miércoles, 30 de octubre de 2013

Tópicos típicos

Los que seguís la página en Facebook de Un Cigarrito (os recuerdo que es de las pocas cosas que quedan gratis) sabéis que suelo poner algunos “tuits” que me llaman la atención y que creo que os pueden hacer gracia. 

Algunos me dan ideas para escribir en el blog y con éste no he podido resistirme.


Y es que hay palabras y expresiones que sólo se utilizan para determinado tipo de periodismo. Por ejemplo postrimerías… ¿Quién usa esa palabra estando en su sano juicio, y sin hablar de deportes? ¿Y aledaños? Sí, son las proximidades o los alrededores, pero por la manera en que lo usan los periodistas parece que únicamente los estadios tienen aledaños.

Esto sería una crónica deportiva con algunos (muchos) tópicos deportivos. Deben ser antiguos alumnos del máster que comenta Carlos Valladolid.

Partido calificado de alto riesgo el que tiene lugar en el siempre difícil Reyno (a mí también me parece raro que se escriba así) de Navarra. Las espadas están en todo lo alto entre el equipo rojillo y los blanquivioletas pucelanos en un duelo fratricida (ya, ya sé que los de Osasuna y Valladolid no son hermanos, ni siquiera entre ellos) que pondrá fin a la “vigésimo-gésima” jornada del Campeonato Nacional de Liga BBVA.

Saludos de rigor entre los capitanes y el equipo arbitral en los prolegómenos (¿Qué cojones es un prolegómeno? ) del encuentro… Echa a rodar el esférico en un estadio lleno hasta la bandera en el que se ha puesto el cartel de no hay billetes. Veremos si los entrenadores de ambos equipos consiguen ser fieles a su estilo y quién es capaz de llevarse el gato al agua alzándose con los tres puntos en un partido de la máxima rivalidad….

Pitido final por parte del trencilla (mola más que puto árbitro) del colegio Murciano (pudiendo ir a un colegio alemán o inglés, los jueces de las contiendas eligen siempre unos colegios muy extraños) con tablas en el marcador en un partido vibrante en el que ha destacado la labor del cancerbero del conjunto de la ribera del Pisuerga y del pivote de contención pamplonica… 


Podría haber metido muchos más tópicos, pero es que no creo que tengáis ganas de leer lo que son capaces de decir los señores narradores futboleros en hora y media.

Pero no todos hablan así… Hay periodistas que con pocas palabras (o sílabas) tienen suficiente.


Vamos a ser justos. No todos los tópicos vienen del periodismo deportivo (la serpiente multicolor y los esforzados jornaleros de la ruta en el ciclismo han tenido mucha culpa de todo esto), pero no todos vienen del mismo sitio. No es fácil escribir sobre los mismos temas una y otra vez y no repetirse.  Aquí te dejo unos cuantos tópicos más.

La fiesta de la democracia. No hay televisión, periódico o emisora de radio que no lo diga al menos una vez cualquier día de elecciones. Seguramente lo llaman fiesta porque al final todos los partidos están encantados con los resultados (pierdan por mayoría absoluta o ganen 1 escaño).  


Las antiguas pesetas. Los sestercios o los doblones tienen más años pero no tenéis huevos a llamarles antiguos ¿no? Las pesetas serán muy viejas, pero os seguís acordando de ellas cuando no sabéis hacer la cuenta en euros ¿verdad?

Rabiosa actualidad. No lo puedo evitar. Cada vez que lo oigo, me imagino a la periodista bajita con la vena hinchada en el cuello. Así pintaría yo a la rabiosa actualidad. 


¿Cerrada ovación, ovación cerrada? ¿Cuál es la forma correcta? ¿Hay ovaciones abiertas? Os dejo a vosotros que sigáis que yo me voy a liar seguro. Lo de cálidos aplausos también se las trae. 

La pertinaz sequía. No hay sequías como las de Franco… Eso dicen los mayores (sí amiguitos, los hay más mayores que yo). Y aquí tampoco me voy a meter demasiado, según están las cosas. 

Espectáculo dantesco. Creo que se refieren a aquellos en los que sale Pitingo… Puede que no, porque es una frase antigua, pero es que me da pereza buscarlo en el “intenné”. (también he tenido la tentación de poner algo sobre Leonardo Dantés, pero no os lo merecéis). 


