viernes, 28 de diciembre de 2012

En estas fechas tan señaladas


No, no voy a soltaros el discurso del Rey, ni decir que me llena de orgullo y satisfacción escribir sobre la Navidad. Ya os conté cómo era el guion y algunos consejos a seguir en las cenas con amigoso y compañeros de trabajo.  Hoy os voy a hablar sobre la cena de Nochebuena.  No hay un modelo único, y cada familia o grupo lo celebra de maneras distintas, pero estoy seguro que os sentiréis identificados con algunos de los ejemplos que paso a relatar.

Dónde y con quién

Mucho más difícil que el qué cenar, está el dónde y con quién. Es una decisión complicada que provoca cienes y cienes de discusiones en las parejas (en todas,  hasta en las de la Guardia Civil).  Cuando eres pequeño no hay discusión posible, irás donde te digan que vayas, y no hay más que hablar.  Bueno puedes hablar, pero te va a dar lo mismo.  “Pues yo no quiero ir a casa de la tía de Cuenca”,  “pues te quedas tu aquí solo y te comes un bocata”, dirá tu madre.  Y ahí te ves, tan feliz tú solo, sin tener que aguantar los besos de la tía de Cuenca que te dejan sordo durante dos o tres horas, cenando un bocata de Nocilla y viendo la tele toda la noche (es el mayor sueño de un infante. De mayor te das cuenta que ver la tele solo durante toda la noche, no es el plan ideal). Al final te ves en Cuenca, porque no te van a dejar solo, y tu tía pellizcándote los mofletes y dándote el beso junto a la oreja (todo lo que oirás en los siguientes minutos será un piiiiiiiii, prolongado).

De mayor, la decisión también será ardua. Casa de tus padres, de tus suegros, de los abuelos, de los tíos de tus abuelos, del novio de tu abuela, del abuelo de tu novia. Aquí es donde te acuerdas de las clases de matemáticas y el asunto de las variaciones y permutaciones de X elementos tomando N como infinito, cuando tiende a Y (o algo así).  

Qué guapaaa, no, tú sí que estás guapa.  Qué alto está Ricardito

Es la hora de llegar a casa de los anfitriones. Todos llegan con sus mejores galas, menos el cuñado que es un desarrapao y como es un rebelde, viene en camiseta y vaqueros. Pero el resto va, no diremos guapos, pero arregladitos.  Las mujeres siempre dirán lo guapas que están las otras (lo que piensen, ya es otra cosa), Ricardito, que lleva 3 años midiendo 1,50, estará altísimo (y recibirá el tirón de mofletes y los doscientos besos seguidos de la tía en cuestión junto al oído).  Siempre habrá algún hombre que le diga al otro: “Jodé que tripa tienes, a ver si te cuidas un poco”, “ya sabes, el trabajo, que no me deja tiempo para ir al gimnasio”, dirá el barrigón, que lleva 10 años apuntado al gimnasio, pero solo fue un día… que aprovechó para apuntarse.

El discurso del Rey

La película no estaba mal, ¿pero que la pongan todos los años a la misma hora? Y siempre con el mismo actor… Un poco floja, la verdad.  Y es que todo el mundo ve el discurso de Juan Carlos Primero y el comentario Después. Digo que todo el mundo lo ve, pero nadie le escucha. Nada más salir, los comentarios serán algo así: “Jodé que corbata, vaya arruga le hace el traje, se le ve mayor, ¿por qué no se sienta en la silla como Dios manda?  En las fotos no están los yernos, 200 años viviendo en España y aún no se le entiende”. Siempre habrá alguien que diga: “a ver qué dice”...y todo el mundo pasará de él. “Ya lo veremos mañana cuando lo vuelvan a contar en todas las cadenas”.  Y tampoco haremos caso.



¿Qué cenamos?

