Entradas

El sofoco dura poco

Imagen
Bien podría ser el título de un tebeo de Mortadelo (y Filemón, que también salía siempre y no quiero que se sienta olvidado) pero no. También podría haber titulado este post como “ Los Ricos también lloran, pero les dura menos la pena ”. En el post de hoy, vamos a hablar de llorar. Pero llorar de verdad, no de llorar de risa, que eso sería llorriendo, entre lo uno y lo otro. Llorar de verdad de la buena. Que no todo en la vida va a ser jijí, jajá. O jajá, jijí, que el orden de la suma da igual, cuando hay factores subordinados que….. Pues “resultadeque” hay un señor “jurgolista” que gana mucho dinero, pero mucho, mucho y que se quería ir de su equipo porque estaba enfurruñao. Le dijeron que “verdes las han segao”, que básicamente es decirte que no que te puedes ir, y se quedó en su equipo. Probablemente se lo dijeron en catalán, “verds las han segat”. Y se quedó en el equipo. Enfurruñao, pero se quedó. Y este año jugó y se desenfurruñó. Y fue feliz, y aunque comió poca perdiz, qu

Malas posturas, frío y micromina

Imagen
Mi abuela, la materna, tenía dos explicaciones para todas las enfermedades. Una era que habías cogido frío, lo que explicaría los resfriados y anginas, y la segunda, que explicaba cualquier dolor, excepto el de garganta, las malas posturas. Mi otra abuela, no daba tantas explicaciones. Los niños en general, y mi hermana y yo, en particular, nos poníamos malos porque siempre estábamos en pelotas. Por lo tanto, las causas de las enfermedades se reducían al frío, tanto si estabas en pelotas como si no, y las malas posturas. Dormir desnudo en una mala postura podía suponer la peor de las enfermedades. Y la solución siempre era friegas de alcohol. Pero del que no se bebe. No servía un JB, o un poquito de Anís del Mono, o anís de cualquier otro animal. También estaba la opción del agua “exagerada”. Probablemente el nombre venga de lo que gritan los hombres cuando se lo echan en la herida. Recapitulemos. Si estás constipado es que has cogido frío por haber estado desnudo. Te duele, cual

Los Otros Olímpicos

Imagen
Quiero agradecer al señor del palito, al delineante, al que barre, a los recojones, a mi vecino que me estará escuchando, a mi mujer, a todos los que han creído en mí, a la Virgen del Pilar, que no quiere ser francesa, a la Virgen Cita, que me quede como estoy. Pues ya estoy de vuelta y aunque no es fácil concentrarse con los Juegos Olímpicos, aquí me tenéis. Y antes de nada quiero dar las gracias a todas las señoras y señores que hacen posible que se jueguen los juegos. Se merecen una medalla. O dos. O más. Ya os conté alguna cosa en el blog sobre las Olimpiadas , incluso con segunda parte . También hablamos sobre los próximos juegos, los de Paguí , en los que habrá cenas de picoteo, y brikindans. Me dio por pasar olímpicamente y hasta me preguntaba por qué había Juegos Olímpicos de Invierno . Pero casi siempre había hablado de los deportistas y no había dado las gracias a todas las personas y personos que hacen posible los juegos. Desde aquí, mis agradecimientos más agradecido

Enterrando plantas

Imagen
Os tengo que confesar algo. No es fácil enterrar una planta. Me explico. Fácil es, porque con echarles tierra encima y olvidarte, ya estaría. Lo difícil es ponerlas tierra y que vivan. Y a mí se me han muerto varias. Bueno, no pasa nada, diréis. Pero sí que pasa. Es mucho peor que se muera una persona a que se muera una planta. Hasta aquí todos estaríamos de acuerdo. Igual es mucho decir lo de estar de acuerdo, que hay algunas personas que… Y las plantas, al fin y a la cabo nos hacen la vida mejor. Menos el brócoli, que es peor que la mayoría de las personas. Empezaremos por el principio. Me gustan las plantas. Hasta el brócoli. No para plantarlo en casa y ponerlo en el salón, pero no le marginaría, ni por su color, raza, religión o su ideología. Pero hay otras más bonitas. Si me dan a elegir entre un puerro o un clavel, dónde va a parar, el clavel, aunque no sea rojo, rojo como cantaba Rocío Jurado, es mucho más bonito. Y queda mucho mejor para regalar. También es verdad que para