En manos de los abogados Tú pregunta a cualquier chorizo de los que salen en la tele y la respuesta a cualquier cosa es siempre la misma -“¿Es verdad que el dinero está en Suiza?” – Está en manos de mis abogados.  ¡Coño! ¡Vamos a por los abogados que son los que tienen la pasta!

Brillar con luz propia. Sale algún cantante nuevo, un bailarín de éxito, una escritora superventas… y ahí le tienes, brillando con luz propia. Y según se está poniendo la factura de la electricidad es una ventaja de la leche.

Para muestra un botón. Este tópico sí que no lo pillo. Pongamos que estamos hablando de una persona que no brilla con luz propia… que no brilla nada… vamos, que no tiene luces. Lo del botón no sirve como muestra. Si me dijeras que para muestra una foto… ¿Pero un botón? Qué conste que la foto de abajo es sólo un ejemplo (con algo de mala leche).


El día después Ya no hay día siguiente, siempre es el día después. El día de mañana también queda muy lejano. Ya no hay manera de saber de qué día estamos hablando.

La apretada agenda. Da igual que el político no haga nada (hay pocos que hagan algo más que tocar o tocarse los huevos), su agenda siempre estará apretada. 10:00 Rascarse el huevo izquierdo. 14:00 Comida 17:00 Ver partido 20:00 Cena. 22:00 Tocada de huevo derecho con posibilidad de repaso del izquierdo. Esto para cualquier periodista, será una agenda apretada. 


Al filo de las 10.  Las cosas no están programadas para una hora, sino para el filo de una hora. Si es prontito es al despuntar el alba... No seas tan poético y dime qué hora es.

-      Cuando la luna alcance el pico más alto de la montaña del águila el séptimo día, y el lobo aúlle por tercera vez, nos encontraremos.
-      A ver Paco. Deja de decir gilipolleces. El jueves 25 a las 10 de la noche donde siempre ¿no?

La policía redujo a los delincuentes. Les ves en la tele y los ladrones parecen normales. No quiero ni imaginarme lo altos que eran antes de que los detuviera la policía… Cuando oigo lo de reducir a los delincuentes, no puedo evitar ver esta imagen…


Según un estudio que acabo de realizar, se desprende (otro tópico) que ya está bien de meter frases hechas. Así que vamos a ir barajando la posibilidad (uno más) de poner punto y final (otro) y pensar seriamente (seguimos) en salir a la calle a darme un baño de multitudes (también salgo duchado por si os lo estabais preguntando). Sin otro particular, me despido atentamente.

miércoles, 23 de octubre de 2013

Momentos de televisión

Interrumpimos la publicidad para dar paso a unos momentos de televisión. Ya estoy harto de que siempre sea al revés. No quiero más cortes en mi serie favorita cuando está a punto de…, que Ben-Hur dure 5 días en Antena 3 o que no dejen a los hombres del tiempo hablar sobre sus tormentas y chubascos sin hacer una pausa para contarnos las ventajas de una cuenta de colores, o asegurar tu coche con determinada compañía.

Quiero hablar de mis momentos de la tele. Algunos son programas, otros son series, y otros nada más que recuerdos. Ni siquiera son los mejores, pero son los que yo recuerdo. Allá vamos.

Un dos Tres (1972) Puede que tus recuerdos sean con Mayra Gomez Kemp (no me meto en las fantasías sexuales de cada uno), Kiko Ledgard, o con el jovenzuelo que presentó  la última temporada. Pero seguro que también forma parte de vuestros momentos de la Tele. Somos novios y residentes en Madrid, Tres respuestas acertadas a…, ¿Cómo estaba la plaza? Campana y se acabó, Hemos venido a jugar… Cada uno tendréis vuestra frase, presentador/a o azafata preferida del programa de Chicho (no es el mismo que tocaba a las macizas de Tele 5, ¿o sí?)


Informe Semanal (1973) Y ahí sigue, de momento. Todos los sábados, durante 40 años ya. Dicen que es el segundo programa más veterano después del Telediario y de Jordi Hurtado (ya presentó las Campanadas de 1900). La verdad es que no tengo muy buenos recuerdos del programa, era lo único que había en la tele y a los 5 años no es que tuviera demasiado interés en el resumen de las noticias semanales.


El hombre y la Tierra (1974) Este sí que me gustaba. Oír a Félix hablar del lirón careto, el abejaruco, y el buitre Leonardo (curioso nombre para un pájaro). ¿Quién no ha imitado la voz de este hombre? Vale, a Jose María García y al amigo Félix, a la vez. 