Una vez ya tenemos claro dónde y con quién, viene la parte difícil, sobre todo para los anfitriones. Al fin y al cabo, el invitado va a comer lo que le pongan, y casi todo está buenísimo, aunque algo escaso… El menú clásico suele ser algo así, cena para trescientas personas, aunque sólo haya 5 invitados. Si sois 10, se multiplicará por 2 (o sea, para seiscientas personas).  Empezamos por los aperitivos, jamón, queso, “fuás”, langostinos  (los expertos han hecho varios estudios sobre la extinción de los langostinos durante las navidades. Cada año nos comemos una especie distinta).  Cuando crees que vas a explotar, empieza la cena propiamente dicha (merluza, cordero, pavo, besugo… o todo al vez).  Cuando ya has reventado, llega la orgía de turrones, mazapanes, polvorones, copitas de cava, champán… ¿De verdad no queréis tomar algo? No os habréis quedado con hambre ¿verdad?

Conversaciones

Dependiendo del tiempo que haga que los comensales no se ven (suele ser de año en año), las conversaciones serán exactamente iguales que si se vieran todos los días.  Deberían darnos unos guiones para no ser tan previsibles y cambiar un poquito en cada cena.  Pepe, tú hablas de la situación económica (sin entrar en política), Andrés, tú de fútbol (pero sólo de la Selección española), Juani, a ti te toca hablar de series de televisión, Ricardito, cuéntanos cómo te va en el cole y si tienes novia (es cuando Ricardito se pone colorao y no vuelve a hablar durante la cena).  Aun así, siempre habrá alguien que se salte el guión y hable de política, de fútbol (siempre del equipo contrario del que debería hablar) o de todo a la vez.  Este Mourinho que no está arreglando lo del paro…  Y es que la gente se lía.

El Guasap y sus gracias

Cuenta la leyenda que hay una persona que sigue mandando Christmas en las navidades.  El resto ponemos un mensaje en Facebook o en Twitter para que se lo repartan entre todos, que casi nunca suele ser a la familia, porque de la mesa nadie está en estas redes sociales.  Durante la cena, oímos el pitido del móvil para recibir los mensajes del jodío “guasap”.  Todos de muy buen gusto, sonríes y te hacen leerlo en voz alta. Que si los camellos se han emborrachado y van a practicar la sodomía contigo, la mula y el buey el Ere que han hecho en el portal de Belén, que si el puticlub tal te desea felices fiestas…



Miguel Bosé, ya debe andar por los 35 ¿no?

Terminada la cena, Jesús tomó el mando y se dirigió a sus discípulos diciendo ¿Qué canal pongo?  Es que con la tele hay que tener mucho cuidado. Dependiendo del canal que veas, se te considerará de izquierdas o derechas. Telesexta no, que es de rojos, pues anda que CanalMadrid…

A lo que voy, pongas lo que pongas, saldrá Miguel Bosé, Alejandro Sanz y Raphael cantando. Y ooootra vez los mismos temas de siempre. Al final Miguel Bosé era marica ¿no? Raphael ya cantaba cuando yo era pequeño, debe tener los 50… Y siempre hay un rol fijo. El que mira en San Google la edad de todos los que actúan. No me digáis que en vuestra casa no ha pasado esto.

Despedida y cierre

Es quizá lo más difícil de todo. Saber cuándo irte.  Cuando los anfitriones ya tienen esa cara de “Cuándo coño se irán todos estos”, hace dos horas que deberías haberte ido.  Desde que dices que ya va siendo hora de retirarse, que estos señores se querrán acostar, todavía queda una eternidad para irte.  Los ingleses, que son tan civilizados tienen una campaña para avisar que es la última copa, deberíamos tomar ejemplo… Yo pondría una aplicación en el Smartphone para que sonara una campanita y mandar a todos de una puta vez a sus casas.

Espero que hayáis disfrutado de vuestra cena de Nochebuena con vuestros seres “queridos”, no hayáis recibido demasiados mensajes de Guasap, y el año que viene os acordéis de hacer un guión sobre qué decir, os bajéis la aplicación de la campanita y recordéis la edad de Raphael y Miguel Bosé y no tengáis que mirar en Google (acordaos que el año que viene tendrán un año más, Miguel Bosé 36 y Raphael 51).

