Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como vida

¿Quieres verla?

Imagen
¿Te la enseño? ¿No quieres que te la enseñe? ¿Really? Pues tú te lo pierdes. ¡Qué tiempos aquellos en los que todo el mundo quería verla y estabas deseando sacarla! Cualquier momento era bueno. ¿De verdad no la quieres ver? Y es que las cosas han cambiado mucho. Nada es igual ¡Ahora la llevas en el móvil! Y no sólo una. Decenas, ¡Qué digo decenas! ¡Centenas! ¡Milésimas de millón! ¡O más! Y es que a quién no le va a gustar ver una foto. Estaba hablando de fotos. Que igual alguno ya estaba malpensando. Que sois muy mal pensados. Pues eso. ¿A quién no le va a gustar ver una foto? Aunque yo prefiero un Imperio Romano. Pues bien, hay gente que la lleve donde la lleve, va y te la enseña. Y aquí tenéis unos ejemplos. Treskiloscuatrocientostreintagramos Sí, la madre está bien. El padre también. Y mide más de tres kilos y pesa casi 50 metros… Y ha salido clavadito al resto de recién nacidos. Guapo no es, ha salido a los padres. Y a las madres. Pero es muy rico. ¡Y listo! Listísimo. Yo n

La señora del ascensor

Imagen
La señora del ascensor podría ser el título de una película sobre una señora que va en un ascensor. No me vengáis ahora con que no queréis spoilers. Sería una película corta. Aunque tuviera muchos pisos para subir o bajar no da para un largometraje. Incluso con flashbacks (lo de ir para atrás) y flash forwards (ir “palante”) y cuentes la vida de la señora, del ascensor y de la madre que los parió a todos. También valdría para título de un cuadro. Óleo sobre lienzo, acrílico, 100 por 100 algodón, acuarela, tinta china, bolígrafo bic naranja que escribe fino. Quizá podría ser el nombre de una obra de teatro sobre gente que sube en ascensores. O que baja, que los ascensores también van para abajo. Y a veces, mucho más deprisa. Para título de libro ya no estoy tan seguro. Si no lo han escrito ya… El caso es que una de mis películas favoritas trata sobre una chica que trabaja en un ascensor. Subiendo y bajando gente. En realidad, ella sólo apretaba los botones. Que parecía muy fáci