El botellazo a Juanito y gol de Ruben Cano (1977). Hablando de José María García. En el vídeo sale con un abrigo naranja (haciendo honor a su apodo de Butanito). Yo lo recuerdo como el primer partido que vi en casa en la tele en color. Por cierto, gran gol de espinilla ante “Yugoeslavia”. 


Marco encuentra a su madre (1980) ¡Qué sinvivir! Un niño tan pequeño por ahí solo, cruzando Apeninos (que resulta que son montañas) y Andes… y todo con un mono. Además, teniendo en cuenta que este chavalín era un poco extraño. “No te vayas mamá, no te alejes de aquí, adiós mamá, pensaré mucho en ti” (a este chaval le convences en un pispás). Por cierto, ¿no se os hace demasiado sospechoso que Heidi y Marco fueran iguales?  Yo creo que era el mismo actor.  Que espabilaos los japoneses, lo que hacían para ahorrarse pasta en el casting… Pensarán que todos los occidentales somos iguales.


¡Quieto todo el mundo! (1981) El día nos lo sabemos casi todos y lo que estábamos haciendo (si es que estábamos) también. Yo volvía de clase y con lo único que me quedé es que al día siguiente no había que ir al cole. Luego, después de leer sobre el tema y ver mil programas, tampoco tengo muy claro qué pasó el día en que un torero pistola en mano asaltó el Parlamento. 



Chanquete ha muerto(1981) Realmente Chanquete murió en 1982, aunque la serie comenzó un año antes. Pensándolo mejor, Chanquete ha muerto muchísimas veces, con más repeticiones que un gol de Cristiano Ronaldo. Yo vi la serie la primer vez y ya en mi tierna infancia, no me convencía esa mezcla de adolescentes con ganas de pillar, una pintora, un señor mayor con un barco en medio de una huerta y dos críos que no se les entendía al hablar… Tú también has silbado la musiquilla de Verano Azul al montar en bici ¿verdad? (¡Moña!).


Porque esto es Thriileeer, thriler, night (1982)
Otro momentazo de la tele. Recuerdo cómo anunciaban en el telediario el último vídeo de Michael Jackson. ¡Qué pasada! ¡Qué bien hecho! Parece una peli. Lo que más miedo me daba es la ropa de Michael Jackson. Acojona a cualquiera, casi tanto como Naranjito, la mascota del Mundial 82


Goool de Señoorrr (1983) Otro momento fútbol. Diciembre 1983. España tenía que marcar 11 goles frente a Malta (selección potente donde las haya) para clasificarnos en la Eurocopa de Francia 1984 y dejar fuera a Holanda. Ni uno, ni dos, ni tres, marcamos 12 goles. Todavía recuerdo como estábamos mi padre y yo viendo el fútbol. Luego vino mi hermana, después mi abuela, y por último mi madre: “¿Quiénes son los de rojo que marcan tantos goles?” (siempre le gustó mucho el fútbol). 

Falcon Crest (1985) ¡Qué malos eran Angela y Richard Channing!  ¿Y el cabrón de Chu-Li? (no, no era el Panda del zoo de Madrid). Los Gioberti eran la familia Piruleta. ¡Qué blandos! ¿Qué me dices de pecho lobo Lorenzo Lamas? Eso sí que eran sobremesas, viendo a los malos haciendo maldades y a los buenos… bondades.


Mi vida eres tuuuuu (1988) Os lo dije, no todos son momentos buenos.  ¿Os acordáis de Cristal? “Qué bella que te ves”. Yo sólo recuerdo la bella melodía… y ya es bastante. El cerebro es muy sabio y hace que olvides los momentos poco agradables.


Hablemos del “mileranismo” (1989) No puedo evitarlo, es volver a oír la palabra milenarismo y sonreír (es que no soy mucho de descojonarme). Nunca sabremos si llegó el “mineralismo”, qué era aquello y si se le pasó la cogorza al señor Arrabal.


