Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como bromas

Sí, tú también eres uno del grupo

Imagen
Cuenta la leyenda que hay gente que no ha instalado WhatsApp. Existen mitos sobre personas humanas que ni siquiera tienen móvil. Los hay que todavía llevan puesto el plástico en la pantalla, o que andan con un Nokia, por supuesto con batería desde el primer día que lo cargaron.
Creo que todos los que estáis leyendo el post tenéis WhatsApp. Y estáis en varios grupos. No tantos como Alaska, la de los Pegamoides, o Dinarama, o Fangoria, pero en muchos grupos.
Y hoy vamos a hablar de las diferentes personas que hay en los grupos. No de todas, porque sería un post muy aburrido dando detalles con nombres y apellidos de los millones de usuarios de WhatsApp. Aunque fuera sólo en España, estaríamos hablando de 25 millones. Y por eso vamos a agruparlos en grupos (que es la mejor manera de agrupar cosas).
¿Cómo he llegado hasta aquí?
Por algún tipo de persona había que empezar y comenzamos por los que no quieren estar en el grupo. No tardarán mucho en salir o son claros candidatos en convertirse en …

Mi infancia son recuerdos de un patio del colegio o el reencuentro

Imagen
El patio de mi colegio era particular y cuando llovía se mojaba como los demás, pero no había huerto, claro, ni limonero, ni nada (igualito que el de Machado que lo tenía a todo confort). Sólo porterías de balonmano y fútbol sala, y fútbol, y rugby y tenis de mesa, voleyball, y todo lo que se te ocurriera. También hay canastas de baloncesto, y un montón de rayas. De las que se pintan en el suelo, aunque de las otras seguro que también había, pero no nos dábamos cuenta, porque éramos muy pequeños, y el patio era muy grande.

Ahora el patio es mucho más pequeño, o nosotros somos más grandes… El caso es que todo esto viene porque hace unos días, volví a ver a uno de mis amigos de la infancia.

Esas cosas típicas que pasan. Que los que vuelves a encontrar por Facebook. ¿Qué es de tu vida? Por aquí todo bien. A ver si quedamos. Tenemos que vernos. Claro que sí. Dame tu teléfono que te añada al “guasap”. Ya estamos conectados. De verdad que tengo muchas ganas de verte. A ver si coincidimos. Voy…