos, sobre los míos.



Tengo que especificar que sólo voy a utilizar palabras en castellano. Hay palabras en otros idiomas que me gustan también… aunque no sepa que significan, ni cómo se pronuncian. Tengo que confesar que hay algunas palabras españolas que he escogido que tampoco sé muy bien lo que significan, ni su etimología, ni su taxidermia… del griego taxi (vehículo con conductor que habla por los codos) y dermia (tener un poco de fresquito… si te pasas de frío se llama hipodermia y mejor que te abrigues).


Prometo no abrumaros con muchas palabras, y además os lo divido en cómodos plazos. Y sólo una por cada letra del alfabeto. Y también voy a usar la ch, que aunque ya no sea una letra, siempre me ha hecho mucha gracia. Tú pon una frase con cosas dichas con la ch y ya es gracioso. Y además así son pares y me salen 14 (como en las quinielas de antes).



Alabardero

Mira que suena bien esta palabra, como casi todas las que empiezan por al, almohada, albaricoque, alabín y alabán. Y casi todas vienen del árabe. Del idioma, no de un señor en concreto. Lo mejor de esta palabra es la definición: Soldado armado de alabarda. Que dicho así parece que es algo de comer, una verdura o una legumbre o esas mierdas que te hacen comer de pequeño. Pues resulta que es un arma… Cosas de los alabarderos. Uno se hizo muy famoso por tener una taberna y todo.



Birlibirloque

Aunque lo parezca, no es el nombre de un jugador de fútbol de Costa de Marfil o de Costa Rica, o de La Costa del Sol. Tampoco es el nombre de un  dúo cómico. Los sacapuntas, Martes y Trece y los Birlibirloques. De todas maneras no me podéis negar que es una palabra bonita tirando a preciosa. Y casi siempre lleva unida la palabra arte. (Y por arte de birlibirloque). Es como abracadabra, pero totalmente diferente.


Cucurucho

Una palabra con 3 ues o uses o us. Ya sólo por eso se merece estar en el ranking de palabras bonitas. También está tururú pero aunque también es sonora, no me gusta tanto. Cosas mías. Y es que cucurucho ya te dice lo que significa. Viene de cucu, cosa que se enrolla y rucho en forma de cono. Y si no os lo creéis, lo miráis en Google y ya veréis que me lo he inventado.



Churrigueresco

Ya os dije que cualquier palabra con la ch tiene encanto. Chachachá (del tren), chocolate (con churros) cachivache (agujero pequeño en la carretera, que no llega a ser bache… ¡Sorry!), pero me quedo con churrigueresco. Tiene mucho arte esta palabra.


Díscolo

No me digas que no suena bien. Que tú dices que el hijo de tu vecina es un cabrón y no te da buena espina. Sin embargo, le llamas díscolo y ya es otra cosa. Díscola no está mal, pero suena a caramelos para la garganta. No es que yo sea sexista ni nada, pero no es igual. Y como díscolos famosos, el de Mirón, que nos lo hacían estudiar en el instituto y todo.


Estupefacto

Con esta palabra tengo dudas. Sé que mucha gente dice: Me he quedado estupefacto. No tengo muy claro si es que se ha quedado sin palabras, si no sabe qué hacer, si tiene frío o calor. Para mí que es algo relacionado con el café. Hay una marca o algo de café estupefacto ¿no?


Frondoso

Es una pena que las personas no puedan ser frondosas porque me encantaría que me dijeran. ¡Hoy te veo fenomenal, estás muy frondoso! Pero sólo sirve para los árboles, para los bosques… ¡Qué vida tan injusta!

Gramínea

Seguimos con el mundo vegetal, pero ahora es un tema de familia. Me explico. Las gramíneas son una familia de plantas herbáceas (que también es una palabra muy rebonita). Aunque a mí me suena siempre a personas de otro planeta o una tribu de alguna isla recóndita (que tampoco es una palabra baladí… ¡Otra más!). Si ya juntamos gramíneas y leguminosas parece el título de una película de terror. Gramineas vs Leguminosas… Aunque pensándolo bien también parece un insulto. ¡Tu madre es una gramínea!  ¡Pues la tuya una leguminosa!