Médico de Familia (1995) Ya voy recogiendo a jovenzuelos. Probablemente algunos todavía no hayáis llegado a ver a la familia más chupiguay de la historia de la televisión. Estos sí que eran el monumento a la gominola. Eso sí, Emilio Aragón es un crack. Payaso, músico, presentador y ahora médico. Y tenía una familia de guardia y se casó con Belén Rueda, pero todo era un sueño de Imanol Arias… Creo que me estoy liando de series…


Cruza la pasarela (2001)
Aquí muchos os vais a hacer los dignos. ¿Yooo? No sé ni quién es Rosa, ni Bisbal, ni Bustamante. Yo sólo escucho música renacentista del siglo X V Palito. El palito ya te lo daré luego. Con ustedes Rose of Spain singing Europe is living a “selebreision”.


Pacho Marhuenda (DR) Da igual la cadena que pongas, que sale un señor que en el cole lo tuvo que pasar muy mal de las collejas que la daban. Siempre está defendiendo a Mariano y es muy simpático… Los demás se ríen de él, pero no sé por qué. Es el que se llevaba el balón cuando no le centraban jugando al fútbol y se llevaba el scatergories si no le daban la respuesta por buena.
PS: DR significa durante Rajoy.


Y estos han sido mis momentos de la tele. Ya sé, hay  muchos más y vosotros hubierais puesto otros, pero es que hay que elegir y en tantos años ha habido muchos y muy buenos. Podría haber incluido a Uri Geller con José María Iñigo, a Boris enseñando la chorra, La Juventud Baila, ¡A jugar! con Joaquín Prat y hablar de  series como 7 vidas, Los hombres de “Harrison” (en mi barrio se llamaban así)… O haber escrito también de Los Payasos de la Tele, Estudio Estadio, las pelis porno del Plus cuando estaban codificadas (yo nunca las vi, pero me lo contaron). 

En la imagen se puede ver a una maciza desnuda… si te pones haciendo el pino con un peine en la mano izquierda. ¿No ves el culo?  ¿Y ahora una teta? ¿No lo ves? Claro, te has quedado ciego de tanto tocarte. Mira que te avisaron de pequeño...  



miércoles, 16 de octubre de 2013

Me dan miedo 9 de cada 10 dentistas

¿Os acordáis del anuncio en el que todos los dentistas (menos uno) recomendaban el chicle sin azúcar? ¡Qué cabrón! Ya le estoy viendo repartiendo chicles con terrones de azúcar, bolsas enteras de chuches y caramelos a las puertas de los colegios.

Pues sí, el famoso  dentista que recomendaba Trident con azúcar era el mismo que se apostaba en los colegios para dar “droja” camuflada a los niños. ¡Mala persona donde las haya! ¡El mismo tío! Y todo para que vayas a arreglarte los dientes. 

Yo nunca vi a nadie en la puerta de mi cole repartiendo caramelos, pero si todo el mundo habla de él, seguro que existía. Lo que pasa es que Carabanchel no le pillaba a mano o algo, y no trabajaba la zona. De hecho, para demostrar que existía, ahí tenemos información sobre él en la Frikipedia (fuente fiable donde las haya). 

Como os decía en el título, tengo miedo a 9 de cada 10 dentistas. Como sólo conozco a 5 o 6 aún no he dado con el odontólogo bueno. Existirá, no lo dudo, pero aún no le he encontrado. 

De hecho, ¿alguno de vosotros tiene algún amigo dentista? Ninguno (no me jodáis el post a estas alturas y me digáis todos a la vez que vuestro hermano, o un primo, o tu mejor amigo es dentista porque no me lo creo… Os acepto lo de protésico dental, pero ¿Dentista?) Nadie puede ser amigo de ellos. Son malas personas que sólo existen para hacer daño y sacarnos los cuartos. (¡Qué expresión tan viejuna).  

Pues bien, hace poco he decidido probar con un nuevo dentista para ver si daba con el que no me daba miedo… Pero nada, me sigo cagando “laspatasabajo” (para los que leéis desde fuera de España, es la forma culta de decir que me acobardo sólo de pensarlo). Os cuento 10 cositas sobre los dentistas (y ya de paso me sirve de terapia para tener un poco menos de miedo).

Pedir la cita
De verdad que no necesitaba ir al dentista (sí, pero me estoy convenciendo). No me dolía nada, pero me dije: “Tengo que vencer este miedo” (hasta hace poco, iba con mi madre al dentista… Cuando digo poco, es literal. Hasta hace un par de semanas. Ya puedo ir solito, pero lo de las patasabajo sigue su curso). A lo que iba… Pensé, ahora que he dejado de fumar, era el momento de una limpieza y pedí cita al dentista. Prometo que en el momento de llamar recé a todos los santos, para que no tuviera un hueco para atenderme… ¡Recórcholis! Tenía horas disponibles.

