miércoles, 7 de agosto de 2013

¿Vamos al cine?

Ya os he comentado alguna vez que me gusta el cine. Mucho. Puedo ver tres películas del tirón y quedarme tan a gusto. Lo de entender ya es otra cosa, porque las películas que me gustan casi nunca tienen nada que ver con las más taquilleras, y muy pocas veces coincido con los críticos (cuando les leo y hago caso).


Nunca he sido de los de ir al cine a para el rato (no, tampoco he frecuentado la fila de los mancos, pero esa es otra historia). Yo voy a ver La Película. A veces porque hay que verla en pantalla grande aunque sea un truño (caso Pocahontas disfrazada de pitufo gigante). Otras porque ya se de “antebrazo” que me van a gustar (casi siempre acierto… no tengo claro si soy un chico fácil o selectivo), otras porque le gusta a mi novia (normalmente coincidimos, pero ella es más de pelis de señores que pegan golpes o ciencia ficción). 


No se vosotros, pero yo cada vez, tengo menos ganas de ir al cine y no es únicamente por el precio, que también. Sí, las salan están mucho mejor, las butacas son muy cómodas, puedes comprar barreños de Coca-Cola… pero ¿Y las películas?  Cada vez hay menos para elegir y de peor calidad. Y me explico.

¿Pero quién va ganando?
La cartelera del cine cada vez se parece más a los periódicos deportivos o a Estudio Estadio.
Los Pitufos 2- Iron Man 3
Resacón 3- Gru 2
Scary Movie 5 -Fast and Furious 6

Un día de éstos va a salir María Escario o Manolo Lama contándonos los estrenos.

Si ya la he visto
Cuando leo la sinopsis (no hace falta que os diga que es el resumen resumido) de cualquier película, tengo la sensación de que no es nueva… y casi siempre tengo razón. Es lo que se llama un “rimeik”. Básicamente se trata de hacer otra vez la misma película que como dice mi madre: “tuvo mucho éxito” (fin de la cita) pero más nueva, con peores actores y si cuela en 3D.

El libro estaba mejor
Menos del BOE, que seguro que daría para una telenovela de 1000 capítulos, no queda libro del que no se haga una película. Y sí, siempre está mejor el libro, pero en 2 horas te lo resumen y te ahorras lo de leer… Siempre hay excepciones, como El Hobbit que te hacen 3 pelis de 2 horas de un libro que se lee en un rato (largo, pero rato).


Ya os lo traduzco yo: “Si la película es peor que el libro… ¿Un libro basado en una película sería mejor?

Una cinta de 3 billones de dólares
Si amiguitos, las películas ahora son cintas (si dices peli, te pillan rápido la edad) y se miden por el precio que ha costado hacerlas. Los actores también se valoran por lo que cobran. Los que más pasta ganan son los de las pelis de Crepúsculo (tócate los huevos Mariloli). ¿Os podéis creer que Lina Morgan o Andrés Pajares no estén ni siquiera en el Top Ten?  ¡Qué injusta es la vida!


Actriz mejor pagada en 2012

¿Batman se había ido?
Ya no son sólo terceras o cuartas partes, (ni siquiera El Padrino o La Guerra de las Galaxias merecían esta putada), sino que son permutaciones y variaciones del mismo tema. Batman Returns (tu ni siquiera te habías dado cuenta de que se había marchado), The Amazing Spiderman (los otros no eran tan guays), y así con todo. Ojo, que algunas son buenas, pero están estirando un poco la cuerda. Ya lo estoy viendo, Indiana Jones y la pastilla de la Hipertensión, o Los bisnietos de la Máscara Enmascarada”.

¿Otra de lo mismo?
Les da por un tema y hacen todas iguales. Es como lo de la Guerra Civil y el cine español pero por tandas. Ahora tocan los zombis, hasta Brad Pitt (si le pilla mi abuela le corta el pelo, le afeita y le mete a la ducha en un pispás) ha hecho una peli en la que no dejan uno vivo (o muerto, o lo que sea) y les llaman Z (podrían haberla titulado Peta Zetas, pero a los de Marketing les daba la risa)… Hace poco le tocó a los vampiros, hasta metieron a Lincoln (ese señor con el gorro tan espantoso y barbita de antiguo) a matar bichos, antes monstruos, “robozes” (transformers y demás), desastres naturales, los jodíos superhéroes… ¿Os podéis creer que los de película Aviones sean los mismos que Cars?  ¡Qué cabrones! Menuda vuelta de tuerca. 


¿Y este en qué anuncio de colonia sale?
Yo no digo que los actores y actrices sean malos, pero sí que son peores que los de antes (aquí me doy cuenta de lo viejuno que soy). Los “güenos” son cada vez más mayores y tienen menos peso en las películas.  Parecen modelos y “modelas”, y a veces actúan mejor en los anuncios (en papel) que en las propias cintas (a ver si me acostumbro a decir esta palabreja para parecer moderno).



La mayoría de los actores principales son jóvenes muy resultones y que salen muy guapos en los anuncios, pero aguantarles durante hora y media poniendo morritos (si les deja la cirugía) se hace un poco duro.

Macizos sin fronteras
Además de ser guapos, tienen que estar muy macizos, ellos, y ellas. Si no se quitan la camiseta, la peli no está redonda. Vale… antes también, pero no me vais a comparar a Burt Lancaster con el chavalín este español que gasta menos en camisas que Belén Esteban en libros.

¿Todavía seguís teniendo ganas de ir al cine? Yo sí, a pesar de todo esto y de alguna cosa más que te enseña el cine.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por leer el blog y dejarme un comentario!