Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como Batman

¿Nos vamos de terrazas?

Imagen
Quizá el término pueda llevar a engaño, pero ¿Cuándo os he engañado? ¿Cuándo me he inventado yo algo? Es posible que en algún post haya dicho algunas cosas que no eran del todo ciertas, que me haya inventado alguna cosa, que exagere un poquito o que haya maquillado la realidad. Pero hoy sí que voy a hablar de las terrazas. De las de los edificios, que todavía no estamos para salir de cañas. Aunque también te puedes tomar una cerveza, echar un cigarrito, salir a dar palmas, bailar, cantar… Hay terrazas en las que casi no cabe el cigarrito, y tiene que ser un baile más apretado que las tuercas de un submarino. Olvídate de marcarte un Dirty Dancing. Que a lo mejor tienes una de esas terrazas como los jugadores de fútbol. Que les da para entrenar, jugar con el perro y sus 18 hijos (los hijos del futbolista. Líbreme yo de hablar de las intimidades de los perros). Ventaneros sin fronteras Empezamos mal. Me propongo a hablar de terrazas y comienzo a hablar de los que no tienen terraza. Piénsalo…

La tele me enciende

Imagen
No sé si os pasa lo mismo, pero es poner la tele y encenderme. Ya sé que la secuencia debería ser diferente. Primero enciendes la tele y luego te cabreas. Luis Enrique, deja que me explique. No estoy cabreado con la televisión, y con la mía menos, que es muy buena, y se porta estupendamente, ni con una cadena en particular. Es con la gente que sale. ¡Que nos han dicho que nos quedemos en casa! Y todos estos saliendo por la tele. Que te laves las manos. Las dos. Y que no saludes a los desconocidos, ni a los conocidos. Que no des la mano a nadie, ni siquiera para cruzar la calle (volvemos al punto de que te quedes en casa) … Que mantengamos la distancia entre personas humanas, y que tosas en el codo. Y es normal que nos hagamos un lío. Yo de momento no salgo en la tele, ni toso a los desconocidos, ni cruzo las manos, y me lavo a distancia. A lo que iba. Que estás en casa viendo la tele y hay muchas cosas que me preocupan. La distancia Da igual quién salga que soy como mi abuela hablando a l…

Batman arreglando las cortinas

Imagen
Creo que en algún momento debería ir a mi psiquiatra y que me hiciera un reconocimiento. También sería muy bueno tener psiquiatra para que me conozca, y luego ya, cuando vuelva a consulta, que me reconozca, pero esa es otra historia. Lo del señor psiquiatro o señora psiquiatra, que para reconocerme me da un poco igual el sexo del especialista o especialisto, viene por lo del título. ¿A quién se le ocurre imaginarse a Batman arreglando las cortinas de su casa? Que es un señor superhéroe que tiene otras cosas que hacer como desfacer entuertos, luchar contra el mal, y hacer cosas propias de un señor rico que hace películas y series. Con lo amargao es Batman (que sonríe menos que la mujer de Donald Trump…. Bastante tiene la pobre) como para ponerle a medir cortinas, poner el bajo, sacarle la sisa, hacer pespuntes y esas cosas que se les hace a las cortinas para colgarlas. Y en esas estaba yo, arreglando cortinas, cuando me dio por pensar en Batman y en todos esos protagonistas de películas …

Qué mal se ha portado el mundo del cine con algunos personajes

Imagen
Ya he hablado antes en el blog sobre el cine. De lo difícil que se está poniendo ir a ver una película en condiciones, la poca imaginación que tienen los señores de Hollywood y los que vemos las películas, que no sabes si Batman ha vuelto o Superman regresa, El Imperio Contraataca, o si Indiana Jones es portero del Betis.
También hablamos de todas las cosas que aprendemos en el cine como que todo pasa en Nueva York, que los extraterrestres no pierden el tiempo en venir a Europa, que los polis americanos comes donuts, que en Estados Unidos no hay problema de aparcamiento y muchas cosas más.
En el post de esta semana quiero homejanear, homenejar, homeaj… hablaros de los personajes secundarios.


Mejor te lo explico con ejemplos. Señores a los que las películas les ha tratado muy malamente:

Superhéroes: ¿Por qué?

Imagen
Nunca me gustaron los superhéroes, ni de pequeño, y ahora que hay mil versiones de películas de Spiderman Returns, Come Back, Here I go again y demás zarandajas (como me gusta esta palabra), cada vez menos.  Llamadme “conspiranóico” pero, bajo mi punto de vista, no existen.  No creáis, que esto lo digo a lo loco y sin datos.  Os voy a dar mis explicaciones, y estas explicaciones que os debo, os las voy a dar (o me paráis o entro en un bucle).
Como os iba diciendo, ni siquiera cuando era pequeño, (para algunos de los cabrones que me leen, sí cuando yo era pequeño, ya había imprenta y tebeos  ¿Qué es eso de los comics? En mi época había tebeos), me gustaba ninguno de ellos. Ni Supermán, Batman, Aquaman, “Ale-mán” (estos últimos mucho menos, porque nos ganaban siempre al fútbol). A veces leía a Superlópez, pero éste no vale, y en ocasiones a Mortadelo y Filemón.  Veía a mis primos y a los hermanos mayores de mis amigos muertos de risa con las “tontás” de Mortadelo y yo, en mi tierna infa…