La sala de espera
Llegó el momento. Ya estoy subiendo (¿Vuestro dentista también está en un primer piso?)… No hay vuelta atrás. Abre una señorita que te pide muy amablemente que te sientes en una sala llena de revistas… de todos los tipos, pero tú, que eres un tipo culto, vas derecho a por el Hola. 

Gracias al dentista me enteré de que Paquirrín era DJ (y ahora era Kiko Rivera), que tenía novia nueva (que era bastante más guapa que él), había tenido un hijo (esperemos que también sea más guapo que él) y que la novia le había dejado (a lo mejor también es más lista que él…). Todo en 10 minutos. ¡Qué maquina el tío! También que el otro Fran Rivera se había vuelto a casar. Si yo le dejé en la última revisión del dentista con la Bajita Plateá (también conocida como la hija de la Duquesa de Alba…Ya va siendo un clásico que esta mujer aparezca en el blog).

Primer contacto
El momento que has estado esperando (por los cojones) ya ha llegado. La señorita amable dice tu nombre. Tu no quieres moverte de la silla, o el sofá o dónde quiera que te hayas sentado (si lo hubieras hecho en la cama de un faquir, tampoco querrías dejarla)… Y pasas a otra sala en la que hay un tío o una tía en bata… ¡En bata! ¿Pero esto qué es? ¿Un mercadillo? ¡Jodé! Cobras una pasta para ir vestido de esa guisa. ¡Ponte un traje!

Tomando asiento
La máquina perfecta de tortura. Si la Inquisición la hubiera conocido… No puedo evitarlo, este cacharro tan cómodo cuenta con todos los adminículos y accesorios que hacen que me muera de miedo. Ese torno (enamorado de la luna), las agujas… Me asusta hasta el recogedor de baba (que tendrá un nombre más técnico, seguro). Vamos a hacer una pausa antes de caerme redondo.



La limpieza
Te lavas los dientes 3 veces al día. Tomas chicles de los antisarro, caramelos sin azúcar con efecto limpiador… y ¿Todavía necesito una limpieza? Estoy pensando seriamente en salir a la calle con un cacharro como los boxeadores para que te proteja la dentadura. O mejor, una fundita de ganchillo de las que ponen las abuelas al móvil para que no se manche. Lo metes en la lavadora cada poco y Santas Pascuas plín.

Tienes todas las piezas
“Muy bien.  Tienes todas las piezas”. ¿Sabéis quién me dijo esto hace poco? No, no era un mecánico, ni estaba haciendo un puzle. Era un dentista. Le llaman piezas a los dientes. Te hacen daño, te maltratan y encima te cobran una pasta… ¡Los piezas son ellos! Yo no voy a tu clínica diciendo que me duele una pieza. Es la muela gorda, el colmillo… Pues no, ellos dicen la pieza y les dan nombres como si fuera la alineación de un equipo de fútbol.

Las piezas
Según la forma y dónde estén situados los dientes, los llaman de una manera u otra. Todo por joder. Aquí unos ejemplos: Incisivo Central (yo ahí veo a un defensa leñero y con tendencia a castigar las espinillas. Cara y piernas, sin criterio ninguno). Incisivo Lateral (galopando y cortando el viento y la banda como Roberto Carlos), Canino (me gusta más lo de colmillo), Premolar (no llega a ser guay, está comenzando a molar, pero todavía le queda un poco)…  Según la ubicación pueden ser Superior Derecho, Superior izquierdo, inferior izquierdo…. Por eso no me hice dentista, por no tener que aprenderme dónde está cada cosa (sigo con el problema de la derecha y la izquierda).


Con este hombre no había problema. El diente… Ni molar, ni premolar, ni nada.

La anestesia
No me voy a detener demasiado en este punto. Es ver la aguja (de tres metros como mínimo en la mayoría de los casos) y empezar a sudar. Pero lo peor viene luego… Al salir de la consulta del dentista. Te pasas todo el día con la sensación de tener el mismo careto que Alicia Sánchez-Camacho.


El puto ruido
Si hay algo que no soporto (tampoco) es el ruido del torno (el mismo que estaba enamorado de la luna). Junta la canción a la que más manía tengas en el mundo, la multiplicas por dos y pones a los sinvergüenzas de la Tuna a cantarla y esa es la sensación. Además, aunque cierres los ojos no hay manera de dejar de oírlo (¿Para cuándo un invento como éste?).

