Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como Miguel Bosé

Fish sin chips

Imagen
Esto no lo verás en los medios. Nos lo llevan ocultado años. Y ya va siendo hora de que salga a la luz. Puede, que cuando estéis leyendo este post, el FBI me esté interrogando. O el CNI, o el KFC (no es el Kentucky Fútbol Club, sino una organización superpeligrosa que quiere manejar el mundo mundial y han empezado por el chip. Sin fish ni nada). Diréis que me he vuelto loco, pero no soy el único, como John Lennon (que no es que estuviera loco, pero escribió una canción… mejor lo dejo). Ya, ya sé que pensáis que hay más locos, pero quiero decir que hay más gente hablando de este tema, y nos tratan como si no estuviésemos bien de la cabeza. ¡Qué injusta es la sociedad! ¡Y la historia! ¡Mira cómo trataron a Galileo por querer mostrarnos la verdad! ¿O era a Copérnico? Espera, que a lo mejor es Colón. Voy a intentar contaros todo antes de vengan a por mí. Espero que no censuren lo que escribo y podáis salvaros. Cuando lo estéis leyendo puede que ya no esté con vosotros, ni con tu espíritu… o…

En estas fechas tan señaladas

Imagen
No, no voy a soltaros el discurso del Rey, ni decir que me llena de orgullo y satisfacción escribir sobre la Navidad. Ya os conté cómo era el guion y algunos consejos a seguir en las cenas con amigoso y compañeros de trabajo.Hoy os voy a hablar sobre la cena de Nochebuena.No hay un modelo único, y cada familia o grupo lo celebra de maneras distintas, pero estoy seguro que os sentiréis identificados con algunos de los ejemplos que paso a relatar.
Dónde y con quién
Mucho más difícil que el qué cenar, está el dónde y con quién. Es una decisión complicada que provoca cienes y cienes de discusiones en las parejas (en todas,  hasta en las de la Guardia Civil).  Cuando eres pequeño no hay discusión posible, irás donde te digan que vayas, y no hay más que hablar.  Bueno puedes hablar, pero te va a dar lo mismo.  “Pues yo no quiero ir a casa de la tía de Cuenca”,  “pues te quedas tu aquí solo y te comes un bocata”, dirá tu madre.  Y ahí te ves, tan feliz tú solo, sin tener que aguantar los besos…