Ir al contenido principal

Navidad jubilosa o 10 cosas que no me gustan de la Navidad

¿Navidad jubilosa? La palabra Navidad la tenemos más o menos clara. No me pidáis ahora que me ponga a explicar qué significa, sus orígenes, cómo se celebra…  La Wikipedia tiene casi todas las respuestas y es mucho más fiable que yo (casi siempre). Lo que no está tan claro es lo de jubilosa. La señora RAE dice que algo jubiloso es alegre, regocijado (aquí ya nos complica un poco la cosa. Regocijo suena a pecado y de los gordos), lleno de júbilo (venga… os lo busco también en el diccionario: Viva alegría y que se manifiesta con signos exteriores). Y ahora es cuándo os preguntáis (si no habéis dejado de leer ya), ¿A qué viene lo de la Navidad Jubilosa?


Ahora ya lo tenéis un poco más claro ¿No? … Era el mensaje feliz de las Muñecas Famosa. Y es que la Navidad es mágica. Ya me contaréis si no es mágico que unas muñecas que andaban como los Walking Dead puedan hacer llegar la amistad al niño Jesús. Y lo mejor de todo es que éste se ría porque está alegre. El niño Jesús tenía ganado el cielo desde muy pequeño. Yo a esa edad veo acercarse al ejército de muñecas y lo último que me apetece es reír. ¡No hay pañales suficientes!

Pero es que siempre he sido un poco raro. No es que odie la Navidad, ni mucho menos, pero tampoco es que disfrute de todo lo que la rodea. Me gusta reunirme con la familia, con los amigos, los regalos, las vacaciones…, pero hay otras cosas que no me gustan tanto. Aquí te dejo unas cuantas.

EL TIEMPO
La nieve está bien, pero el frío… ¿Por qué tiene que hacer frío? Y no me digáis que tiene que ser así y no se puede cambiar. Hay países en los que hace calor, y celebran la Navidad en la playa, en manga corta y bañador. Tampoco me vale lo de que en agosto hace frío en esos sitios. No, no y no. Hay sitios en los que hace calor todo el año. El único inconveniente es que Santa Claus tiene que destaparse un poco… Igual es casi mejor que haga frío.


LA LOTERÍA
Quizá ayude bastante el hecho de que nunca me haya tocado, pero todo es un engaño. Llamadme paranoico (o mejor, sólo pensadlo, no quiero empezar a recibir llamadas de teléfono para que me digáis que estoy “grillao”). Pues eso. Que la lotería es mentira (ni siquiera son los padres). No toca a nadie (que conozcáis a gente premiada es sólo una trampa… Un pequeño detalle no invalida mi teoría). Toca en pueblos o barrios que no existen y lo graban todo por adelantado (simulación en diferido….). Siempre sale el mismo señor medio calvo abriendo la botella de champán, la señora en bata (que está en nómina del Ministerio de Hacienda) que va a tapar agujeros, y los jóvenes que se van a casar. Haced el seguimiento de esa pareja y ya veréis como ni siquiera se quieren. Son actores (no es que no se quieran por ser actores, sino porque no se conocen J). ¿Y no se os hace muy extraño que ya tengan preparado el champán y los décimos siempre se hayan vendido en una Administración? Raro, raro, raro… 


LAS PUTAS PELADILLAS
Vale, ahora me diréis que os gustan a todos. Puedo aceptar que hagan turrón con sabor a Macadamia con cocido madrileño, los polvorones, hasta la puta fruta escarchada (por el frío que os comentaba anteriormente), pero ¿Peladillas? ¿Qué invento es éste?


LOS ANUNCIOS
Sieeeempre los mismos anuncios… Las burbujas de la lotería, el Calvo del Almendro, Freixenet que vuelve a casa… Y luego cuando sales al extranjero te das cuenta de que te llevan engañando tanto tiempo… Yo he pedido Sidra El Gaitero en diferentes sitios del mundo y no la conoce ni el gato… Publicidad engañosa.