Pollo quemado
¿No tenéis la sensación de que cuando te está metiendo mano el dentista (en la boca), todo huele a pollo quemado? ¿Os habéis dado cuenta que cuando no tenemos claro a qué huele o sabe algo, siempre decimos parecido al pollo? El pollo sabe a cocodrilo, ñu, serpiente… Prueba un canguro y sabrá a pollo. Ufff. Sólo de pensarlo se me han quitado las ganas de desayunar canguro.

Creo que ya os he castigado suficiente con el dentista por hoy. No vamos a hablar de extracciones, las endodoncias (bonito nombre para dinosaurios hembras pequeños), los empastes, los hierros que se han puesto tan de moda (en mi barrio el hierro sólo se usaba para venderlo, junto a los cartones y las botellas de cristal)… ni la factura. Todavía estoy esperando encontrar al dentista de mis sueños. Seguiremos jugando. 


miércoles, 9 de octubre de 2013

Se prohíbe terminantemente

Siempre ha habido cosas, algunas con sentido, otras con algo menos, que no están permitidas. Otras van más allá, y están terminantemente prohibidas. ¿Alguna vez os habéis preguntando qué significa terminantemente? La RAE dice: de manera terminante o concluyente… Parece que los señores de la RAE no estaban muy finos cuando escribieron la definición.

Yo tengo la mía propia. Creo que viene a ser algo así como: Prohibido por Cojones. Como quedaba feo escribirlo así, se ha elegido la opción culta. Antes que prohibir, es preferible pedir las cosas con educación. Como los señores que escribieron este cartel. 


¿A qué viene todo esto?  Terminantemente porque me sale de ahí, y también por un par de noticias que tienen algo que ver con el tema de las prohibiciones.

1.- En las fiestas de Fuengirola (Fungurola para los señores que vienen con chanclas y calcetines) se autorizará todo tipo de música siempre que esté en español y se prohibirá una serie de géneros como el rap, ritmos latinos (bando del ayuntamiento)… 


Sólo les ha faltado decir. “Aquí se escucha lo que sale de los cojones a la alcaldesa y punto. Las fiestas estarán amenizadas por las alegres melodías de Manolo Escobar y no daremos la vuelta al disco CD hasta que no aparezca el carro”.


Siempre me he preguntado de qué se reía Manolo al preguntar por su carro. 

2.- La segunda noticia es que los músicos callejeros de Madrid tendrán que pasar una prueba de “idoneidad”. Otro ejemplo de los cojones de los políticos. O dicho de otra forma, los músicos que no pasen el casting, no podrán tocar en la calle. Podríamos hacer lo mismo con ellos. No podrán ser alcaldes o presidentes de la Comunidad aquellos que no pasen el casting… Deberán ser guapos, hablar idiomas, saber hacer algo, preferiblemente estar preparados para el cargo, sin enchufes, nos deben asegurar que harán las cosas bien para todos, no sólo para los de su partido, que busque lo mejor para los madrileños (en el caso de Madrid), y lo más importante, y a ser posible que se presenten a ese casting que se llama elecciones. (Luego sale lo que sale, pero al menos alguien le habrá votado).Esto es lo que les diría a los del Ayuntamiento de Madrid (cortesía del crack Julio Canto).


Que conste que yo también prohibiría el reggaetón, el Heavy Metal, y el perreo, y otros muchos géneros musicales, pero no soy político, para mi desgracia y vuestro consuelo. En el segundo caso, se me ocurre que para el casting, podríamos aprovechar Telemadrid, que parece que está de capa caída. Un programa con músicos y cantantes… y un jurado, y lo presentaría Jesús Vázquez (ufff, calla que no va a poder ser Jesús Vázquez. Este chico es gay y aquí, en Madrid no le gustan a la señora alcaldesa)… Me comentan por el pinganillo que ya hay como mil programas de ese tipo (La Voz con Factor, El Triunfo de X, Operación sí que vales…). Eso sí, no pondría al señor Risto, que te he visto, de jurado, que se le pone muy mal carácter.


Pero no somos los peores, me refiero a España, en el tema de prohibiciones. Los americanos nos ganan en casi todo, y en este caso también son bastante hábiles… Aquí tenéis algunos ejemplos.



