2019 ¿Cómo ha sido tu ano?

No, no le faltan letras a mi teclado. Y está configurado para escribir en español y muy español. El título no es una errata. Lo de poner un ano en el título no es casual. Y ahora es cuando lo explico.
Es muy probable que hayas visto aplicaciones que te hacen un resumen del año 2019. Qué canciones has escuchado, cuántos pasos has dado, la foto publicada con más "québonitataquedao", también conocido como likes, el número de páginas que has leído…
Por cierto, que se me ha olvidado felicitar el año a todos mis lectores a los que tanto les debo. A mi familia que me estará escuchando, a mis amigos, a los fuerzos y cuerpas, a los cuerpos seguros del Estado, a todos. Y a los que no me leen también. Que son muchos más de los que leen los posts. Os tengo vigilados ¡Cabrones! ¡Feliz año!
Como dicen las figuritas del roscón de reyes, vamos a meternos en harina. El caso es que hay mucha información sobre lo que hemos hecho durante el año, pero ¿Es relevante la información?
Por poner un ejemplo cercano, yo mismo, no tengo nada más cercano, he dado más de 3 millones de pasos, lo que hacía Rajoy en una tarde en la que no había tour de Francia o partido del Madrid.
He recorrido casi 1500 millas, más que en Indianápolis (chiste para los iniciados en Indianápolis y sus 500 millas) que es como ir al Mercadona un huevo de veces, y volver porque se te ha olvidado el pan. He estado activo más minutos que todos los políticos españoles y he quemado más calorías que las que desayuna una familia americana en las películas también americanas (a no ser que llegue el autobús y Billy tenga que correr para no llegar tarde a su primer día de clase y coger sólo una tostada).
Mi aparato, (el Fitbit, que el otro no dice nada, de momento), también me dice que he dormido unas 7 horas, de media, no en todo el año.
Otra aplicación, me dice que he leído 12 mil páginas, en 30 libros. Y eso que no cuenta los subtítulos de las películas, el periódico, y las etiquetas de los “champuses” (algunas, mucho mejor que algunos periódicos).
Y pensando, que a veces también pienso, creo que sería interesante alguna aplicación que nos diera otros datos.
Pésame tonto
No quiero saber cuántos kilos peso. Bueno, sí, lo quiero saber, pero me gustaría pesar menos. Quiero saber cuántos kilos de pechugas de pollo. A cuántos pollos equivalen las pechugas ¿Cuántas pechugas tiene un pollo? La cantidad de croquetas que sería capaz de comer. ¿Cuántos cocidos tengo que comer para llegar a estar como Falete? En campos de fútbol, ¿Cuándo parar para perder 10 kilos? ¿Cuántos días tengo que ayunar para poder respirar al ponerme ese pantalón de hace unos años? ¿Recuperaré alguna vez la agilidad de mis años mozos?
Vamos a leer
Líbreme dios de censurar ningún periódico, o libro, o televisión. Ni siquiera esos que ya sabemos (aquí lo dejo al libre albedrío, porque todos sabemos que no nos vamos a poner de acuerdo). Pero ¿Qué tal una aplicación que te dijera, “Maricarmen, aquí pone esto, pero que sepas que es mentira y que el titular debería ser diferente”?. “Este año has leído dos artículos en los que todo lo que se decía era cierto”. “¡En el Periódico X, hoy han publicado una noticia real!” O, “si yo fuera tú dejaría de leer porque te vas a cabrear y luego te sube la tensión, y dios sabe lo que eres capaz de hacer”.
Uno, dos
Y ese entrenador personal por el que pagas una pasta y lo único que te dice es que no comas, que corras, que sigas haciendo abdominales y contar. “Uno, dos, vamos que tú puedes, haz una serie más. Más rápido, una más, venga, vamos. Con alegría. Que ahora incluso es un entrenador virtual. No está contigo. Y así, claro, no puedes asesinarle. ¿Hemos llegado a la luna y no hemos inventado nada para tener un cuerpo 10 sin hacer ejercicio? ¿Aún no hay torreznos con efecto adelgazante? Claro, comiendo sano, así cualquiera.
Después del comercio, viene el bebercio
¿No te gustaría saber cuántos litros de cerveza has bebido en el año? ¿O si te han echado garrafón en vez del gin-tonic que habías pedido? Por eso les ponen ahora frutos del bosque, tónicas de colores, hielos del ártico y del Antártico (los de los gin-tonics tienen buena parte de culpa de que los osos polares estén jodidos… Y que ahora no se estrellaría el Titanic… todo hay que decirlo). Y que te avisaran de que pares de beber para no terminar muy malamente la noche.
VOYASERBUENO.COM
Si la teoría te la sabes. Y tú quieres ser buena persona. ¿Quién no quiere llevarse bien con sus semejantes? Incluso con los que no son semejantes y no se parecen nada a ti. Pero es que hay otros hijosdeputaporelmundo.com y al final te los cruzas. Para evitar esto debería haber una aplicación para que te diga dónde va a estar fulanito con el que te llevas tan mal, o menganita, a la que odias con todas tus fuerzas. Y no encontrarte a esos ·%$/!  (ponga un pitido junto a los signos para mitigar el exabrupto. Exabrupto no es el nombre de un señor mayor de pueblo).
Cosas del cuerpo humano
¿No te gustaría saber cuántos litros de agua has bebido en un año? ¿Y cuántos has desbebido? ¿Un WC que te hiciera un análisis de orina y de heces? (lo que viene siendo lo que “descomes” por vía secundaria. ¿Dónde van los mocos cuando no estás enfermo? O temas menos escatológicos como contar los latidos de tu corazón en 2019, las veces que has pestañeado, ¿Dónde fue la dentadura postiza aquel día que estornudaste?
Yo ya voy dando ideas a los ingenieros para que empiecen a trabajar. Ya os pasaré la factura cuando os forréis con mis ideas.
¡Feliz 2020!



Comentarios

  1. Tu sigue escribiendo así y vas a tener la culpa de que 2020 sea feliz ;-D al menos los ratitos mientras te leemos....

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por leer el blog y dejarme un comentario!

Entradas populares de este blog

10 ejemplos de críticas de cine si no las escribiera un crítico de cine.

¿Has visto las noticias? ¿Las de dónde?

Problemas del primer mundo