¡¡Feliz Navidad!!

PD: Que mis suegros y mis padres lean el blog, no tiene nada que ver con lo que voy a decir ahora.  Todo lo anterior, pasa en otras casas y familias.  En nuestro caso, todo es perfecto y los ejemplos son nada más que fruto de la imaginación del autor. 

miércoles, 19 de diciembre de 2012

Decenas de cenas

Seguramente me he pasado con el número, pero es muy probable que durante estas fechas hayas tenido o vas a tener, doscientas mil cenas (según los sindicatos) o dos meriendas (según la Delegación del Gobierno), con amigos, compañeros de trabajo, de la Universidad, la selección de petanca, el grupo de Degustadores de Gin Tonics sin pepino o la Asociación de Gatos Hartos de no cobrar derechos de imagen en Instagram.



Cualquier excusa es buena para juntarse una tropa, y pagar una pasta en el restaurante que normalmente tiene menús de 10 euros a diario y al que no irías, con esa misma gente, en  cualquier otra fecha del año.

En este post vamos a centrarnos en las dos categorías más numerosas y que me suelen tocar todos los años (y que no falten nunca). Las cenas de empresa y las de los amigos. De empresa suele haber una (para los que tenemos suerte de estar currando), pero de amigos puede haber tantas como en grupos estés metido (los del equipo de fútbol, los antiguos alumnos del Colegio Nuestra Señora de La Limpieza, el grupo de fotografía, los amigos de tu pareja, las parejas de tus amigos, doble pareja, póker y escalera de color).



En cualquiera de ellas hay que seguir un ritual que consta de unos pasos tales como éstos. El orden puede variar, pero se parecerá bastante a lo detallado en los siguientes puntos: 

  1. Quedada previa para ver si eso, ya eso (que quiere decir ¿Nos vamos de cena?)
  2. Una vez que ya eso, ponerse de acuerdo para la fecha (este paso suele durar entre una semana y dos años y medio)
  3. Nombrar a un responsable para que se coma el marrón
  4. El responsable se hará cargo de la convocatoria, pegarse con otros 30 para elegir sitio, menú, precio…
  5. Confirmación de los asistentes
  6. Recolectar el dinero
  7. Bajas de última hora (si te dicen que van 20, confirma al restaurante 16 y siempre sobrará algún sitio)
  8. Llega el momento
  9. Al término de la cena, se decidirá, siempre en la puta calle, lloviendo o/y haciendo un frío de mil demonios, el siguiente garito para terminar la noche. 
  10. Una hora después, se decide el sitio, poner en movimiento a toda la tropa
  11. Borrachera, despedida y cierre.
  12. Reborrachera. El coche escoba siempre tendrá dos o tres miembros que seguirán la fiesta pasado el límite (de tiempo y alcohol) establecido. 

Si os sirve de algo, os voy a dejar unos consejitos para disfrutar durante el evento

