martes, 12 de abril de 2016

Diario de un español muy español o sin siestas no hay paraíso

¿Pues no nos quieren quitar la siesta? ¡Que lo han dicho los periódicos! Y lo que sale en los periódicos es siempre verdad. Y la tele. Que ahí sí que no mienten. Y hasta en el extranjero. Sitios que no saben nada de la vida se atreven a decir cosas de España.

 Dicen algo que no hay más siesta y acostarse con los empleados a las 6 PM. Como todo lo ponen en inglés, no hay quién se entere.

Y ahora con tanto comunista suelto y melenudo pues era de esperar que nos pasen estas cosas, que ya uno no va a poder ni dormir tranquilo. Primero nos hicieron divorciarnos de nuestras mujeres. Que nosotros las queríamos, pero como era la moda, pues nada, cada uno por su lado. Y eso de que Dios una, no lo desuna ni Dios ni nadie. Este país se va a pique, con tanto marxismo y no hay nadie que ponga orden. Lo que pasa por no tener gobierno.


Y a mí por ejemplo ya me ha chafado toda mi agenda. Un buen español, pero de los de verdad, no de los de ahora que ni van a misa, ni a los toros, ni se duchan ni nada, tiene sus obligaciones y sus cosas que hacer. Yo no sé vosotros, pero ¿qué voy a hacer ahora con esas dos horas libres si ahora no me puedo echar una cabezada? Por cierto, ¿queréis ver mi agenda?



Agenda de un español muy español

7:00 A levantar el país

Y es que no hay nada como madrugar y que el servicio te tenga preparado el desayuno y los periódicos. Un café, zumo de naranja, de las de verdad, de Valencia, sus churritos, que me los traen de mi churrería de toda la vida, y los periódicos. El ABC y la Razón. Si os parece compramos El País o el Mundo, que desde que se ha ido Pedro Jota ni es periódico ni nada.


7:30 Baño y masaje

¡Jolín! Me ha quedado el titular como si fuera un futbolista. Ya me gustaría a mí haber sido futbolista, pero después de la lesión de rodilla se truncó mi carrera. Y no lo hacía mal del todo. Le daba dos toques seguidos sin que se cayera el balón. A lo que voy. Que viene la chica filipina a darme un masaje. Me ha dicho algo de un final feliz, pero yo es veo pocas películas o series, que ahora todo el mundo enganchado con algo de unos tronos y amar con huevos revueltos…


8:15 Santa Misa

¿Qué cada vez va menos gente? Eso será en vuestros barrios que están llenos de gente pobre que paga impuestos. Pero mi iglesia siempre está llena. Echamos de menos a algunos feligreses. No sé si son cosas mías, pero se está muriendo gente que antes estaba viva y no se moría. A lo que voy, que un español de bien, va a misa, y cuanto más temprano mejor, para luego poder pecar a gusto el resto del día.



9:30 Paseíto al club

Realmente me acerca en coche el chófer, pero le pido que no me deje en la misma puerta del club de golf y así voy andando y hago algo de ejercicio. Os preguntaréis si no voy al trabajo. Gracias a Dios, en casa nunca hemos tenido que trabajar. Con las tierras, los apartamentos, las subvenciones de la Unión Europea y lo que me dejó papá, voy tirando. Y eso que dicen que las cosas van mal, nada más que para desprestigiar al país.

10:00 Café y chispazo

Allí me espera Pipín, Chema, Alberto Luís y Josemari. Mis amigos desde que íbamos juntos al colegio. Privado, como tiene que ser, que en los públicos juntan a los chicos con las chicas. ¡Así salen, todos, unos degenerados y homosexuales perdidos! ¡Qué buenos ratos pasamos! Hablando de nuestras cosas, un cafetito, ¡Niño, echa una gota de coñac! En el club no tienen Soberano que aunque sea cosa de hombres, es de hombres sin dinero. Cuando queremos darnos cuenta nos hemos bebido la botella. ¡Qué risas nos echamos metiéndonos con los camareros! Luego les dejamos propina, no os creáis. 75 céntimos. No sea que se lo gasten en drogas que esta gente es muy viciosa.



12:00 Papeleo

Antes me acercaba por el despacho de mi abogado, que me lleva todos los papeles pero ahora me llama para darme el parte. Me ha dicho algo de unos papeles en Panamá pero tampoco le he hecho mucho caso. Yo de cosas de Sudamérica no quiero saber nada que allí hay mucho bolivariano. Que lo arregle él que para eso le pago. Poco, porque dicen que hay crisis. 


12:15 Carrillo y Pasionaria

No, no me he vuelto loco. Son los nombres de mis caballos. Los puse así por si algún día se mueren o les tengo que pegar un tiro por si se rompen una pata, no me den ninguna pena. Yo ya no monto, y además hoy parece que me ha sentado mal el café y ando un poco mareado. El caso es que me paso a verles entrenar. No pierdo la esperanza de que algún día ganen una carrera, pero eso de que sean caballos árabes no me da buena espina. No puedes fiarte de los moros.

14:00 Hoy comemos en…

Esperábais que dijera que hoy comemos con Isabel. Hoy no toca. Desde que está con el escritor este argentino, o paraguayo, no le vemos el pelo. He llamado a casa y tenían pescado así que prefiero comer fuera. Una paella, como dios manda. Y con una botella de Rioja, como tiene que ser.  ¿Que es esa moda de sólo tomar una copita? ¿Quién me dice a mí lo que puedo o no beber? Yo, como Aznar, pero con menos abdominales.