Hospedería

No lo puedo evitar. Es oír hospedería y siempre pensar la misma estupidez. “Hospedería un favor, pero mejor no lo hago”. Lo siento, tenía que compartirlo. Y no sólo me gusta porque se puede hacer la estupidez con ella. Es que suena a palabra antigua, de las que hay que proteger.


Ignominia

¿Sabéis esos nombres que se ponían a la gente en los pueblos? Si el niño o niña nacía en el día de un santo con nombre chungo, estaba jodido para toda la vida. Hoy es Santa Ignominia, ya tenemos nombre para la niña. ¿Y quién casaba a esa criatura? ¿Quién iba a querer a una persona que se llame así?  Y eso amigos, es una ignominia.


Jacaranda

No me había dado cuenta la cantidad de palabras bonitas relacionadas con el mundo vegetal. Y mira que jacaranda no suena a árbol ni arbusto, ni nada que empiece con arb… Me gusta porque me suena a pasarlo bien, a disfrutar, a estar con gente bailando y riendo… ¡Menuda jacaranda el sábado! Pero no, es un árbol… De todas maneras, la palabra sigue siendo bonita… y el árbol también.


Kilowatio

Reconozco que no es fácil encontrar una palabra bonita que empiece con K. Ni siquiera una palabra bonita que contenga la letra K. Ya os saco de dudas, os dejo algunos ejemplos: bikini, valkiria, vikingo, kiosko… Pero me quedo con kilowatio, porque además de que tiene la w, tiene 1000 vatios. Y es que los vatios me encantan, sobre todo el vatio de mi casa, que es particular (me perdonarán la gilipollez… Y no intentéis buscar la lógica a la canción, el señor compositor había fumado alguna sustancia droga porro o algo).


Lepidóptero

¿Habéis montado alguna vez en lepidóptero? Yo nunca. No me digáis que es lo primero que se os viene a la cabeza al oír esta palabra. Pues resulta que son mariposas, que también es una palabra preciosa.. , pero no te puedes montar encima. Sí que puedes, pero no les va a hacer mucha gracia. Algo malo tenía que tener los lepidópteros, y es que a veces, son unos capullos.


Mancuerna

Habrá gente que no le guste nada esta palabra. Les recordará a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. O al gimnasio y sudar levantando pesas. Pero es que hasta el significado es bonito… Atentos



Ya está bien de palabrería. Vamos a ir terminando. En el próximo capítulo hablaremos de otras palabras tan o más bonitas. A esperar a la semana que viene y ya decidís cuál es la palabra que más os gusta. 

Comentarios

  1. Mire que es Vd. pasmoso, abigarrado,dicharachero,levantisco, exuberante y jacarandoso! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me siento agradecido, complacido, dichoso y gratificado ;)) ¡Gracias!

      Eliminar
  2. Yo nunca me he parado a pensar si tengo o no palabras parecidas, pero tras leer tu entrada «cucurucho» es una que me tatuaría.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cosas más raras se han visto ;). ¡Gracias por leer el post!

      Eliminar
  3. Me encantó Javier. Escogiste una de las (también) mías: ¡jacaranda!
    Gracias y besotes,
    Isabel

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por leer el blog y dejarme un comentario!

Entradas populares de este blog

Yo os maldigo, jodíos móviles

No sé si os acordáis de Charlton Heston en El Planeta de los Simios en la escena final, más cabreao que una mona y “maldijiendo” a todos. Pues yo igual, maldigo a los móviles, que tienen la culpa de todo lo que sucede. Antes no había teléfonos inteligentes, ni siquiera un poco listos, y no pasaba lo que está pasando ahora. Si no, cómo os explicáis, que haya llegado Trump a ser Presidente. Pues por los móviles.

