Ir al contenido principal

Todo lo que te gustaría saber sobre Twitter y yo tampoco puedo explicártelo

Este no es un post para que aprendas a usar Twitter (eso lo miras en llutú) ni para explicarte para qué sirve, ni convencerte de que te abras una cuenta (para eso están los bancos). A veces, yo mismo me pregunto por qué pongo “tuises” o “tuices” y/o por qué pierdo el tiempo leyendo lo que dicen personas que no conozco.


Este post sólo va a ser útil para confundirte un poco más si no conoces Twitter. Sin embargo, si sabes cómo funciona y controlas sobre esta red social, no te va a servir de nada. Luego no digas que no soy sincero. Eso sí, si te saco una sonrisa, ya hemos ganado algo. Y además, la gente lista que sale en la tele (no, esos no, los políticos o los futbolistas no. Los que salen en la 2 hablando de cosas profundas... y no me refiero a piscinas que cubren), dicen que hay que leer. Así que ya sabes. No lo dejes ahora.



Vamos allá. Cosas del “tuister”


El nombre

Twitter en inglés es algo así como piar o trinar. Lo que hacen los pájaros… Los pájaros que pian, que hay algunos que no lo hacen... Y hay otros, que menudos pájaros están hechos. No paran de piar.


¿Cómo me llamo?

En twitter te puedes poner el nombre que quieras. El que tú elijas. A menos que el nombre que quieras no te lo puedas poner porque ya está escogido por otra persona que lo ha registrado antes que tú. ¿Te imaginas que fueras a registrar a tu hijo y te dijeran? “Jose García González ya está cogido, tenéis que cambiaros el apellido, el nombre del niño y… hazme el favor, cambia al niño que ha salido clavadito al padre. ¡Pobre crío!”.


Avatar

Nada que ver con la peli de los hermanos mayores de los pitufos. El avatar o retrato (término menos científico) es la imagen que aparece junto a tu nombre en el perfil de Twitter. Ahí sí que no hay problema. Te puedes llamar Manolo el del Bombo y poner una foto de una señora. Y no tiene por qué ser la señora de Manolo. ¿Que te gusta Madonna? Pues pones una foto suya. ¿Te va más el fútbol? Pues pones una foto del escudo de tu equipo. Y si ves a gente que tiene un huevo de perfil (un huevo de gallina, y seguimos hablando del perfil de twitter. Poner un huevo de perfil, es difícil… ¿o no?), es porque es la imagen que sale predeterminada si no eliges la tuya propia.


Biografía

Ya has elegido tu nombre y la foto que vas a utilizar en Twitter. Ahora es aconsejable que pongas algo sobre ti. Lo que creas que mejor va a describir tu perfil. No hace falta que pongas tu dirección, el nombre del padre, del hijo… eso lo dejas para el DNI. Casi mejor que no pongas ningún dato. Se ponen cosas cursis como amigo de sus amigos, tu cargo en el trabajo (todos son CEOS y fundadores de sus empresas), lo mucho que quieres a tu pareja y cosas así. Si dicen que son seguidores de un equipo de fútbol y añaden: “hasta la muerte”, es que están muy malitos y mejor que no les hagas mucho caso. Si dicen que te hacen follow back, tampoco les des demasiada bola (lo explicaré luego). Otros dicen que son liberales en lo económico y se pasan el día diciendo lo malos que son los comunistas… Otros que son muy comunistas y te dicen lo malos que son los de la otra acera. Si tienen una frase de Paulo Coelho, y no son Paulo Coelho, bueno… tiene que haber de todo.



¿Pero qué es un “tuis”?

Pues tú entras en twitter o en cualquier programa para escribir tuises y lo que pongas y ocupe 140 caracteres o menos, ahí está. Es un tweet

Por ejemplo, la frase de arriba, son exactamente 140 caracteres. Prueba, prueba, que sé que eres un poco desconfiado. Y es que cuentan las comas y los puntos, y las comillas, y los espacios… Nada más que por joder. No confundir con otros tipos de “tuis”, como el tuis de amor.