15:30 Una cabezadita.

Al cuerpo hay que darle descanso de vez en cuando y yo a esta hora siempre me echo un ratito. Nada más que cerrar un poco los ojos. Lo suficiente como para pensar un rato. Meditar le llaman algunos. A mí no me hace falta meditar ni nada, que pago a otros para que mediten y se ocupen de todo.

18:00 Me he quedado un poco traspuesto

Pues sí que estaba cansado. Me he quedado traspuesto un momento y me ha sonado el teléfono. Eran los amigos que si me había pasado algo, que habíamos quedado para ir a los toros. Si me doy prisa igual llego al quinto toro. Siempre dicen que no hay quinto malo. Ya le diré al chófer que se salte un par de semáforos y vaya por el carril bus. ¡Y que se atrevan a ponerme una multa!



No me gusta que los toros se pongan la minifalda

Al final llegué a tiempo para ver los tres últimos toros. Por cierto que la plaza está cada vez peor. Desde el palco se ve mucha gente humilde y jóvenes sin ningún gusto vistiendo. ¿Por qué esas faldas tan cortas? Ya os lo dijo Manolo Escobar y vosotras nada. Otra cosa que quieren prohibir. No, las faldas no. Pero deberían. Me refiero a los toros. ¡Si no sufren! Y además, si no los torearan se extinguirían. Mira los linces por ejemplo. No se pueden torear y cada vez quedan menos. Quieren acabar con todas las tradiciones!



20:30 Sevillanas y olé

Un hombre hecho y derecho no baila, eso está claro, pero las sevillanas son otra cosa. Es nada más que mover un poco los brazos y arrimarte un poco a las chicas. Y mirarlas cara a cara que es la primera, y la segunda… El caso es conocer a alguna joven que va siendo hora de sentar la cabeza. O eso dice mi madre.


22:00 Hoy cenamos tempranito

Lo de que nos obliguen a cenar tan temprano los de la Unión Europa no lo llevo yo muy bien. Qué prisas tienen y luego para qué, ¿Para ir a la cama? Nos van a enseñar a nosotros a vivir. Y luego quieren venirse todos a España por que como aquí en ningún sitio. Que vienen los extranjeros todos a llevarse nuestro trabajo y a operarse gratis y a beber agua de nuestros pantanos…

23:30 ¿Hoy no hay fútbol?

¿Ya se ha acabado el partido? Cada vez los ponen más pronto. Algún día los equipos de Primera División jugarán los domingos por la mañana como si fueran equipos de Regional. Y todo para que los partidos los vean los chinos y japoneses. Como si supiesen algo de deportes aparte del judo, el ping pong y el karaoke.



1:30 A la cama que hay que descansar

Como no había fútbol he tenido que ponerme una película. Nada de cosas españolas que son todas de gente que en cuanto te descuidas salen duchándose y ya aprovechan y hacen sexo con los actores. ¿Es que esas actrices no tienen madre que les diga las cosas?


Y así es cómo los españoles de bien ocupan un día cualquiera. Y eso que nos han prohibido la siesta. Lo mío ha sido para despejarme nada más. A veces también cantamos lo de yo soy español, español, y nos preocupamos porque Gibraltar vuelva a ser nuestro, y nos metemos con los franceses. En ocasiones también corremos delante de los toros y tiramos cabras desde un campanario, nos rebozamos en tomate y esas cosas que no deberían perderse nunca. ¡Benditas tradiciones!


Y si no tenéis esta agenda, es que no sois españoles como dios manda. O sí :-)


5 comentarios:

  1. Que bien ponderado, querido amigo. Es un verdadero placer leer cuatro verdades bien plasmadas, negro sobre blanco y con finísima caligrafía. Me ha alegrado Vd. el desayuno. Ahora mismo llamo a mi primo Borjamari para recomendarle su inigualable y acertadísimo escrito de hoy.

    ResponderEliminar
  2. Claro que es todo una serie de injusticias, ! Mira que quitarnos la siesta ! PANÁMAS que tenernos desvelados, ahora que tenemos la Feria de Abril, nos van a quitar lo bailao

    ResponderEliminar
  3. Siempre tan ocurrente. Supongo que te habrá salido este blogs, después de una "siesta como Dios manda"?. Si es así, que se chinche este Gobierno Provisonal. !!!Arriba E...La Siesta!!!!. En que estaría yo pensando?.

    ResponderEliminar
  4. Has descrito "un día cualquiera" a la perfección :) Lo peor es que es así como nos ven desde fuera...

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué razón tienes, querido Javier! ¡Para mí un día sin masaje, aperitivo en el club, algún que otro "hoyo golfístico", unas angulitas en Zalacaín y saber que Bautista me recogerá siempre con el Jaguar azul cobalto, sea la hora que sea y esté en el tugurio que esté (de los que casi nunca recuerdo el nombre) que te digo, Javier, de verdad, querido, de verdad, que no es vida...!
    Besotes,
    Isabel Federica Anselma Patrocinio de Todos los Santos

    ResponderEliminar

¡Gracias por leer el blog y dejarme un comentario!