Y no sólo lo digo yo. También lo dicen los programas de la tele, y los de la radio y en los artículos de revistas y periódicos (por si no lo recuerdas, son esas cosas que venden en las tiendas con hojas… las lechugas, no, lo otro).

Pues eso, que lo dice todo el mundo. Todo el día nada más que “de mirar” el móvil y no hacemos otras cosas, no como antes que hacíamos…. por ejemplo… Dejadme pensar y ahora vengo.

Sí sí sí, el bombo ya está aquí

¡Albricias! Celebremos con regocijo (quienquiera que sea regocijo) la buena nueva. ¡Manolo podrá tocar su instrumento de nuevo!  

Para los despistados. Hablamos del bombo de Manolo, un señor que es famoso por tener un bombo. Como Bartolo con la flauta, pero en versión bombo. Ya, ya sé que llego un poco tarde a la noticia, pero es que hay cosas que necesitan tiempo para digerir, y reconocer su importancia. Y es que era un clamor. La gente preocupada, no se hablaba de otra cosa, un sinvivir, noches sin dormir (una, pero sin dormir… bueno, en realidad sí que dormí, pero no muy bien… El calor no ayudaba)

¿Por qué es tan importante que Manolo tenga su bombo? ¿De verdad os lo tengo que explicar? Está bien, allá vamos.


Sara Carbonero, se hace de noche y el Vicente Calderón

Vamos a empezar por el principio y a explicar quién es Sara Carbonero y Vicente Calderón. Algunos ya sabéis quiénes son, pero es muy probable que no le veáis la relación. Y aún mucho menos en el título de un post. Si ya le juntamos lo de la noche, la cosa se pone más complicado que ver a un culturista con gafas de cerca. (Ver de cerca a un culturista no es muy difícil, me refiero a un culturista que lleve este tipo de gafas)

Sara Carbonero es una periodista que presentaba las noticias deportivas en Tele Cinco, conoció a Iker Casillas y se casaron y es muy probable que sean felices y que alguna vez hayan comido perdices.
Vicente Calderón fue presidente del Atlético de Madrid, y dio nombre y apellido al estadio en el que, hasta este año, ha jugado el equipo. Así, de generoso era el señor. Pudiendo haberle dado otro nombre, le prestó el suyo a un campo de fútbol. Lo de la noche, ya lo explico ahora, y la relación entre Sara Carbonero y el señor Calderón. Ponte cómodo que allá voy.

Reinventando las canciones del verano

Igual debería cambiar el título y poner reventando las canciones del verano, pero no me gusta hacer spoilers (lo que antes era joder el final, ahora lo llaman spoiler).
El caso es que estamos a punto de llegar a la época estival (el calorcito, para los que no tienen estudios) y aún no hay canción del verano. ¡Qué tiempos aquellos en los que Georgie Dann o su primo King África nos daban la turra! ¿No lo echáis de menos?

¿Has visto las noticias? ¿Las de dónde?

Según el mundo en el que vivas puede que las noticias más importantes sean que Cristiano Ronaldo se ha “enfurruñao” con sus compañeros. O que Isabel Pantoja sale de la cárcel. Que a Paquirrín, Pantojín Jr,  habría que meterle en la cárcel por la música que hace, y que la próxima semana seguiremos hablando del gobierno.


Pero en otros mundos, que también los hay, no saben si Paquirrín es el próximo Presidente. Si les dicen que Cristiano Ronaldo está en la cárcel, no sabrán de quién le hablamos y no les extrañaría que Pantoja fuera la máxima goleadora de la liga de fútbol, o participará en las próximas Olimpiadas o si se ha “enfurruñao”.

Las noticias que, como ahora se dice, hacen arder las redes, puede que no merezcan ni una línea en “The Country” (El País en Estados Unidos) o un comentario en “The Reason” (La Razón de UK)y ni siquiera dirán nada en “Antenna Three” de Australia. Mejor te cuento algunos ejemplos