miércoles, 31 de julio de 2013

Esto sí es Hawái, qué guay

Antes de empezar, os debo una explicación a los seguidores del blog. Y esta explicación que os debo, os la voy a dar. Seguro que sabréis perdonarme por haberos dejado una semana sin post (algunos de vosotros, sois buenas personas, no todos), pero es que he estado de vacaciones, y aunque me encanta escribir, he estado un poco liado con el viaje y disfrutando de un ¿merecido? descanso.

Y ahora, vamos al lío. En el post de esta semana os cuento dónde he estado y os dejos unos datos, totalmente inútiles sobre el lugar de vacaciones. Este año ha tocado ir a la isla de Oahu, Hawái (sí, a mí también me resulta raro que tenga tilde, pero si lo dice la RAE, habrá que hacerle caso. Yo hubiera escrito Jagüay, que suena mejor en castellano, pero tampoco es cosa de inventar, y además en inglés lo complican más y le ponen otra i, Hawaii).


Y os preguntaréis qué se me ha perdido allí, con lo lejos que está. La verdad es que me dejé un encendedor la vez que estuve allí hace unos años y me he pasado a ver si estaba. También me han dicho que Hawái está donde Cristo perdió el mechero, pero ni el suyo ni el mío los he encontrado. De todas maneras había que intentarlo y ya de paso, darse una vuelta por la isla.

Hace unos años estuvimos (Ana, mi novia, y yo) haciendo un crucero por el resto de islas de Hawái y en Oahu estuvimos sólo una noche y no vimos casi nada. Como Ana tenía que viajar a San Francisco por trabajo, y aprovechando que Hawai está cerquita (por los cojones, 5 horas de avión más otras 15 hasta California) se nos ocurrió volver para allá.

¿Qué hay en Hawái?

Casi todos sabemos que:
  • Hawái y Bombay son dos paraísos (ya lo decían los señores de Mecano)
  • son islas de origen volcánico que están muy lejísimos (12 horas de diferencia respecto a España)
  • las chicas llevan jazmines en el pelo y rosas en la cara (creo que me estoy confundiendo con otra canción)
  • hace buen tiempo y están morenetes todo el año. Ahí tenéis el colorcillo de Obama que nació allí (no me hagáis caso, pero que su padre fuera africano igual algo tiene que ver)
  • los señores llevan camisas con flores (y no les da la risa al ponérselas)
  • bailan moviendo las caderas (como decían los Burning, pero distinto)
  • hay olas y se suben a unas tablas de planchar (ropa muy larga) para ir más rápido
  • ganaron a alguien 5-0 (pero no dicen contra quién jugaban)


Igual vosotros, que tenéis estudios, sabíais algo más sobre Hawái. De todas maneras, aquí os dejo unas cuantas cosas más sobre la isla de Oahu.

Como llegar

Además de muy cansado, lo mejor es que vayas en avión. Cualquier viaje hasta Hawái es más largo que la litera de Marc y Pau Gasol. Da igual que vayas a través de California u otros estados de los EEUU, o por Japón (también puedes ir vía Albacete, pero das más vuelta). Lo que si os aconsejo es que no vayáis en bermudas y chanclas en el avión si no queréis que os amputen las extremidades por congelación.

¿Me llevo una Rebequita?

No te va a hacer falta una vez te bajes del avión. Luego ya con un bañador, una camiseta (por favor, no te pongas camisas sin mangas, sólo les quedan bien a Chuck Norris y Bruce Willis) y unas chanclas.  Luego ya para salir a cenar, te cambias la camiseta por una camisa (de nuevo te recomiendo que no sea Hawaiana, se te pone cara de americano jubilado en cuanto te la pruebas) y un pantalón largo (no hay necesidad de hacer pasar un mal rato al resto de comensales) y dejarte puestas las chanclas, ya vas arregladito.

¿Qué tiempo va a hacer hoy?

Uno de los trabajos más fáciles es el de hombre del tiempo en Waikiki.  En la madrugada habrá nubosidad variable que irá desapareciendo a lo largo de la mañana, para dar paso a unos ligeros chaparrones por la tarde, que durarán entre 10 segundos y 10 minutos y así hasta el día siguiente. La temperatura rondará entre los 23 de mínima y 30 de máxima, todo el año (en el norte y centro hace algo más de fresquete y en otras islas ya sí que necesitarás una Rebequita).  