El mejor "vidio" :-)

¿Y ahora qué digo?

Lo que quieras, mientras quepa en un “tuis”. Son 140 caracteres. Ya eres mayorcito para organizarte y saber qué puedes decir o no. Menos los famosos que casi nunca aciertan lo que tienen que decir, y los políticos que se les olvida lo que han dicho. Y puedes poner un link a algo que esté publicado, y fotos, y dedicatorias a tus amigos que te estarán escuchando, y hasta escribir cosas en otros idiomas, y resolver crucigramas…


¿Y qué no digo?

Que hay alguien que te cae mal, pues mejor se lo dices en persona que está muy feo eso de señalar. Y no digas palabrotas, y límpiate esa boca, y abrígate. Trata de no hablar de política, o de religión, o de fútbol… Casi mejor no digas nada, y te ahorras disgustos. Yo creo que por eso la gente pone frases de Paulo Coelho, porque no podemos decir nada. ¡O del milenarismo!



¡Coño! ¡Twitter!

Perdón por el vocabulario, pero después de que el señor del vídeo haya dicho ¡cojones! me permitís el exabrupto (no vayas corriendo a buscar lo que significa. Te dejo el link. ¡De nada!). Pues eso que twitter es la aplicación del coño. Empiezas por: ¿Qué c--- es esto? ¿Cómo c--- se usa? ¡Estoy hasta el c---del jodío tuister! ¿Cómo c--- he podido sobrevivir sin twitter?


¿Y a quién sigo?

Esto no es como los cursos de autoayuda. No sigas a nadie, tienes que trazar tu propio camino. Guíate por tu propia brújula. ¡Nada! Aquí tienes que seguir  a gente para poder leer lo que dicen. A quién quieras. Procura que tenga cuenta de twitter porque si te pones a seguir a gente por la calle está mal visto. Y a empresas, y a famosos, y personajes, y a gente que sabe escribir, y al que no sabe. Y puedes seguir a tanta gente como quieras, y ni siquiera tienes que ser su amigo, ni conocerles, ni siquiera te tienen que gustar… Y si no, fíjate todos los seguidores que tiene este ¿periodista? 



¿Y a mí quién me sigue?

Eso dependerá de lo bien que lo hagas. O si compras “fologüers” que es algo muy triste pero hay gente que lo hace. Es como pagar a gente para que vaya a tu fiesta de cumpleaños. Yo te aconsejaría poner cosas interesantes para que la gente te lea. O líate con alguien famoso. O hazte famoso haciendo algo de provecho, como éste…


¿Cada cuánto publico?

Pues hay gente que no pone nada y tiene mucho éxito (porque si pusiera algo…) y otros que no paran de hablar y tienen millones de seguidores. Si todavía sigues leyendo, yo te diría que hagas lo que te de la gana. Pasarás por una racha de no parar, otra de parar, y luego encontrarás tu propio ritmo, pequeño saltamontes.


Me han “jaqueao” la cuenta

Es la excusa de primero de Twitter. Las posibilidades de que a alguien le hayan hackeado la cuenta son proporcionales a las chorradas que suela publicar. Con esto quiero decir que si es alguien que no hace más que poner cosas ofensivas y le pillan, es muy probable que utilice la excusa del “jaqueo”. Es posible que te roben las claves de Twitter, pero, lo primero es pensar en lo que escribes… Estos de Ariel, seguro que hicieron una buena limpia después de este “tuiz”.


Palabros que se usan

Habrás oído cosas como folou (que es seguir a la cuenta de Twitter de alguien), anfolou (dejar de seguir una cuenta), el retuis o republicar lo que ha dicho alguien, conversaciones, (si ya tengo que explicar esto…), bloquear (que es que no te ajuntan en Twitter), un hashtag (lo que viene siendo este símbolo # (dicen que también se llama almohadilla) y que sirve para encontrar con más facilidad un tema en concreto, trending topic, que son los temas de los que más gente habla en twitter (como la física nuclear, la erradicación de la pobreza, y podría seguir mintiendo pero mejor paro).


