Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como Ana Botella

No te enteras Contreras, o no me piséis lo fregao

Imagen
¿No has tenido nunca la sensación de ser el único que no se entera de lo que está pasando o de qué se habla? A lo mejor el resto tampoco, pero disimulan mejor que tú. Es cuando piensas. ¿Qué me he perdido? ¿En qué mundo vivo? Debería salir más y dejar de ver series para saber qué pasa. ¿Por dónde entra el agua de coco a los cocos? (bueno eso no lo pienso, pero me ha venido ahora a la cabeza).  Por si necesitáis subtítulos, lo que dice Federico es: “No te enteras Contreras” (pero las erres no las tiene muy trabajadas) El caso es que en cada vez más ocasiones noto que ando más perdido que Ana Botella hablando inglés, o hablando de fútbol o siendo alcaldesa. Muy perdida. Allá vamos (Jir güi gou). Famosos Nunca he sido muy de leer el “Jelou”, el “Ten Minutes” o el “Soon” ni sé muy bien quién es quién en el mundo de la farándula (no sé por qué le ponen ese nombre… A lo mejor es porque la farándula es un bicho muy malo que no se mata ni con piedra ni palo). El caso es

Pase sin llamar

Imagen
  Ya os hablé hace poco de los peros . Esos pequeños cabrones que joden muchas frases. Yo no quería , pero… Le comprendo perfectamente , pero…, tiene usted razón , pero. La historia que os voy a relatar es un SÍ, PERO de libro. Pero (qué me gusta la palabra) no os la voy a contar yo. Y esta vez es cierto que no escribo yo. Ni Mariló o Calatrava , ni mi primo americano , ni Ana Botella . Os daréis cuenta inmediatamente porque está muy bien escrito.   La explicación es la siguiente. Isabel Blas , amiga escritora y seguidora de este blog (no le preguntéis por qué, no vaya a ser que deje de leerlo), me envió un correo adjuntando un par de cartas dirigidas a la Seguridad Social. Me comentaba que quizá podría utilizarlas en el blog y escribir sobre el tema. Yo, que soy rebelde porque el mundo me hizo así, no voy a hacer caso a Isabel y prefiero publicarlas (eliminando direcciones de la carta y fecha) tal cual me las ha enviado ella. Al principio pensé en “ficcionar” (no c

Cosas que encuentras en Madrid.. o el diario de Ana B.

Imagen
Antes de que lo digáis vosotros, me adelanto, que os conozco. No, olimpiadas no encuentras en la capital,. ni políticos inteligentes, ni mucha gente que sepa hablar inglés…, ni café con leche en la Plaza Mayor (bueno sí, pero no es relaxing y te clavan 5 euros), pero siempre hay cosas interesantes en Madrid.  El otro día paseando (parece el comienzo de un monólogo del Club de la Comedia, pero esto es de verdad de la buena)… A lo que iba. El otro día, que pillaba en lunes por la mañana, muy cerquita de la Plaza de Cibeles, había un coche muy grande, muy negro, con cristales tintados, escoltado por miembros de la policía (en realidad no sólo por los miembros, también estaban los policías). Me llamó la atención que estuviera parado. Al poco tiempo, se bajó un señor muy alto con traje (también muy alto, haciendo juego con el señor), se acercó a una papelera y dejó caer un cuaderno azul. Ni el coche ni los polis eran exactamente así, pero es que no me dio tiempo a sacar el móvi