Sangren donen

Ya os he contado que estoy aprendiendo alemán. La cosa va “lenten” pero ya me apaño para pedir cosas. No me dan siempre lo que pido, pero yo lo intento una y otra vez. De todas maneras, no todo va a ser pedir, también hay veces que hay que dar. 

Os he dicho también que ahora vivo en Zúrich. ¿Verdad? La gente de aquí habla un alemán muy cerrado. Como los murcianos. Hasta hace poco, les entendía poco. A los de Zúrich. Con los de Murcia debo tener un poco más de paciencia.

El caso es que como veréis en el título os vengo hablar de donar sangre. Hay gente que dona dinero, otros donan ropa, algunos su tiempo. E incluso se han dado casos de gente que dona veranos.

Para empezar, vamos a hablar con propiedad. Donar sangre en alemán se dice Blutspende. Para que veáis que no siempre los alemanes utilizan palabras larguísimas, por ejemplo, aceite es Öl, huevo es Ei y zoológico, Zoo. Bueno, está bien. Zoo, no es el mejor ejemplo. Aquí va una palabra como dios manda como ejemplo de palabra larga: Backpfeifengesicht, que se compone de Backpfeife, hostia bien dada, y gesicht, cara. Podríamos traducirlo como político, o gente que tiene cara para que le den hostias con la mano abierta.

Pero vamos a lo que vamos. A lo de la donación y la sangre. En Suiza se encargan las chicas y chicos de la Cruz Roja. Tienen querencia con las banderas con cruces rojas y blancas en este país. El caso es que os voy a contar el proceso de “donanciamiento”.  Ojo, que no soy el primer Javi que hace una “descubrición”.

@davidparejas

#dúo con @judithmartos NUEVA DESCUBRICIÓN #recetas #fy #parati #comedia #comediaenespañol #humor #comida

♬ sonido original - Judith y Javi

Vamos a donar

Importante. Que vayas al sitio correcto a donar sangre. No vale pegarte un tajo en casa y esperar a que venga la gente de la cruz roja a recogerlo todo. Que seguro que lo hacen porque son muy buena gente, pero lo de la donación tiene un procedimiento y hay que seguir las instrucciones.

Donar o no donar

Aquí hay poco dilema. En caso de duda, te recomendaría “de que” sí. Y total, sólo es medio litro de sangre y la recuperas rápido (ni siquiera hace falta que te pongas ciego a morcillas para recuperarla. Que tampoco estaría mal). Y puedes salvar vidas. Como Spiderman y sin poner todo perdido de telarañas por la calle.

¿Qué instrucciones?

Hay libros más cortos que las instrucciones para donar sangre. Te convalidan dos años de medicina y uno de filología alemana (esto por donar en Suiza. En China sería “filología” oriental, como Confucio). Más preguntas que en un programa de Jordi Hurtado. Cuánto mides, cuánto pesas, cómo te encuentras hoy, si tienes tatuajes, si has viajado últimamente y a qué países… ¿Bajas la tapa del wáter cuando terminas de hacer pis? Esto, aún no lo preguntan, pero lo incluirán en próximos cuestionarios.

Requisitos

Cuando veo la palabra requisitos, no puedo dejar de pensar en aquella pastora, lará, lará, larito, que estaba haciendo los quesitos. ¿Qué habrá sido de ella? ¿Y de aquel gato que miraba con ojos golositos? Pero a lo que vamos. Que tienes que pesar más de 50 kilos (no es para donar kilos, pero no me importaría que se llevaran unos cuantos también), estar sano, tener la tensión arterial baja, no haber tenido contacto sexual con la aceptación de dinero, drogas o medicamentos… Si os estáis preguntando qué pasa si el sexo es gratis, tiene que ser con vuestra pareja y que llevéis bastante tiempo juntos. Eso sí, si tienes más de 60 años (en general, no con tu pareja), ya no les gusta tu sangre. Ellos se lo pierden.

La tensión por favor

Después de rellenar más papeles que en la hipoteca de tu casa, pasas a que te midan la tensión. Tu les das la mano y ellos te cogen un brazo. Y Pfft, pfft, pffft. La alta bien, la baja también. Más preguntas del médico, pinchacito en un dedo como el de la Bella Durmiente (el pinchazo. Desconozco como sería el médico de la Bella Durmiente). Más preguntas y ahora pase a la camilla… Que por cierto, en Suiza son bastante más cutres que las de España (no todo va a ser mejor en el extranjero). Aquí era como las camillas que utilizan para los futbolistas, pero sin tanto trajín.

Lo que viene siendo la “indición”

Otra vez a darles el brazo. ¿Izquierdo? ¿Derecho? Lo bueno es que sólo necesitan uno. Duele un poco, pero yo nunca lloro porque soy muy valiente. 10 minutos y ya tienen la sangre guardada en una bolsa. Que son muy organizados aquí. No se les escapa ni un poco. Y es que mi sangre es la mejor de todas. Pasión gitana y sangre española. Que no lo digo yo, si hasta le hicieron una canción.

¿Ya me puedo ir?

Espera, espera, a ver si te vas a marear. Te quedas un ratito tumbado en la camilla sujetando la tirita que te han puesto para que no se te escape otro medio litro de sangre (es posible que exagere un poco). Bueno, pues parece que no me mareo, leré.

¿Y ahora?

Un poquito más. Que te has ganado un bocadillo y algo de beber. Mira tú, que bien. Tú les das sangre y ellos te dan un bocata de jamón. De jamón york que esta gente no está tan avanzada y no tienen ibérico… Al no estar en Iberia… (en los centros de donación de Madrid tampoco, pero esa es otra historia).

Ahora ya estáis preparados para donar sangre. Si queréis donar dinero os podéis poner en contacto conmigo en la dirección que pone abajo en pantalla…

¡Que no! ¡Que es bromita! Pero si queréis mandar el jamón, aunque no sea de Iberia, pues ya me avisáis. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

10 ejemplos de críticas de cine si no las escribiera un crítico de cine.

¿Has visto las noticias? ¿Las de dónde?

En el nombre del Padre…