AHORA VIENEN LOS CUARTOS
Todos los años la misma historia. Ahora vienen los cuartos (no, no es donde perdíamos los partidos de fútbol). Todavía no, todavía no. ¡Ahora! Y cuando te quieres dar cuenta se han acabado las campanadas y ya están besándose Imanol Arias y Anne Ibarti… Igartubi… Igur… ¡Cojones!  La rubita de los corazones.   


LOS REPORTAJES NAVIDEÑOS
Mira que hay cadenas en la tele… Pues en todas hay lo mismo. El caganer más vendido, los huevos que hacen falta para hacer un roscón de Reyes (y para comérselo entero), los fuegos artificiales desde le Opera de Sydney (donde hace calorcito en navidades). Tampoco puede faltar el reportaje sobre las fiestas de nochevieja y su catálogo de jovenzuelos disfrazados de alumnos de colegio Inglés, y niñas “peladillas” de frío. ¿No hay nadie con imaginación?  ¿Para cuándo un reportaje sobre un calendario de bomberos en bolas? (y hacemos una bromita nueva tipo Matias Prats: “¡Vaya cuerpo el de bomberos!



LA CABALGATA DE REYES
Si hay algún niño en la sala, tapadle los ojos. ¿Ya?  Pues ¿Por qué ponemos a señores pintados de negro para hacer de Baltasar? ¿No hay negros suficientes en cada ciudad como para tener que coger a un concejal? (que seguro que cobra una comisión por vestirse de Rey). Eso sí, los vendedores de barbas postizas se forran con todos los Melchores y Gaspares del mundo.


EL DISCURSO DEL REY
Ya hablé el año pasado sobre el tema. Pero este año, tengo algo que añadir. Juan Carlos Primero y Doña Sofía después, ¡Ya está bien de discursos!  Sois un poco cansinos. Sobre todo Juan Carlos. Mejor se lo dais a algunos de la familia. Sin querer señalar a nadie, pero… ¡qué coño! Vamos a señalar… Sí, sí, tú el yerno alto (al que parecía más “espabilao”) y la hija lista (igual hay que revisar quién es la tonta). Como no espabiléis, tenemos a Froilán de Rey de España… o al menos en un programa de Hermano Mayor.


LAS LETRAS DE LOS VILLANCICOS
¿Yo me remendaba, yo me remendé, yo me eché un remiendo, yo me lo quité?  Y así durante siglos. Luego os quejáis que no entendéis a Shakira. Al menos esta sale cantando con poca ropa y baila. ¿Fun, fun, fun? ¿Pero mira cómo beben los peces en el río? Más de cuarenta años intentando ver cómo beben, y nadie me lo aclara. ¿Es o no es para estar harto?



LOS ADORNOS NAVIDEÑOS
Se nos está yendo de las manos. Al final vamos a tener un disgusto con esos Papas Noeles encaramaos en la terraza. Una de dos.  O algún despistao llama a la policía para informar de un robo o le pegan un tiro. Otros ponen más luces fuera de la casa que dentro (contando con los dueños, me refiero). ¿No tienen bastante con el árbol, el Belén, que tienen que poner cosas por fuera?  Allá ellos. ¡Gracias por la foto Mario!


Ya habéis visto que soy un poco extraño, pero no tengo muchas más rarezas (en el tema de la Navidad). Y es que hay cosas que no son fáciles de asimilar. Por ejemplo Papá Noel. En el caso de los hombres pasa lo siguiente: crees en él, no crees en él, te disfrazas de él, te pareces de él….

Bueno chavales, que sé que andáis muy liados y seguro que tenéis algo que hacer.  Disfrazaros de Papa Noel, poner las peladillas en la bandeja de los turrones, comprar la lotería (ya la del Niño)….¡FELIZ NAVIDAD Y MORRI CHRISTMAS!




Comentarios

Entradas populares de este blog

Sí sí sí, el bombo ya está aquí

¡Albricias! Celebremos con regocijo (quienquiera que sea regocijo) la buena nueva. ¡Manolo podrá tocar su instrumento de nuevo!  