Quiero decir cosas pero no que las lea todo el mundo
Pues también puedes hacerlo y es sólo para que te lean los que te sigan… Aunque si no quieres que te lean…. para eso está el teléfono. Llamas a la persona a la que les quieras contar algo y chimpún santas pascuas plim. Twitter está para decir cosas a los cuatro vientos. 



¿Ya te has enterado? Pues mira que he hecho lo posible para que no quedara claro. Ahora ya tú mismo te abres una cuenta en el banco, o en Twitter y empiezas a seguir a gente por la calle. Pero tú mismo. Yo no quiero responsabilidades… No me hagas decir que me hackearon el blog ;)  

Comentarios

  1. Una lección magistral para saber y entender lo que es el twiter

    ResponderEliminar
  2. Si ya decía yo que no había que apuntarse... ¡¡Gracias, Javier!!
    Besotes,
    Isabel

    ResponderEliminar
  3. Mucho tuister.... tuliper... tururú... pero luego vas y dices "todos son ceos de sus empresas ". Abuelo, que ahora todo el mundo tiene "estártas"!

    ResponderEliminar
  4. Más razón que un santo! CEO y "faunder" de una estartás ;)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por leer el blog y dejarme un comentario!

Entradas populares de este blog

10 cosas positivas de la caída de Whatsapp

¿No hay guasap? ¿Ni Instagram? ¿Qué se ha caído Facebook? ¿Desde muy alto? ¿Se ha roto? Es muy posible que vivas en otro planeta y no te hayas enterado de que la semana pasada Facebook, Messenger, Instagram y WhatsApp tuvieron algún problemilla durante unas horas. La gente entró en pánico. Hubo familias que no pudieron ver el último vídeo del nieto tirando los macarrones. ¿Cómo sabremos ahora si toda esa gente que publica fotos de comida está viva? Personas que no pudieron criticar al partido al que nunca votarán… Incluso alguno tuvo que hablar, ¡en persona! con sus amigos. Pensaréis que exagero, pero hubo gente que descubrió cómo funcionaba un libro. Que en su casa vivía más gente, sí, personas humanas, incluso que se puede vivir sin tener que contestar en menos de un minuto a ese mensaje poniendo jajajaja (los hay que ponen ajajajaj y no se sabe si están riendo o ahogándose). Es mejor pensar en positivo, nunca en negativo. No hay necesidad de pasar un mal rato. Y como todo tiene su pa…

¡Qué haríamos sin vosotras! 10 cosas que existen gracias a las mujeres

¡Menuda historia! ¡Qué injusta ha sido con las mujeres! Los historiadores venga a hablar de señores que han hecho poco, tirando a nada. Por ejemplo, la de reyes que hay en los libros de historia. Todos con el mismo nombre, pero con su numerito (como las señoras mayores en el mercado… cuando no se cuelan). Felipe I, II, III, VI (el del Atleti Ortiz) y González (no es rey pero vive mejor que ellos), o Papas... Hay hasta 16 Benedictos y 23 Juanes... ¿Y las mujeres qué? ¿Cuántas Juanas famosas hay? Sólo dos. Una que terminó loca del todo y la otra, la del arco (y sin flechas), quemada en la hoguera. Qué malamente se portan con las mujeres.

Como os iba diciendo, no se ha dado importancia al papel de la mujer en la historia. Han pasado de vosotras completamente. Si no fuera por las mujeres, el mundo sería muy distinto. Y no es sólo con vuestro papel de madres, que también. Es mucho más que eso. Y como alcalde vuestro que soy, os voy a dar la explicación que os debo.


Imaginad por un momento qu…

Sí sí sí, el bombo ya está aquí

¡Albricias! Celebremos con regocijo (quienquiera que sea regocijo) la buena nueva. ¡Manolo podrá tocar su instrumento de nuevo!  