Póntela, pónsela

El sol aquí es peor que la letra de Rajoy. Traicionero no es, porque está ahí todo el tiempo, dando la cara. La crema protectora es más importante que la ropa. Se te puede olvidar cualquier otra cosa, pero como no te pongas crema, no pasas por el color codillo. Aquí vas del blanco al rojo pasión (la noche de pasión que puedes pasar va a ser épica). Hay más pieles rojas por la playa que en una película del Oeste.

¿Quién se inventa los nombres de las cosas?

Estoy convencido de que nadie sabe hablar hawaiano. Se lo han inventado para descojonarse de los turistas. Lo de Aloha, lo tenemos controlado, sirve para casi todo. Con Aloha puedes decir hola, adiós, paz, bienvenido, amor… (si quieres pedir una caña y una de bravas, ya no te sirve).

¿Quién llama a una playa Waikiki? (y no, no significa coito satisfactorio). En la imagen del mapa de arriba podéis ver algunos ejemplos de los nombres que se gastan por allí. Para que no digáis que no pongo nada interesante, ¿Sabías que Wiki viene del hawaiano y significa rápido?

Playa de Waikiki
¿Los japoneses se bañan?

No conozco las costumbres de todos y cada uno de ellos (aunque suelen ser muy limpios), pero en la playa había bastantes nipones, cuando no están comprando en las tiendas de lujo y haciendo fotos. Eso sí, preparados como sólo ellos son capaces de hacerlo. Con camisetas protectoras, flotadores, manguitos, colchoneta (y se meten con todo a la vez), cámara subacuática, cremas, toallas antideslizantes… Eso sí, se vuelven para Japón con el mismo color que habían venido. Total les da menos el sol que a los personajes de Crepúsculo.


¿Y si no me gusta la playa?
Pues hay muchas cosas que ver y hacer por aquí, como Pearl Harbor, volcanes activos, inactivos, medio pensionistas… La vegetación es alucinante, hay mil opciones para comer (mientras lo compres allí, no te dejan meter ni una bolsa de pipas. Aquí tiras una cáscara y te crece una selva de girasoles). Los paisajes son preciosos y como en cualquier sitio de USA, si no hay algo, te lo fabrican (siempre y cuando pagues).


Templo japonés en Hawái

¿Por qué te vas tan lejos con las playas que hay en España?

Pues también tienes razón. Te pegas una paliza de viaje para ir a la playa con las que tenemos nosotros, y además allí no se entiende uno con el inglés. Para que os hagáis una idea, Waikiki, la playa más famosa y cercana a la capital, Honolulu, es como Benidorm. Es una playa larga rodeada de edificios muy altos y llena de restaurantes, pero hay algunas diferencias.

No está Maria Jesús (o al menos no coincidí con ella) ni su acordeón. Algo que se agradece en Hawái. Hay otros señores actuando en los hoteles y restaurantes pero cantan otras cosas (muchas veces, eso sí, como esta canción).



  • No hace falta dormir en la playa para plantar la sombrilla. Vayas a la hora que vayas, hay sitio de sobra, y no es porque sea más grande que las nuestras, es que no hay quien esté más de 4 horas en la playa por el sol. 
  • Los chinos no te venden bocatas ni cervezas. En Waikiki los chinos se bañan en la playa, y los japoneses, y los señores de color… negro.
Si os animáis a pasar un día entero en un avión para ir, y otro para volver, os aconsejo visitar no sólo la isla de Oahu, sino el resto de islas, Maui, Hawaii, Kauai, Lanai. Los precios de los hoteles no son exagerados como en otras islas que, aunque Mecano no las mencionaran (Bora Bora también tiene buena rima y no la metieron en la canción) también son un paraíso.

Aquí os dejo unas cuantas de la isla de Oahu.


Pearl Harbor


Playa de la película De Aquí a la Eternidad


Hanauma Bay


Vehículo Anfibio


Carretera de Oahu


Kualoa Ranch


Sunset Beach, Norte de Oahu

Se me olvidaba enseñaros otra palabreja en Hawaiano, Mahalo, que quiere decir ¡Gracias!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por leer el blog y dejarme un comentario!