  1. Nunca, nunca, bajo ningún concepto llegues el último. Te sentarás a) al lado del jefe b)junto al amigo/compañero más coñazo o c)el amigo coñazo a la derecha y el jefe a la izquierda
  2. Asegúrate de que sabes dónde está el restaurante. Siempre lleva el Tom Tom (abre la muralla), Google Maps, brújula, sherpa o todo a la vez para llegar al sitio en cuestión a la hora señalada
  3. Vuelve a mirar dos, tres o las veces que haga falta, el nombre del restaurante y la dirección.  En caso de que sea una franquicia, siempre irás a la Vaca Descojonada de otro pueblo, localidad o país (no falla)… y no serás el único en equivocarte.
  4. Procura que la cena se celebre antes de un día no laborable, las consecuencias pueden ser devastadoras
  5. Abstente de llevarte el coche porque…. Vas a beber, no bebes nunca, pero vas a pillarte un pedo del catorce. Cuenta la leyenda que hubo una vez una persona que sólo bebía agua y zumos de piña en las cenas de empresa)
  6. Es importante que sepáis la agenda del evento. Horario de la cena, salida y garito al que se irá después (para evitar seguir con el ritual anterior).  Es aconsejable decidir el sitio antes de levantarse de la mesa.
  7. Intenta no sentarte al lado de ese compañero calladito. Esa noche recuperará el tiempo y hablará por los codos.
  8. No te pases con el vestuario.  Esas compañeros/as que no reconoces en la cena, aunque lleven 10 años sentado a tu lado, por el exceso de maquillaje, la ausencia de gafas o cambio radical de forma de vestir.
  9. Si no bailas nunca, no empieces ahora.  Tienes dos opciones a) mover los hombros y una pierna cada poco tiempo o apoyarte en la barra y ver a los demás como mueven el esqueleto (aquí se nota la edad del autor). En este caso no aplica lo de desconfiar de un hombre ebrio bailando
  10. Si vas a bailar procura no hacerlo demasiado borracho.  Serás recordado como el pringao que se cayó en mitad de la pista intentando hacer los pasos del “Gañán Style”.
  11. No salgas nunca solo con un compañero o compañera a última hora. Pensarán que va a haber zumbamiento. A no ser que sea con la maciza o macizo (si eres chica) y te de igual (o incluso esperes) que lo piensen.
  12. En cenas de empresa, primordial no mezclar. No me refiero a la bebida sino a tu situación sentimental. Si no conocen a tu pareja, novio/a, marido o mujer, va a ser como tener un escupitajo y un microscopio. Todo el mundo mirará  cómo se comporta el sujeto y luego harán un estudio pormenorizado.
  13. Si la vida no te ha dado el don del chiste no hagas tu primera actuación de El Club de la Comedia.  No tienes puta gracia, ¡No lo intentes… y no repitas si no se ríen! Es mucho más patético a la segunda.
  14. Pide copas para ti solo. Puede ser que el típico no bebedor te pide que le solicites a la camarera un batido de chocolate con coñac, un gin tonic sin alcohol o un vaso de leche pasteurizada mezclada, no agitada con aceituna.
  15. La maciza de la oficina está sola.  Que siga sola, no hagas ningún movimiento sospechoso, harás el ridículo en cualquier intento de aproximación.
  16. Aléjate del cansino de la oficina o del grupito de amigos de toda la vida.  Es una especie que acentúa sus dotes de cansar al prójimo a medida que avanza la noche.
  17. Esta regla es fundamental: NO TE HAGAS FOTOS EN LAS CENAS DE EMPRESA. Si no puedes evitarlas, esconde el vaso. Da igual que estés bebiendo un café con hielo, en la foto parecerás el más borracho de todos.
  18. Nunca digas, una y me voy. Vete, no te despidas. Es mejor una retirada a tiempo.
  19. Lo que pasa en las Cenas, se queda en las Cenas. Este tipo de eventos no se comenta, pase lo que pase, lo que haya pasado, no pasó.

Ready?  pues hala cena, cigarrito y a la cama (cómo y con quién, ya es cosa tuya). 

¡Feliz Navidad!


miércoles, 12 de diciembre de 2012

El Cigarrito Today



Seguro que conoces El Mundo Today. Si no, ya puedes ir rezando algo en penitencia, lo que se te ocurra, un par de Padres Marías o un Ave Nuestro… lo que quieras, o de lo que te acuerdes, que con tanto cambio, ya no hay quien se aclare.   Si ya les conoces, Ego te absolvo a pecattis tuis (que quiere decir que ya está, que ya pasó).

En este post, voy a hablar de esas noticias, que ellos no han puesto todavía, o bien porque no se les ha ocurrido, porque yo no las he leído aún, o porque son demasiado malas para que se ocupen de ellas. Vamos allá.

Rita saca su disco de éxitos e incluirá un tema inédito “Ya no pago más ná”

La estrella de los 60 Rita la Cantaora ha lanzado al mercado su álbum de grandes éxitos “Grites Jits” y comenzará una gira que le llevará por lo largo y ancho de la geografía española (había que meter algún topicazo).

