Entradas

¿Quieres verla?

Imagen
¿Te la enseño? ¿No quieres que te la enseñe? ¿Really? Pues tú te lo pierdes. ¡Qué tiempos aquellos en los que todo el mundo quería verla y estabas deseando sacarla! Cualquier momento era bueno. ¿De verdad no la quieres ver? Y es que las cosas han cambiado mucho. Nada es igual ¡Ahora la llevas en el móvil! Y no sólo una. Decenas, ¡Qué digo decenas! ¡Centenas! ¡Milésimas de millón! ¡O más! Y es que a quién no le va a gustar ver una foto. Estaba hablando de fotos. Que igual alguno ya estaba malpensando. Que sois muy mal pensados. Pues eso. ¿A quién no le va a gustar ver una foto? Aunque yo prefiero un Imperio Romano. Pues bien, hay gente que la lleve donde la lleve, va y te la enseña. Y aquí tenéis unos ejemplos. Treskiloscuatrocientostreintagramos Sí, la madre está bien. El padre también. Y mide más de tres kilos y pesa casi 50 metros… Y ha salido clavadito al resto de recién nacidos. Guapo no es, ha salido a los padres. Y a las madres. Pero es muy rico. ¡Y listo! Listísimo. Yo n

El tonto del pueblo

Imagen
Es muy probable que el título del post no sea el más acertado. Y no sólo porque es políticamente incorrecto. Tampoco es correcto ni políticamente ni sin politiquear. Y me explico. No voy a hablar únicamente de un tonto. Hay más tontos que pueblos. Hay pueblos en los que hay más de un tonto. Si no tienen tontos, se les asignará uno de oficio. En las ciudades hay más tontos. De todos los colores, razas, religiones. Y os lo explico en esta columna. En esa columna exactamente, no. Es una forma de hablar y además está muy feo pintar en las columnas, o en los edificios en general, aunque haya gente que pinta. O aunque haya gente que no pinta nada en los edificios, y ahí les tienes. Que seguramente ellos hacen lo que pueden. El caso es que hoy voy a escribir una columna. De opinión. De la mía. Que puede que no sea correcta. Incluso que sea una opinión estúpida, o tonta. Y además de pueblo. Que es desde donde escribo. Aquí no discrimino a nadie. Hay tontos y tontas de pueblo; de ciudad

Asesinos de series

Imagen
“Priviusly” en el Cigarrito ya os hablé de algunas series. Pero erais muy jóvenes y seguro que no os acordáis. Y eso que somos los viejos los que tenemos problemas de memoria. De todas maneras, ya os lo recuerdo yo. Sólo tenéis que pinchar en el link . De lo que no os hablé es de la gente que ve las series. De toda, toda la gente, que ve series, no me va a dar tiempo. Y además es que no los conozco a todos. Mira que conozco a gente, pero a todos no. Lo que voy a intentar es agruparlos en grupos. De algo nos tiene que servir todo lo que estudiamos en el cole sobre los conjuntos. Los vacíos, los subconjuntos, los disjuntos, los infinitos, los finitos (de Córdoba… tenía que hacerlo), los conjuntos de música, y así sustantivamente. No me pierdo ni una Da igual que la pongan en la Uno, en la Dos, Movistar Prime, “Llutú”, “Neflis”, en el cine de tu barrio... Las ha visto todas. Amar en Huevos Revueltos, una coreana, la turca de Antena 3, series de miedo, series de comedia… Si durmiera, o

Ganando tiempo

Imagen
La semana pasada os contaba cómo perdíamos el tiempo . También amenacé con un capítulo sobre el ahorro del tiempo. Y como soy un hombre de palabra, allá voy. Rapidito. Como se trata de ahorrar tiempo, esto va a ser breve. Más rápido que la velocidad de la luz. O que el precio de la luz, que también corre que se las pela. Aquí tenéis algunos ejemplos de gente que ahorra tiempo. - El que aparca en doble fila . Si además lo deja delante de un bar para tomarse una cerveza, o dos, mucho mejor. Su tiempo vale mucho más que el tuyo.   - Ola K ase . ¿Tú sabes el tiempo que se pasa poniendo qué con su tilde y todo? ¿O escribiendo la h? Que a lo mejor en un mensaje no se nota, pero en toda una vida te da tiempo a hacerte dos carreras… Si además en vez de escribir pones mensajes de audio, te da tiempo a aprender tres idiomas.   - Era una persona muy ahorradora. No saludaba nunca . Siempre se dice que alguien era muy simpático y que siempre saludaba. Luego, esos que saludan, resulta que se han

En busca del tiempo perdido

Imagen
Indiana Jones buscaba el arca perdida. La encontró, la perdió de nuevo, se la quitaron. ¡Menudo trajín! El tiempo que pierde en viajes, en pelearse con los malos, en recuperar el sombrero… Al menos Indiana Jones ha hecho carrera perdiendo y buscando cosas, pero ¿Habéis contado el tiempo que perdemos? Ahora los móviles te dicen que has estado media hora intentando subir una foto a Instagram, 1 hora poniendo corazones y besos en diferentes grupos de “Guasap”, 15 minutos en Facebook felicitando cumpleaños a gente que hace años que no ves, y no volverás a escribir hasta el año siguiente, otra hora leyendo noticias que probablemente no sean verdad y otra hora con diferentes zascas, audios, contestaciones, teorías sobre Covid, volcanes, y cuándo llegará MBap, Bmpé … un jugador de fútbol que, en algún momento llegará. No sabemos dónde, pero que llegará seguro. Agotado con tanto trajín, también. En la vida real no tenemos un contador que nos vaya diciendo que hemos estado 2 minutos esperan