Ir al contenido principal

Navidad jubilosa o 10 cosas que no me gustan de la Navidad

¿Navidad jubilosa? La palabra Navidad la tenemos más o menos clara. No me pidáis ahora que me ponga a explicar qué significa, sus orígenes, cómo se celebra…  La Wikipedia tiene casi todas las respuestas y es mucho más fiable que yo (casi siempre). Lo que no está tan claro es lo de jubilosa. La señora RAE dice que algo jubiloso es alegre, regocijado (aquí ya nos complica un poco la cosa. Regocijo suena a pecado y de los gordos), lleno de júbilo (venga… os lo busco también en el diccionario: Viva alegría y que se manifiesta con signos exteriores). Y ahora es cuándo os preguntáis (si no habéis dejado de leer ya), ¿A qué viene lo de la Navidad Jubilosa?


Ahora ya lo tenéis un poco más claro ¿No? … Era el mensaje feliz de las Muñecas Famosa. Y es que la Navidad es mágica. Ya me contaréis si no es mágico que unas muñecas que andaban como los Walking Dead puedan hacer llegar la amistad al niño Jesús. Y lo mejor de todo es que éste se ría porque está alegre. El niño Jesús tenía ganado el cielo desde muy pequeño. Yo a esa edad veo acercarse al ejército de muñecas y lo último que me apetece es reír. ¡No hay pañales suficientes!

Pero es que siempre he sido un poco raro. No es que odie la Navidad, ni mucho menos, pero tampoco es que disfrute de todo lo que la rodea. Me gusta reunirme con la familia, con los amigos, los regalos, las vacaciones…, pero hay otras cosas que no me gustan tanto. Aquí te dejo unas cuantas.

EL TIEMPO
La nieve está bien, pero el frío… ¿Por qué tiene que hacer frío? Y no me digáis que tiene que ser así y no se puede cambiar. Hay países en los que hace calor, y celebran la Navidad en la playa, en manga corta y bañador. Tampoco me vale lo de que en agosto hace frío en esos sitios. No, no y no. Hay sitios en los que hace calor todo el año. El único inconveniente es que Santa Claus tiene que destaparse un poco… Igual es casi mejor que haga frío.


LA LOTERÍA
Quizá ayude bastante el hecho de que nunca me haya tocado, pero todo es un engaño. Llamadme paranoico (o mejor, sólo pensadlo, no quiero empezar a recibir llamadas de teléfono para que me digáis que estoy “grillao”). Pues eso. Que la lotería es mentira (ni siquiera son los padres). No toca a nadie (que conozcáis a gente premiada es sólo una trampa… Un pequeño detalle no invalida mi teoría). Toca en pueblos o barrios que no existen y lo graban todo por adelantado (simulación en diferido….). Siempre sale el mismo señor medio calvo abriendo la botella de champán, la señora en bata (que está en nómina del Ministerio de Hacienda) que va a tapar agujeros, y los jóvenes que se van a casar. Haced el seguimiento de esa pareja y ya veréis como ni siquiera se quieren. Son actores (no es que no se quieran por ser actores, sino porque no se conocen J). ¿Y no se os hace muy extraño que ya tengan preparado el champán y los décimos siempre se hayan vendido en una Administración? Raro, raro, raro… 


LAS PUTAS PELADILLAS
Vale, ahora me diréis que os gustan a todos. Puedo aceptar que hagan turrón con sabor a Macadamia con cocido madrileño, los polvorones, hasta la puta fruta escarchada (por el frío que os comentaba anteriormente), pero ¿Peladillas? ¿Qué invento es éste?


LOS ANUNCIOS
Sieeeempre los mismos anuncios… Las burbujas de la lotería, el Calvo del Almendro, Freixenet que vuelve a casa… Y luego cuando sales al extranjero te das cuenta de que te llevan engañando tanto tiempo… Yo he pedido Sidra El Gaitero en diferentes sitios del mundo y no la conoce ni el gato… Publicidad engañosa.


AHORA VIENEN LOS CUARTOS
Todos los años la misma historia. Ahora vienen los cuartos (no, no es donde perdíamos los partidos de fútbol). Todavía no, todavía no. ¡Ahora! Y cuando te quieres dar cuenta se han acabado las campanadas y ya están besándose Imanol Arias y Anne Ibarti… Igartubi… Igur… ¡Cojones!  La rubita de los corazones.   


LOS REPORTAJES NAVIDEÑOS
Mira que hay cadenas en la tele… Pues en todas hay lo mismo. El caganer más vendido, los huevos que hacen falta para hacer un roscón de Reyes (y para comérselo entero), los fuegos artificiales desde le Opera de Sydney (donde hace calorcito en navidades). Tampoco puede faltar el reportaje sobre las fiestas de nochevieja y su catálogo de jovenzuelos disfrazados de alumnos de colegio Inglés, y niñas “peladillas” de frío. ¿No hay nadie con imaginación?  ¿Para cuándo un reportaje sobre un calendario de bomberos en bolas? (y hacemos una bromita nueva tipo Matias Prats: “¡Vaya cuerpo el de bomberos!



