Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como broma

Su tabaco, gracias

Imagen
Hace muchos, muchos años, en una galaxia bastante cercana, yo fumaba. No demasiado, pero lo suficiente para haber oído más de una vez lo de Su tabaco, gracias. Tampoco es que le diera al vicio como para tener la voz de Darth Vader, o para quedarme pequeñín como Yoda. Hablando de galaxias lejanas y Yoda… ¿Se puedes ser más cuqui que Baby Yoda? ¿Os habéis dado cuenta de que en la galaxia tan lejana no había máquinas de tabaco? No veo yo a Chewbacca encendiéndose un cigarrito. Menudo peligro debía tener con ese pelo. Esa melena sí que tiene magia y no la de este hombre que casi no tiene contacto con los estupefacientes. Ni uno solo de los personajes principales de las tres trilogías (tres tristes trilogías son trending en un trigal) fumaba. Sólo algunos personajes secundarios de la primera película (Episodio 4, planta baja). Aunque el humo no era de un par de Ducados y un Marlboro… Ahí debían fumar drogaporro o algo. El caso es que repasando los posts que he escrito, 365 ya, y este año es …

Españoles y Lusos

Imagen
Pues se acabaron las vacas para un servidor.  ¿Qué le vamos a hacer? No todo va a ser orgía y desenfreno.  Ya se sabe que la alegría dura poco en la casa del pobre o como dice mi padre.  “Si en casa del pobre entra una merluza, uno de los dos está malo”.
A lo que iba. Este año ha tocado una vuelta por Lisboa y unos días de playa en el Algarve.  La capital lusa (tópico donde los haya junto a marco incomparable, serpiente multicolor y el siempre difícil Reyno de Navarra), es una ciudad preciosa pero con desventajas, las putas cuestas. Es como Toledo, pero con más cuestas, el Tajo lo llevan de serie también.  El Algarve es como Andalucía, playas preciosas, chiringuitos por todas partes, restaurantes de comida buenísima y en algunos casos, horrible, pero con señores que hablan con la boca cerrada.
Los portugueses hablan como Aznar, sin mover el bigote, (sin ánimo de ofender por el tema del bigote, ni por Aznar). Bastante tenemos ya con la crisis en la Península Ibérica como para mandarles…