Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como naranjito

¿Qué pasó con Fulanito y Menganito?

Imagen
Antes de comenzar a leer tengo que avisar. No quiero que os llevéis ningún desengaño. No conozco ni a Fulanito ni a Menganito. Ni sé que ha pasado con ellos. Es una manera de hablar. No. De Zutanito tampoco os puedo contar nada. Mirad a ver si está en Facebook o algo.

El caso es que se ha puesto de moda lo recordar a gente que era famosa y a la que hemos perdido la pista. ¿Os acordáis de los actores de la serie tal? ¿Qué fue de…? de Pues el niño ya ha crecido y se ha convertido en… Espera, espera. ¿Qué noticia hay en que un niño haya crecido y ahora sea un abogado? La noticia sería que no hubiera crecido, o que ahora fuera una iguana, o un semáforo, pero que un niño después de 40 años, ahora sea una persona con más edad…

¿Y qué pasa con los que no eran famosos y nadie se acuerda de ellos? ¿O de esas cosas y modas que todo el mundo ha olvidado. Yo voy a lanzar una lanza… o romperla, o lo que se haga con  las lanzas. El caso es que me gustaría acordarme de…

Entender a los hombres es fácil, si les comprendes

Imagen
La gente con estudios dice que los hombres son muy fáciles de comprender. Que somos muy básicos, sobre todo comparados con las mujeres. Sencillos. Como un billete de metro. Probablemente sea verdad y los estudiosos tengan razón. Para eso se han pasado años leyendo libros, y pasando apuntes a limpio con sus bolis bic cristal, que escribe normal, y apuntando en libretas en blanco sus cosas, sin torcerse ni nada.

No voy a ejercer de cuñado diciendo que se aparten esos señores y que ya voy yo a explicaros cómo funcionan los hombres. Lo que os quiero demostrar es que nosotros, los señores, los que comemos naranjitas y limones (achupé), también tenemos nuestras cosas y no somos tan simples como parecemos. Que tenemos nuestros misterios y cosas que son difíciles de comprender.

Bienvenidos a la nave del misterio. Desmontando la sencillez de los hombres.