Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como películas

Y allí ¿Qué pasa?

Imagen
La semana anterior (“priviusli”, que dicen en las series) os contaba lo que pasaba en las películas en las diferentes habitaciones de la casa . Lo mal que se había portado el mundo del cine con los pasillos, escaleras y desvanes. Hoy vamos a salir a la calle. Tomando las precauciones necesarias que nos llevan recomendando desde hace tiempo, como lo de guardar las mascarillas a distancia y lavarte 1 metro y medio, o dos metros, si eres alto. Igual debería repasarlo un poco. Antes de empezar a relatar y para que no os llevéis a engaño. No voy a contar lo que pasa en cada sitio en todas las películas. ¿Sabéis cuántas películas hay? ¿Y la cantidad de sitios que salen en cada película? ¿Y el número de sitios que existen? Yo tampoco sé el número exacto, y tampoco esperéis un trabajo exus, hexaus, exahus …. Que no esperéis nada. Que esto es sólo por las risas. Ahora que lo tenemos claro, vamos allá. ¿Es serio este cementerio? Muy bien. Empezamos con algo alegre. Podíamos haber elegi

¿Aquí qué pasa?

Imagen
La semana pasada hablábamos en el post sobre algunas frases que se suelen decir en el cine. Hoy vamos a seguir con el cine y las cosas que suelen pasar en según qué sitios. A ver si me explico. Parafraseando a Mariano Rajoy, me gusta el cine porque pasan cosas. A él le gustaban los catalanes. Creo. No lo tengo muy claro. Y es posible que él tampoco. El caso es que en el cine suelen pasar cosas. Otra cosas es que te guste lo que pasa, pero pasar, pasan. Menos en algunas películas francesas en las que pasa muy poco. La lluvia, gente que se mira. Por no meternos sólo con los franceses, hay sitios en España en los que tampoco pasa nada, pero tampoco hacemos películas. Realmente no queda casi gente para hacer cosas. Nada de nada. Pero hablemos de lo que pasa en los diferentes sitios. No voy a ir mencionando todos los países. Tampoco todas las ciudades y pueblos del mundo. Si al final pasa lo mismo en casi todas partes. Menos en Estados Unidos que aquello se les ha llenado de superhéroe

Esto solo pasa en las películas

Imagen
Hay cosas que únicamente pasan en las películas. Y no hablo de que salgan animales hablando o dinosaurios, en la tele también sale cada uno hablando, y otros que pensábamos que ya estaban extinguidos… Tampoco me refiero a los superhéroes. Son cosas más o menos normales. No digo que pase en todas las películas, pero cada vez que alguien revienta la boca de incendios, empiezan a aparecer niños pegando brincos, riendo y terminan calados de agua. Lo que no sale es cuando llegan sus padres o cuando los tiernos infantes van a casa… “ Verás mamá. Es que ha habido una persecución de varios coches y uno ha destrozado la boca de incendios, y una cosa lleva a la otra…” Si la madre es española, lo primero que se lleva es un bofetón. “ En España no hay bocas de incendios que suelten agua ”. Si es una madre de película, le dirá sonriendo, mientras le acaricia la cabeza. “ Timmy, Timmy… Sube a cambiarte antes de que llegue tu padre. Ya sabes que a papá no le gusta que te mojes la ropa con el ag

Resumen de cosas resumidas. Esta semana, las primeras 10 películas sin fascículos ni nada.

Imagen
¿ No tenéis la sensación de que todo va mucho más rápido ahora? Y no hablo únicamente de los macarras que van en coche a 200 por hora con música a todo volumen. Todo a toda leche. Queremos ver las series antes de que se estrenen. Han terminado Batman contra Supermán y ya queremos ver  a los X-Man contra los Cuatro Fantásticos. Por cierto, ¿por qué se han enfadado los superhéroes entre ellos? Compramos los libros al peso y luego no los leemos porque tienen muchas letras. Los vídeos que no sean más de 2 minutos no los veo porque pierdo la atención.  ¿Para qué ir al museo si está todo en Internet? Y así con todo. La gente quiere que le resumas las cosas… Y yo, que soy también gente, pero de la buena, pues os voy a hacer resumen de algunas cosas… no todas porque ya sería un resumen muy largo y tampoco queréis eso. Empezamos por las películas.

