Entradas

¡Cuántas Galaxias para una Guerra o que te acompañen a la fuerza!

Imagen
En Mayo hay muchos días. Treinta y uno para ser exactos. Pero se celebran muchas cosas. El día del trabajo, el día de la Madre, el de Star Wars el de la Victoria (que podría ser nombre de una madre, pero esa es otra historia), el día Mundial de la Luz, del Heavy Metal, de las abejas, del Whisky, del orgullo Friki, el de las Abejas Madres frikis que escuchan Heavy Metal, el día Mundial sin Tabaco… Pero vamos a centrarnos en el día de Star Wars que para eso ya he puesto el título. Y ahora, si tuviéramos presupuesto, el post completo sería como la entradilla de todas las películas de la saga. Pero en español, y por orden. Empezamos por el principio La Guerra de las Galaxias se estrenó en España en noviembre de 1977. Al menos en Madrid. Y en el centro de Madrid. Y sólo en un par de cines. No os vayáis a creer que la estrenaban en “Nesfli” o en Movistar. En 1977 Movistar o Netflix serían nombres de algún Jedi o de cualquier otro personaje de la peli. Y tampoco podías verla en cualquie

Pues ahora me compro… Twitter

Imagen
¿Qué le compras a alguien que tiene de todo? Yo, personalmente prefiero que se lo compren ellos, que ya saben lo que les falta, o hasta dónde pueden llegar. Y que tienen dinero y contactos. Que ya tienen que tener amigos para poner entre todos 44.000 millones, para comprarse, por ejemplo, Twitter. Que ya es dinero para un pájaro. Me refiero a Twitter, no a Elon Musk. ¡Menudo pájaro! Ahora sí que estoy hablando de Elon Musk. ¿Qué no sabes quién es? Pues como un supervillano de película de James Bond, pero sin James Bond y   sin película, de momento. El dueño de los coches eléctricos. De otros coches eléctricos, ya sabéis, cuáles. Tampoco le vamos a hacer toda la publicidad a Tesla. Y de la empresa SpaceX que manda “cobetes” al espacio exterior. ¿Por qué no se mandan cosas al espacio interior? ¿No hay suficiente espacio? Hoy me voy a hacer muchas preguntas. A ver si hay alguien con estudios que contesta.   O sin estudios. Pero que conteste. ¿Preparados? ¿Cómo se compra uno Twitter?

El del fondo

Imagen
Aunque pudiera parecerlo por el título, no os voy a hablar del baño. Que suele estar al fondo a la derecha. O a la izquierda, según se mire. O según dónde lo hayan puesto. Ahora que estamos todo el día con noticias sobre comisiones, dinero público, privado, gente que no sabe lo que hacen sus primos, sus hermanos o sus primos hermanos. Primos y dinero. No hay dinero sin primos. Somos unos primos con nuestros dineros … Había muchos posibles títulos, pero me voy a explicar. Atentos y atentas, que os veo muy distraídos. En la antigüedad, A. B., o sea antes del Bizum, y de las tarjetas, las amarillas, las rojas y las de los bancos, había una figura en todos los grupos de personas humanas. Sí amigos. El del fondo. Todo un figura. ¡Un aplauso al del fondo! Que igual puede ser del fondo norte o del Sur. Para que os hagáis una idea, el del fondo era como hacienda. Se ocupaba de que no se fuera nadie sin pagar. Eso sí, todos pagaban lo mismo. “¿Cuántos somos? ¿10? ¿Ponemos 6 euros cada uno

Es que yo… no había nacido

Imagen
Vamos a empezar por el principio. Como se deberían comenzar las cosas. En el principio era el verbo. Luego venía el sujeto, los complementos (cinturones, bufandas y otros artículos determinados e indeterminados que están en la planta baja del cortinglés ), y los objetos directos, indirectos y esas cosas que nos enseñaron a los señores mayores en el cole. Pero no os voy a hablar de verbos. En mi cole me enseñaron que primero iba el sujeto. Y os voy a contar una cosa que me ha pasado con un par de sujetos y luego ya viene la parte del predicado y el resto de los complementos. Como son sujetos suizos, les llamaremos “sujeten” (Realmente son Subjekte pero por los “loles” seguiremos suponiendo que se dice así).   ¿Vale? Comenzamos por el primer sujeto. Aquí en Suiza hay que cambiar las ruedas del coche un par de veces al año. Las cuatro. Ruedas de verano y de invierno. En primavera se ponen las de verano y en otoño las de invierno. Todo muy lógico, hasta ahora. Pues en el taller estuve