LA CABALGATA DE REYES
Si hay algún niño en la sala, tapadle los ojos. ¿Ya?  Pues ¿Por qué ponemos a señores pintados de negro para hacer de Baltasar? ¿No hay negros suficientes en cada ciudad como para tener que coger a un concejal? (que seguro que cobra una comisión por vestirse de Rey). Eso sí, los vendedores de barbas postizas se forran con todos los Melchores y Gaspares del mundo.


EL DISCURSO DEL REY
Ya hablé el año pasado sobre el tema. Pero este año, tengo algo que añadir. Juan Carlos Primero y Doña Sofía después, ¡Ya está bien de discursos!  Sois un poco cansinos. Sobre todo Juan Carlos. Mejor se lo dais a algunos de la familia. Sin querer señalar a nadie, pero… ¡qué coño! Vamos a señalar… Sí, sí, tú el yerno alto (al que parecía más “espabilao”) y la hija lista (igual hay que revisar quién es la tonta). Como no espabiléis, tenemos a Froilán de Rey de España… o al menos en un programa de Hermano Mayor.


LAS LETRAS DE LOS VILLANCICOS
¿Yo me remendaba, yo me remendé, yo me eché un remiendo, yo me lo quité?  Y así durante siglos. Luego os quejáis que no entendéis a Shakira. Al menos esta sale cantando con poca ropa y baila. ¿Fun, fun, fun? ¿Pero mira cómo beben los peces en el río? Más de cuarenta años intentando ver cómo beben, y nadie me lo aclara. ¿Es o no es para estar harto?



LOS ADORNOS NAVIDEÑOS
Se nos está yendo de las manos. Al final vamos a tener un disgusto con esos Papas Noeles encaramaos en la terraza. Una de dos.  O algún despistao llama a la policía para informar de un robo o le pegan un tiro. Otros ponen más luces fuera de la casa que dentro (contando con los dueños, me refiero). ¿No tienen bastante con el árbol, el Belén, que tienen que poner cosas por fuera?  Allá ellos. ¡Gracias por la foto Mario!


Ya habéis visto que soy un poco extraño, pero no tengo muchas más rarezas (en el tema de la Navidad). Y es que hay cosas que no son fáciles de asimilar. Por ejemplo Papá Noel. En el caso de los hombres pasa lo siguiente: crees en él, no crees en él, te disfrazas de él, te pareces de él….

Bueno chavales, que sé que andáis muy liados y seguro que tenéis algo que hacer.  Disfrazaros de Papa Noel, poner las peladillas en la bandeja de los turrones, comprar la lotería (ya la del Niño)….¡FELIZ NAVIDAD Y MORRI CHRISTMAS!




Comentarios

Entradas populares de este blog

10 cosas positivas de la caída de Whatsapp

¿No hay guasap? ¿Ni Instagram? ¿Qué se ha caído Facebook? ¿Desde muy alto? ¿Se ha roto? Es muy posible que vivas en otro planeta y no te hayas enterado de que la semana pasada Facebook, Messenger, Instagram y WhatsApp tuvieron algún problemilla durante unas horas. La gente entró en pánico. Hubo familias que no pudieron ver el último vídeo del nieto tirando los macarrones. ¿Cómo sabremos ahora si toda esa gente que publica fotos de comida está viva? Personas que no pudieron criticar al partido al que nunca votarán… Incluso alguno tuvo que hablar, ¡en persona! con sus amigos. Pensaréis que exagero, pero hubo gente que descubrió cómo funcionaba un libro. Que en su casa vivía más gente, sí, personas humanas, incluso que se puede vivir sin tener que contestar en menos de un minuto a ese mensaje poniendo jajajaja (los hay que ponen ajajajaj y no se sabe si están riendo o ahogándose). Es mejor pensar en positivo, nunca en negativo. No hay necesidad de pasar un mal rato. Y como todo tiene su pa…

¡Qué haríamos sin vosotras! 10 cosas que existen gracias a las mujeres

¡Menuda historia! ¡Qué injusta ha sido con las mujeres! Los historiadores venga a hablar de señores que han hecho poco, tirando a nada. Por ejemplo, la de reyes que hay en los libros de historia. Todos con el mismo nombre, pero con su numerito (como las señoras mayores en el mercado… cuando no se cuelan). Felipe I, II, III, VI (el del Atleti Ortiz) y González (no es rey pero vive mejor que ellos), o Papas... Hay hasta 16 Benedictos y 23 Juanes... ¿Y las mujeres qué? ¿Cuántas Juanas famosas hay? Sólo dos. Una que terminó loca del todo y la otra, la del arco (y sin flechas), quemada en la hoguera. Qué malamente se portan con las mujeres.

Como os iba diciendo, no se ha dado importancia al papel de la mujer en la historia. Han pasado de vosotras completamente. Si no fuera por las mujeres, el mundo sería muy distinto. Y no es sólo con vuestro papel de madres, que también. Es mucho más que eso. Y como alcalde vuestro que soy, os voy a dar la explicación que os debo.


Imaginad por un momento qu…

Sí sí sí, el bombo ya está aquí

¡Albricias! Celebremos con regocijo (quienquiera que sea regocijo) la buena nueva. ¡Manolo podrá tocar su instrumento de nuevo!  

Para los despistados. Hablamos del bombo de Manolo, un señor que es famoso por tener un bombo. Como Bartolo con la flauta, pero en versión bombo. Ya, ya sé que llego un poco tarde a la noticia, pero es que hay cosas que necesitan tiempo para digerir, y reconocer su importancia. Y es que era un clamor. La gente preocupada, no se hablaba de otra cosa, un sinvivir, noches sin dormir (una, pero sin dormir… bueno, en realidad sí que dormí, pero no muy bien… El calor no ayudaba)

¿Por qué es tan importante que Manolo tenga su bombo? ¿De verdad os lo tengo que explicar? Está bien, allá vamos.


Estar malito no es estar o cosas que pasan cuando estás enfermito

Dicen que el cuerpo humano es muy sabio. No sé en qué se basan, pero hay gente muy lista que lo dice y tampoco es plan de empezar el año (por cierto ¡Feliz 2016!) llevando la contraria a la gente. Pues debe ser el cuerpo de los demás, porque lo que es el mío no es muy listo que se diga. ¿Pues no va y se pone malo en vacaciones? En plenas Navidades, cuando más rico está todo, y te pones hasta arriba de turrón, mazapán, y bolitas de anís (como el ratón de Susanita).
Y es que estar malito no es estar. Como la canción de Sergio Dalma. Y cuando te encuentras mal se te pone la misma voz que al cantante de canciones musicales. Ronca, muy ronca. Pero no tienes ganas de cantar, ni de bailar pegado, ni despegado, ni ná de ná.

Y es que una navidad sin un constipado, una pequeña gripe, una indigestión, resaca o aunque sea un padrastro, no es Navidad. ¿No os habéis fijado que en le tele sólo había anuncios de colonia o de medicinas? Casi todas para gente con la nariz tapada. La colonia para oler b…

San Patricio ¿Por qué?

No era irlandés, no se llamaba Patricio y los méritos que se le atribuyen tampoco están muy claros. Nació en Escocia, se llamaba Maewyn y lo de expulsar a las serpientes de la verde Irlanda… hummm. Es como si a San Isidro le atribuyéramos que expulsó a los canguros de Madrid, a San Fermín que no haya llamas en Pamplona o a San Mamés que hayan desaparecido los diablos de Tasmania de la ría de Bilbao.
¡Empezamos bien!  De verdad que no tengo nada en contra de este hombre. Es más, incluso me cae bien, como casi todos los santos, sobre todo si en su día es festivo.  No he tenido el gusto de conocerle, y me parece estupendo que sea un día dedicado para darse a la bebida (como los peces del Villancico, los irlandeses beben y beben y vuelven a beber… y no sólo durante San Patricio), pero creo que nos estamos pasando con la celebración.  Es una de las fiestas más internacionales del mundo y se me ocurre porqué.  Básicamente consiste en hacer un desfile con gente vestida de verde y beber (alco…

10 superpoderes que me gustaría tener

Hace tiempo os decía que no me gustan los superhéroes. Sigo en mis trece. No me gustan. Ni ellos, ni sus películas, ni sus series de televisión, ni los cómiz (sí, lo escribo como suena, ¿qué pasa?), ni sus trajes, ni sus problemas y movidas. Que todos tenemos problemas y no vamos disfrazados de mamarrachos por la calle… ¿o sí?

Sinencambio (también se escribe como suena… mal, pero así suena), sí me gustaría tener algunos de sus superpoderes. Y no, seguro que no acertáis con mis preferidos.
Estoy convencido de que todo el mundo diría que le gustaría volar (pues no hace frío arriba), o ser invisible (y nada más que los utilizaríais para hacer maldades o ver a la gente sin ropa ni nada) o tener la fuerza de los mares, o el ímpetu del viento (creo que me estoy confundiendo de canción).

¿Quieres saber qué superpoderes me pido? Vamos allá.