Para los despistados. Hablamos del bombo de Manolo, un señor que es famoso por tener un bombo. Como Bartolo con la flauta, pero en versión bombo. Ya, ya sé que llego un poco tarde a la noticia, pero es que hay cosas que necesitan tiempo para digerir, y reconocer su importancia. Y es que era un clamor. La gente preocupada, no se hablaba de otra cosa, un sinvivir, noches sin dormir (una, pero sin dormir… bueno, en realidad sí que dormí, pero no muy bien… El calor no ayudaba)

¿Por qué es tan importante que Manolo tenga su bombo? ¿De verdad os lo tengo que explicar? Está bien, allá vamos.


Estar malito no es estar o cosas que pasan cuando estás enfermito

Dicen que el cuerpo humano es muy sabio. No sé en qué se basan, pero hay gente muy lista que lo dice y tampoco es plan de empezar el año (por cierto ¡Feliz 2016!) llevando la contraria a la gente. Pues debe ser el cuerpo de los demás, porque lo que es el mío no es muy listo que se diga. ¿Pues no va y se pone malo en vacaciones? En plenas Navidades, cuando más rico está todo, y te pones hasta arriba de turrón, mazapán, y bolitas de anís (como el ratón de Susanita).
Y es que estar malito no es estar. Como la canción de Sergio Dalma. Y cuando te encuentras mal se te pone la misma voz que al cantante de canciones musicales. Ronca, muy ronca. Pero no tienes ganas de cantar, ni de bailar pegado, ni despegado, ni ná de ná.

Y es que una navidad sin un constipado, una pequeña gripe, una indigestión, resaca o aunque sea un padrastro, no es Navidad. ¿No os habéis fijado que en le tele sólo había anuncios de colonia o de medicinas? Casi todas para gente con la nariz tapada. La colonia para oler b…

San Patricio ¿Por qué?

No era irlandés, no se llamaba Patricio y los méritos que se le atribuyen tampoco están muy claros. Nació en Escocia, se llamaba Maewyn y lo de expulsar a las serpientes de la verde Irlanda… hummm. Es como si a San Isidro le atribuyéramos que expulsó a los canguros de Madrid, a San Fermín que no haya llamas en Pamplona o a San Mamés que hayan desaparecido los diablos de Tasmania de la ría de Bilbao.
¡Empezamos bien!  De verdad que no tengo nada en contra de este hombre. Es más, incluso me cae bien, como casi todos los santos, sobre todo si en su día es festivo.  No he tenido el gusto de conocerle, y me parece estupendo que sea un día dedicado para darse a la bebida (como los peces del Villancico, los irlandeses beben y beben y vuelven a beber… y no sólo durante San Patricio), pero creo que nos estamos pasando con la celebración.  Es una de las fiestas más internacionales del mundo y se me ocurre porqué.  Básicamente consiste en hacer un desfile con gente vestida de verde y beber (alco…

10 superpoderes que me gustaría tener

Hace tiempo os decía que no me gustan los superhéroes. Sigo en mis trece. No me gustan. Ni ellos, ni sus películas, ni sus series de televisión, ni los cómiz (sí, lo escribo como suena, ¿qué pasa?), ni sus trajes, ni sus problemas y movidas. Que todos tenemos problemas y no vamos disfrazados de mamarrachos por la calle… ¿o sí?

Sinencambio (también se escribe como suena… mal, pero así suena), sí me gustaría tener algunos de sus superpoderes. Y no, seguro que no acertáis con mis preferidos.
Estoy convencido de que todo el mundo diría que le gustaría volar (pues no hace frío arriba), o ser invisible (y nada más que los utilizaríais para hacer maldades o ver a la gente sin ropa ni nada) o tener la fuerza de los mares, o el ímpetu del viento (creo que me estoy confundiendo de canción).

¿Quieres saber qué superpoderes me pido? Vamos allá.