martes, 29 de septiembre de 2015

Empanaos sin fronteras

Antes de nada vamos con la definición de empanao. Es muy probable que seas uno de ellos y no lo sepas. Es como los zombis, que no lo saben, como no tienen televisión ni van al cine... O los cansinos, que no se dan cuenta que lo son. La RAE recoge empanada mental como confusión de ideas, pero no define el término empanao.


No es aquel que está recubierto de pan rallado y huevo antes de realizar una fritura con aceite o estas guarrerías que hacen algunos con la mantequilla. Seguimos hablando de la cocina y freír cosas, que ya os veo venir y empezáis a imaginar a gente usando mantequilla para…. Paro que si no os lo estábais imaginando, ya os doy ideas. El caso es que un empanao es el que no se entera, el que está distraído, que está más pallá que pacá (esta definición no es la más técnica, pero es la que más se acerca a la definición real).


Y hay empanaos en todas partes del mundo. Aquí no hay discriminación por sexo, raza, religión, credo o avemaría cuando serás mía. ¿Pero cómo reconocerlos? Por sus acciones, les conoceréis. Vamos allá.

martes, 22 de septiembre de 2015

Yo no soy marinero, soy capitán y otras frases que usan los guiris

Ya os contaba en un post de, ¡COÑO! hace más de tres años que los ingleses no entienden inglés. Por regla general suelen tener bastantes problemas para los idiomas.

Que habrá ingleses que hablen muchos idiomas, probablemente. Y otros que lo hagan perfectamente, pero estamos hablando de la mayoría de ellos. Y da igual que lleven viviendo mil años en países en los que se hable español, que no pasarán de un vocabulario muy limitado. Suficiente para ir a un bar, y pedir algo de beber… en perfecto inglés. O las consabidas dous servesas por favour.


Pero estoy siendo injusto, no sólo con los británicos, sino con todos los guiris. Aunque no hablen español, todos saben decir algo. Puede que sólo unas palabras, o unas frases, o incluso una canción entera. Por ejemplo una de los Gypsy Kings (y nadie les entenderá… como a estos señores. Que no pillo una frase entera de sus canciones en ¿español?)… Por cierto, ¿Quién es esa tal Belén a la que llaman varias veces durante la canción? ¿Ven Belén?


Pero vamos con esas cosas que dicen los guiris.

martes, 15 de septiembre de 2015

Cosas que sólo ponen contento al que ponen contento

Ya estamos con los titulares que no se entienden. Con lo fácil que es poner un título a las cosas. Mira por ejemplo en el cine. El Silencio de los Corderos, que trata de unas ovejas… Mejor pongo otro ejemplo. La naranja mecánica, que es sobre una fruta que le das cuerda y… tampoco.  Vamos a probar con los libros. Lolita, que cuenta la historia de una que canta y que su hermana tiene un gato que hace uyuyuyuyuy…



Pues igual es más difícil de lo que yo pensaba lo de los títulos. El caso es que hay cosas, situaciones, momentos, que nos ponen contentos y que si te paras a pensar no tienen nada de especial. No has hecho nada para que pasen… No hay ningún mérito… Pasan, y ya está. Tú crees que sí, pero no. Ya verás cómo te convenzo de que no, aunque tú pienses que es lo mejor del mundo mundial en ese momento, pero es que no… Me estoy poniendo cansino y lo mejor es que… Luis Enrique deja que te explique.


Esos momentos especiales que no tienen nada de especial. 

martes, 8 de septiembre de 2015

Qué mal se ha portado el mundo del cine con algunos personajes

Ya he hablado antes en el blog sobre el cine. De lo difícil que se está poniendo ir a ver una película en condiciones, la poca imaginación que tienen los señores de Hollywood y los que vemos las películas, que no sabes si Batman ha vuelto o Superman regresa, El Imperio Contraataca, o si Indiana Jones es portero del Betis.

También hablamos de todas las cosas que aprendemos en el cine como que todo pasa en Nueva York, que los extraterrestres no pierden el tiempo en venir a Europa, que los polis americanos comes donuts, que en Estados Unidos no hay problema de aparcamiento y muchas cosas más.

En el post de esta semana quiero homejanear, homenejar, homeaj… hablaros de los personajes secundarios.



Mejor te lo explico con ejemplos. Señores a los que las películas les ha tratado muy malamente:

martes, 1 de septiembre de 2015

¿Y si sólo pudieras decir la verdad en Facebook?

Que no digo yo que mintáis en vuestro Facebook y en los comentarios que ponéis a vuestros amigos. Líbreme el señor (el señor que está detrás de Facebook) de insinuar que no sois sinceros en las cosas que escribís en la red social. Tampoco quiero decir que en el único sitio que puedas decir la verdad sea en Facebook… Que ahora que veo el título diríase (¡qué culto soy!) que querría decir (ya la he cagao con la redundancia) algo similar.


El otro día os contaba cosas del “tuister”. Hoy toca hablar de Facebook. Y tampoco os voy a decir cómo tenéis que utilizarlo. Allá tú. Yo sólo estoy imaginando qué pasaría si la herramienta no aceptara mentiras (seguimos hablando de Facebook. Que vosotros escucháis herramienta y mentira, y os vais rápido a las cosas “secsis”).




Nota del autor. Esto es producto de mi imaginación. Ni se te ocurra utilizar las ideas que te doy a continuación. Vamos a decir verdades, tralará: