martes, 28 de febrero de 2017

Yo os maldigo, jodíos móviles

No sé si os acordáis de Charlton Heston en El Planeta de los Simios en la escena final, más cabreao que una mona y “maldijiendo” a todos. Pues yo igual, maldigo a los móviles, que tienen la culpa de todo lo que sucede. Antes no había teléfonos inteligentes, ni siquiera un poco listos, y no pasaba lo que está pasando ahora. Si no, cómo os explicáis, que haya llegado Trump a ser Presidente. Pues por los móviles.


Y no sólo lo digo yo. También lo dicen los programas de la tele, y los de la radio y en los artículos de revistas y periódicos (por si no lo recuerdas, son esas cosas que venden en las tiendas con hojas… las lechugas, no, lo otro).


Pues eso, que lo dice todo el mundo. Todo el día nada más que “de mirar” el móvil y no hacemos otras cosas, no como antes que hacíamos…. por ejemplo… Dejadme pensar y ahora vengo.


martes, 21 de febrero de 2017

Todos somos dependientes, independientemente de quiénes somos

Ya estamos con los titulares que no hay quién los entienda. Son peores titulares que los de la selección masculina de fútbol de Gibraltar. La verdad es que ellos tienen pocos para elegir, entre señoras, niños, gente ya mayor, los que no les gusta el fútbol y que sean de allí, pues les queda los justos para montar un partido. Encima no pidáis que estén en forma y que sepan jugar bien. Va a ser verdad que son británicos J


¿Por dónde íbamos? ¡Ah! Sí. Por lo de los dependientes que quieren independencia. Vamos a ver si me explico. No me refiero a señores que trabajen en una tienda y quieran ser de otro país. Hoy os quiero hablar de que todo depende. Como decía un gran cantante. Bueno, en realidad, era el de Jarabe de Palo… El caso es que entre las cosas que decía, que tampoco decía muchas, pero las “repetía en repetidas ocasiones” alguna dijo interesante. Que si la flaca y todo le parecía bonito, pero también dijo que depende de qué depende, de según como se mire todo depende. 


Que viene a significar algo así como que todo depende del punto de vista de un cristal que se mira… Mejor lo explico con ejemplos. Aunque ya os conté algo sobre la teoría de la relatividad hace tiempo, creo que es necesario volver a recordar el tema.

martes, 14 de febrero de 2017

Y si los de fuera no fueran tan listos

El titular no va a pasar a la historia, lo sé. Podría haber utilizado extranjeros en lugar de los de fuera, pero es que es literal, me refiero a todos los de fuera, no sólo de España, sino de la Tierra. 

Siempre pensamos que los de fuera son mejores que nosotros. A no ser que estemos hablando de un pueblo, todos sabemos que es fácil engañar a un forastero. O de los de otro barrio. Los del otro barrio son siempre peores, mucho peores. Mira los zombies, que vienen del otro barrio nada más que para comerse a los de éste. 


Pero vamos a lo que vamos. Ahora es cuando explico mi teoría. Los extranjeros no son tan listos como creíamos. Y aquí también entran los extraterrestres.


martes, 7 de febrero de 2017

Lo mío es peor y no digo nada

¿Os acordáis de cuándo éramos pequeños y cualquier herida, por pequeña que fuera, era la peor de todos los tiempos? Daba igual que fuera una rozadura en la rodilla. Que tu amigo se hubiera caído desde un quinto piso y se hubiera roto las piernas o los brazos… ¿Cómo vas a comparar? Lo de la rodilla es mucho peor.


Pues de mayores seguimos haciendo lo mismo. No hay peor dolor que el tuyo. De pequeños enseñábamos la rodilla. ¡O mejor! Un dedo. Y si llevaba una tirita, mucho mejor. Así podías ir mostrando el dedo a todo el mundo para que supieran que estabas sufriendo. Que tu dolor era el más doloroso. Y aunque no sabías expresarte, ahí tenías el socorrido “Mía, pupa”. Que no sólo significaba mira que herida tengo. Con esas dos palabras queríamos expresar todo nuestro dolor y solicitar atención. Pues ahora, seguimos poniéndonos tiritas… y eso que sabemos expresarnos.  


Ahora es la parte en la que desarrollo mi teoría. Que por supuesto es mucho peor que la tuya. ¡Dónde va a parar!