  • En Seattle, es ilegal llevar un arma oculta que mida 1,80 metros. Antes de prohibirlo, creo que deberían dar un premio al que sea capaz de ocultar un trabuco de tales dimensiones (sigo refiriéndome a las armas, por si habíais pensado otra cosa).
  • En Oklahoma (con ese nombre, puedes esperar cualquier cosa), va contra la ley abrir una botella de soda sin la supervisión de un ingeniero con título. Varias preguntas ante esta ley. ¿Hay ingenieros sin título? ¿Vale cualquier título de ingeniería? ¿Esta es una de las razones por las que no hay tanto paro en USA? ¿Los ingenieros llevan el título en la solapa como los sheriffs la estrella?  ¿A quién cojones se le ocurrió esta ley?
  • En Kirkland, Illinois se prohíbe a las abejas volar sobre el pueblo o por cualquiera de sus calles. La cuantía de la multa no se especifica, pero si ves alguna abeja descojonada, es de Kirkland, Illinois.
  • Una ordenanza de Carmel, Nueva York, prohíbe a los hombres llevar chaquetas y pantalones que no vayan a juego. Pensándolo fríamente creo que me gusta esta ley... y ya sabéis un sitio al que no se irá a vivir Marichalar. 

Puestos a legislar, aquí os dejo 5 ideas que podríamos aplicar a los políticos.
  • Los cargos públicos electos deberán demostrar al menos que saben hacer la O con un canuto. Se les realizará un examen mensual y en caso de no aprobarlo, tendrán que volver a la escuela (la privada, porque la pública ya se la habrán cargado). Si tampoco lo aprueban, se les aplicará un severo correctivo y acudirán al Hospital que decidamos los ciudadanos.

  • Está terminantemente prohibido que los políticos contraten a más de 10 familiares a dedo (¡Qué chispa! 10 a dedo). El salario de los familiares, se devengará del sueldo bruto del político (básicamente, que se lo pague de su bolsillo, o en su defecto, que se lo pague su puta madre).
  • Los cargos públicos deberán saber leer y escribir, al menos en un idioma (lo de pedirles dos, ya me parece de mal gusto)

  • El político que no cumpla con lo prometido en campaña, se le sancionará con una suspensión de empleo y sueldo por toda la legislatura… Mejor sólo de sueldo, de empleo no… Que trabaje como si no fuera político.
  • Todo político, independientemente de su cargo o condición, tendrá el derecho inalienable (que no sé qué significa, pero siempre lo ponen en toda declaración de derechos), de tener un coche oficial. El modelo lo elegirá el político en cuestión y su precio no podrá ser superior al salario mínimo interprofesional anual (ya veríamos como subían el sueldo a todo el mundo). El chófer, va aparte y deberá ser pagado por el propio político, o por la anteriormente mencionada, la madre del político. 

Se me ocurren muchas otras leyes para esta gente, pero vamos a dejarles que hagan algo…


PS: Ya sé que no todos los políticos son iguales… pero se parecen mucho. También quiero pedir perdón si hay entre los lectores alguna madre de político. ¡Lo siento! Bastante tienen con lo suyo. 

martes, 1 de octubre de 2013

Yes I can

O sería mejor decir, Yes I could. ¡Lo conseguí! ¡Lo he dejado!
  • ¡No jodas!
  • ¿En serio?
  • ¿Qué tal lo llevas?
  • ¡Me alegro un montón!
  • ¿Cómo lo has hecho?
  • ¡No puede ser!
  • ¿Ves como podías?
  • ¡Bien!
  • ¿Te ha costado mucho?

Algunas de estas frases, o todas a la vez, son las que llevo escuchando desde hace más de un mes. Exactamente desde el mismo día que decidí contarle a mi familia, amigos y conocidos (sin usar Facebook, Twitter o cualquier otra red social) que lo había conseguido. ¡He desinstalado Candy Crush del teléfono!


¿Qué? ¿Cómo se te ha quedado el cuerpo? Esto sí que no lo esperabas. Fuerza de voluntad que se llama. Envidia ¿eh? Yo solito. Sin ayuda ni nada. Ni sesiones de hipnosis, libros de autoayuda, ni medicamentos, sin parches, sin alcohol, sin aditivos. Así a pelo. Pasaré unos días en un centro de rehabilitación, y en breve estaré con vosotros de nuevo.  


