Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como películas

Pues si la he visto…

Imagen
Podemos ver una película casi antes de que la estrenen. Aún no la ha visto el director, y ya está disponible. En el cine, en la tele, en el teléfono, diez horas de “poscast” sobre el film en cuestión. El remake, la original, en versión búlgara con subtítulos en Klingon. Y tenemos más plataformas que en un desfile de Drag Queens. HBO, Filmin, Amazon, Apple TV, Tararí que te Ví, Movistar Plus, Disney Plas, Netflix Plis, Liz Truss… Las televisiones de toda la vida poniendo westerns, o películas alemanas en las que el tiempo es muy bueno y la gente es muy mala. ¿Pretty Woman en Tele 5? ¿Torrente 3 en Antena 4? ¿Pero las vemos de verdad? Y si la he visto, ¿Me acuerdo? Que te preparas con tus palomitas y cervecita. O la versión sana con un pan de 300 cereales (que seguro que no hay tantos en el mundo), tu “esmuzi” (me chivan que se escribe smoothie), agua de glaciar islandés, o tu ensalada de aguacate… Pero vamos a la película. Ya estás frente a la tele. Sale el león rugiendo o la mont

Y allí ¿Qué pasa?

Imagen
La semana anterior (“priviusli”, que dicen en las series) os contaba lo que pasaba en las películas en las diferentes habitaciones de la casa . Lo mal que se había portado el mundo del cine con los pasillos, escaleras y desvanes. Hoy vamos a salir a la calle. Tomando las precauciones necesarias que nos llevan recomendando desde hace tiempo, como lo de guardar las mascarillas a distancia y lavarte 1 metro y medio, o dos metros, si eres alto. Igual debería repasarlo un poco. Antes de empezar a relatar y para que no os llevéis a engaño. No voy a contar lo que pasa en cada sitio en todas las películas. ¿Sabéis cuántas películas hay? ¿Y la cantidad de sitios que salen en cada película? ¿Y el número de sitios que existen? Yo tampoco sé el número exacto, y tampoco esperéis un trabajo exus, hexaus, exahus …. Que no esperéis nada. Que esto es sólo por las risas. Ahora que lo tenemos claro, vamos allá. ¿Es serio este cementerio? Muy bien. Empezamos con algo alegre. Podíamos haber elegi

¿Aquí qué pasa?

Imagen
La semana pasada hablábamos en el post sobre algunas frases que se suelen decir en el cine. Hoy vamos a seguir con el cine y las cosas que suelen pasar en según qué sitios. A ver si me explico. Parafraseando a Mariano Rajoy, me gusta el cine porque pasan cosas. A él le gustaban los catalanes. Creo. No lo tengo muy claro. Y es posible que él tampoco. El caso es que en el cine suelen pasar cosas. Otra cosas es que te guste lo que pasa, pero pasar, pasan. Menos en algunas películas francesas en las que pasa muy poco. La lluvia, gente que se mira. Por no meternos sólo con los franceses, hay sitios en España en los que tampoco pasa nada, pero tampoco hacemos películas. Realmente no queda casi gente para hacer cosas. Nada de nada. Pero hablemos de lo que pasa en los diferentes sitios. No voy a ir mencionando todos los países. Tampoco todas las ciudades y pueblos del mundo. Si al final pasa lo mismo en casi todas partes. Menos en Estados Unidos que aquello se les ha llenado de superhéroe

Esto solo pasa en las películas

Imagen
Hay cosas que únicamente pasan en las películas. Y no hablo de que salgan animales hablando o dinosaurios, en la tele también sale cada uno hablando, y otros que pensábamos que ya estaban extinguidos… Tampoco me refiero a los superhéroes. Son cosas más o menos normales. No digo que pase en todas las películas, pero cada vez que alguien revienta la boca de incendios, empiezan a aparecer niños pegando brincos, riendo y terminan calados de agua. Lo que no sale es cuando llegan sus padres o cuando los tiernos infantes van a casa… “ Verás mamá. Es que ha habido una persecución de varios coches y uno ha destrozado la boca de incendios, y una cosa lleva a la otra…” Si la madre es española, lo primero que se lleva es un bofetón. “ En España no hay bocas de incendios que suelten agua ”. Si es una madre de película, le dirá sonriendo, mientras le acaricia la cabeza. “ Timmy, Timmy… Sube a cambiarte antes de que llegue tu padre. Ya sabes que a papá no le gusta que te mojes la ropa con el ag