Cosas que no salen en las películas ¡Jodíos peliculeros!

Imagen
A estas alturas ya tenemos claro que no hay que creerse todo lo que sale en las películas. Otras veces la realidad supera a la ficción y en muchas ocasiones lo que pasa en la realidad es increíble… pero esa es otra historia. Y es que en las películas no todo es lo que parece y hay cosas que esconden. Los señores peliculeros se ponen de acuerdo para que no nos enteremos de algunas cosas. Y hay mucha gente involucrada… Actores, directores, productores, rejoneadores (estos se me han colado, pero como iba la cosa de palabra que terminaban en ores… Era esto o roedores :-) ), guionistas… Todo el mundo del cine se ha compinchado para hacernos vivir en la ignorancia. Mejor os pongo algunos ejemplos de cosas que no nos cuentan en las películas.

33 tipos de malos malísimos, aunque seguro que hay más

Imagen
En casi todas las películas hay malos. No suele haber muchos porque hay poco presupuesto para personajes malignos. Sin embargo, en otras películas todos son malos, hasta el presupuesto. El guion, los actores, los diálogos, pero esa es otra historia. Seguimos con los malos. Como os iba diciendo, los malos aparecen en las pelis con cara de muchos enemigos (anteriormente era con cara de pocos amigos). Son esos que cuando salen ya te avisan con la música de que van a aparecer. Por cómo suena, ya sabes que va a salir un tipo o tipa malo o mala (prometo que es la última vez que voy a ser políticamente correcto y utilizar masculino y femenino. A partir de ahora todos son malos, así en plural y masculino). Los malos suelen fumar, están enfadados y se ríen poco, aunque cuando se ríen son un poco escandalosos. Pero, no sólo en el cine hay malos. En la vida real también. Y aunque no sean tan malos como los que salen en las películas quería dedicarles este post. Es a ese tipo de p

En el nombre del Padre…

Imagen
Esta semana no me voy a meter con las cosas religiosas, a pesar del título (y de que a veces te ponen las cosas a huevo). Aunque los que pintan algo en la iglesia (no me refiero a la señora que hizo el garabato en Borja), se metan en las cosas de los demás, no lo voy a hacer yo. No hagas a los demás que te hagan como yo quiero al prójimo… (Creo que es algo parecido, pero es que ese día me cambié a Ética y me perdí la clase de “Reli”). Esta semana os quería hablar sobre los nombres. Pero no el nombre del padre o del hijo (de verdad que hay nombres de hijos que son para matar al padre y para que le dé un ataque al Espíritu Santo. No tenéis más que pensar en algún Kevin Costner de Jesús, “Yosuas” y Samantas). Hablaremos de los nombres comunes. Hay padres hijos de… Porque vamos a ver ¿Quién pone el nombre de las cosas?  A los animales, a las flores, a las ciudades… ¿Dónde está el responsable? ¿Con quién hay que hablar para que se ponga orden? ¿Y qué es este sindiós de

¿Vamos al cine?

Imagen
Ya os he comentado alguna vez que me gusta el cine. Mucho. Puedo ver tres películas del tirón y quedarme tan a gusto. Lo de entender ya es otra cosa, porque las películas que me gustan casi nunca tienen nada que ver con las más taquilleras, y muy pocas veces coincido con los críticos (cuando les leo y hago caso). Nunca he sido de los de ir al cine a para el rato (no, tampoco he frecuentado la fila de los mancos, pero esa es otra historia). Yo voy a ver La Película. A veces porque hay que verla en pantalla grande aunque sea un truño (caso Pocahontas disfrazada de pitufo gigante). Otras porque ya se de “antebrazo” que me van a gustar (casi siempre acierto… no tengo claro si soy un chico fácil o selectivo), otras porque le gusta a mi novia (normalmente coincidimos, pero ella es más de pelis de señores que pegan golpes o ciencia ficción).  No se vosotros, pero yo cada vez, tengo menos ganas de ir al cine y no es únicamente por el precio, que también. Sí, las salan están mucho