Vale. No sabes, y te da exactamente igual, qué cojones es Candy Crush. Pues es un juego que… (¡Coño! Poned algo de vuestra parte y buscadlo en Google. O también mirad el link de arriba y ya de paso, le echáis un ojo a esta noticia). Si notáis que estoy un poco más irritable que de costumbre, puede ser porque he dejado de fumar, y seguro que algo influye.


Sí amigos, dos éxitos al precio de uno. Ya, ya sé que no tiene nada que ver una cosa con la otra. Ni punto de comparación. No os podéis imaginar lo difícil que es dejar algo que llevas mucho tiempo haciendo y en lo que piensas a todas horas. Te levantas pensando en este jodío vicio. Tienes un rato libre y lo dedicas a esta adicción. Vuelves a mirar el reloj para ver cuánto ha pasado desde la última vez… toda tu vida gira en torno a esto. No quieres dejarlo. Sudores fríos, temblores, ansiedad….y además, también está lo del tabaco.

Como de Candy Crush ya han escrito los de El País, os cuento algo más sobre “lo del tabaco”.

36, 650, 144,
No, no es la combinación de una caja fuerte, ni los números de la lotería primitiva, ni las medidas de la Duquesa de Alba… (Aunque pensándolo bien podría ser. 36 de pecho a la altura del pecho, 650 de cintura contando el pecho, 144 de cadera…).

Estos números son: 36 días que llevo sin fumar, 650 cigarros que no he fumado (¡Qué poético! Esta frase podría servir para una canción de Pablo Alborán) y 144 euros que he ahorrado desde que lo dejé. Ya sabéis que soy muy malo con los números. Tengo un programa en el móvil que me lo dice… Pero no, no estoy obsesionado con ello.


Más numeritos
Cuando decidí dejar de fumar, pero de verdad (no valía eso de: “a ver si lo dejo”), me puse a hacer números. Seguramente no sean del todo correctos, pero esto es lo que me salió teniendo en cuenta que llevo fumando desde hace casi 30 años. ¡Jodó!

DINERO GASTADO: Un cojón de las antiguas pesetas y la hostia puta en euros (no sé a cuanto está el cambio exactamente). Me daría, más o menos, para regalaros un montón de vidas del Candy Crush a todos los españoles y portugueses... (para los brasileños ya no, que son muchos).  

NUMERO DE CIGARRILLOS FUMADOS: Pffff. Ni a Julio Iglesias le hubiera dado tiempo a fumarse tantos después de… y mira que Julito ha tenido “después des”.

TIEMPO EMPLEADO EN FUMAR: El mismo que lleva Rajoy dando por saco al personal… una eternidad.

Podríamos sacar más estadísticas, pero todas serían igual de inútiles… Os avisé que era muy malo con los números.

¿Por qué?
¿Por qué lo he dejado? ¿Por qué no lo he dicho antes? ¿Por qué ahora? ¿No os parece que son demasiadas preguntas? ¿Y además, no sabéis que los que dejamos de fumar se nos agría un poco el carácter? Mira Fernando Fernán Gómez.


¿Y qué tal lo llevas?
Muy bien. De verdad. No me acuerdo del tabaco en ningún momento. Termino de comer, y no me apetece un cigarro. ¿Un cafetito? Y tampoco me acuerdo.  ¿Veo a mis amigos fumar? Y nada, no me fumaría ninguno ¿Me voy a la cama?  ¡A LA MIERDA! ¿A quién quiero engañar? Claro que me acuerdo, pero….. (tiempo para respirar profundamente), lo llevo bien.


¿Cómo?
Para que una noticia sea completa debe responder a estas 5 preguntas ¿Qué? ¿Quién? ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Dónde? El qué, quién, cuándo ya lo sabéis. Dónde, da un poco igual en este caso. Lo importante es el cómo. Pues ahora voy y no contesto si no es en presencia de mi abogado… Ya hablando en serio. Lo importante es querer dejarlo. Si quieres, ya tienes la mayor parte del camino, pero ya sabes, la fama cuesta.

Algunos os estaréis preguntando (no tengo ninguna duda de todos los que me leéis sois más listos que el hambre), si voy a cambiar el nombre al blog. ¿Y ahora que no hay cigarrito va a ser “Y a la Cama”? Vamos a dejarlo como está. Si se llamara así, parecería el blog de Julio Iglesias. Aunque no creo que este hombre pierda el tiempo en escribir lo que hace en la cama. Julito hace las cosas, o no las hace.