Para los despistados. Hablamos del bombo de Manolo, un señor que es famoso por tener un bombo. Como Bartolo con la flauta, pero en versión bombo. Ya, ya sé que llego un poco tarde a la noticia, pero es que hay cosas que necesitan tiempo para digerir, y reconocer su importancia. Y es que era un clamor. La gente preocupada, no se hablaba de otra cosa, un sinvivir, noches sin dormir (una, pero sin dormir… bueno, en realidad sí que dormí, pero no muy bien… El calor no ayudaba)

¿Por qué es tan importante que Manolo tenga su bombo? ¿De verdad os lo tengo que explicar? Está bien, allá vamos.


Yo os maldigo, jodíos móviles

No sé si os acordáis de Charlton Heston en El Planeta de los Simios en la escena final, más cabreao que una mona y “maldijiendo” a todos. Pues yo igual, maldigo a los móviles, que tienen la culpa de todo lo que sucede. Antes no había teléfonos inteligentes, ni siquiera un poco listos, y no pasaba lo que está pasando ahora. Si no, cómo os explicáis, que haya llegado Trump a ser Presidente. Pues por los móviles.

Y no sólo lo digo yo. También lo dicen los programas de la tele, y los de la radio y en los artículos de revistas y periódicos (por si no lo recuerdas, son esas cosas que venden en las tiendas con hojas… las lechugas, no, lo otro).

Pues eso, que lo dice todo el mundo. Todo el día nada más que “de mirar” el móvil y no hacemos otras cosas, no como antes que hacíamos…. por ejemplo… Dejadme pensar y ahora vengo.

La madre que los parió

Seguramente hayáis oído la noticia del mexicano que intentó robar a los pasajeros de un autobús y se encontró con su madre. Lo que pasó después, le sorprendió 😊. El caso es que a la madre, por lo que fuera, no le hacía gracia que le robaran. También es verdad que si alguien te va a quitar dinero, mejor que lo haga un hijo y todo queda en familia. Pero esta señora mexicana no quería entrar en razón y por mucha pistola que llevara su hijo, no hay quien pueda con la zapatilla de una madre. Si jugaran al piedra, papel, tijera, la zapatilla de la madre ganaría siempre. Hoy vamos a hablar de qué hubiera pasado si la madre que parió a todos estos personajes hubiera estado al quite, como la madre mexicana. Cristóbal Colón No se sabe realmente dónde nació, pero madre seguro que tuvo. Lo que no tenemos claro es cómo le hablaba, si en italiano, portugués, castellano, catalán o por whatsapp… El caso es que seguro que le dijo algo así: “¿Cómo que te vas a ver a los reyes de España a pedirles dinero?…

Perrerías y otras putadas que les hacemos a los animales

Una perrería no es dónde se venden perros, sino algo que se hace con maldad, jugarreta (bonita palabra también, suena como un jugador de la Real Sociedad o del Alavés). Aunque vender perros también está muy feo.  Estamos de acuerdo ¿No?


A todos nos gustan mucho los animales pero os voy a dar algunos ejemplos de lo malamente que nos portamos con ellos, y no sólo nosotros sino también la madre naturaleza, que a veces se pasa un poco. 

¿Si pruebo con poesía aunque sea sólo un día?

En el blog he escrito sobre muchos temas. 6 años dan para muchas chorradas.  Cosas que me ocurren, otras que me podrían haber ocurrido, alguna que otra invención, noticias, entrevistas de actualidad, temas candentes (que vete tú a saber qué significa candente… Es algo sobre cómo cocinar los espaguetis para que queden perfectos ¿No?).

Pero nunca he escrito poesía. Jamás. Never, ever. Ni en el blog, ni en un cuaderno, ni ná de ná. Ni siquiera en el cole cuando me gustaba una niña (que se llamara Carlota, no ayudaba en las rimas), o en las puertas de los baños cuando era adolescente, que es cuando se escriben poesías con sentimiento.

Alguna vez tenía que ser la primera. Así que vamos a intentarlo, pero eso sí, no pidáis virguerías… No esperéis sonetos, romances, o versos enciclopédicos (o como quiera que se llamen los versos)… Eso sí, también prometo que no voy a tirar de rimas fáciles, usando el número 5 o con agua Bezoya y partes del cuerpo masculinas.

Dejadme que utilice algunas licenc…