Se especula que la mala situación financiera de Rita ha sido la causa del lanzamiento de su disco, pero ella lo ha desmentido.  “Estoy harta de que me pregunten si tengo problemas económicos. Y más harta aún de que todo el mundo se aproveche de mí. Vamos a comer con amigos y lo paga Rita, a tomar unas cañas y otra vez con lo de que ésto que lo pague Rita la Cantaora. A ver, que no tengo problemas en invitar a nadie, pero lo de que me toque siempre, ya está bien”, declaró la famosa cantante.

Fulanita se casa con un irlandés

Fulanita Jiménez, recientemente divorciada del famoso empresario nabal (propietario de grandes extensiones de plantaciones de nabos) el multimillonario señor Pascual Tal, ha vuelto a contraer matrimonio con el dueño de numerosos pubs, el señor O’Connell.

“Ya estaba harta de ser Fulanita de Tal, desde ahora seré Miss O’Connell o Fulanita O’Connell. Me he enamorado de este pelirrojo que me tiene como una reina.  Antes era un cero a la izquierda y ahora me siento valorada por mi nuevo esposo” declaró Fulanita.

Los hijos de Fulanita y el señor Tal, el famoso dúo de la jet set, Fulanito y Menganito, no han hecho declaraciones, pero se rumorea que se quedarán a vivir con el padre porque les tira mucho el negocio de los nabos (que cada uno entienda lo que quiera :-) )

Ramón Ramírez ha sido encarcelado por maltratar a su perro.

El famoso torturador de perros ha pasado la noche en la comisaría después de ser denunciado por el perro de San Roque. 

El can de la localidad gaditana (por si no lo sabíais, San Roque está en Cádiz.  Todos creíais que el nombre era por el santo ¿verdad?), fue desprovisto de su rabo porque el presunto maltratador se lo había cortado.

Desde Un Cigarrito y a la Cama, nos hemos puesto en contacto con el abogado del señor Ramírez, el letrado Don Pablito Clavo Clavito, que declaró: “Mi representado estaba probando la nueva motosierra con la mala suerte de que pasó el perro y del susto se le cayó la herramienta de las manos, la motosierra quiero decir. Realmente el Señor Ramírez es una víctima de la violencia del perro andaluz. Pediremos daños y perjuicios por el acoso al que está siendo sometido mi cliente.”

También hemos intentado ponernos en contacto con el perro de San Roque, pero no ha querido ponerse al teléfono.  Sí sabemos que está en observación y aunque está fuera de peligro, los veterinarios ven muy difícil que pueda recuperar las funciones vitales del apéndice. “Una vez que te la cortan, es factible el pegamento de cola (oda al humor).  Pero vamos, que lo de mover la colita, está descartado”, explicó el veterinario jefe.

“Breiquin Nius”: Aparece María Sarmiento

Las fuerzas y orden de los cuerpos, los cuerpos de seguridad,… ¡Jodé! La policía, encuentra a María Sarmiento en un balneario de Burgos.

La famosa protagonista del cuento se encuentra en perfecto estado de salud aunque un poco aturdida por la gran cantidad de solicitud de entrevistas por parte de los medios de comunicación.  “Hace años, me dio un apretón cuando estaba de excursión con mi grupo de la parroquia, pero ya estoy bien… Aquel día había brisilla, pero no para que nadie saliera volando.  Después de eso, no he tenido problemas, un par de Activias al día y ahora ando con mi amiga Carmen Machi en el balneario,” expresó María Sarmiento contrariada.

El flautista Bartolo aprende a tocar la armónica

El instrumentista italiano Bartolo Mé ha roto su silencio y a partir de ahora se dedicará en exclusiva a su verdadera pasión, la armónica.

En una multitudinaria rueda de prensa el ex flautista romano ha expresado su deseo de que se respete su decisión de dejar el instrumento que le ha hecho famoso y está preparando un concierto de armónica para principios de verano.  “La decisión ha sido muy meditada y la verdad, estaba hasta los cojones de tocar la flauta.  La armónica tiene muchos más matices y más agujeros y espero demostrar que no me he equivoco con esta decisión.  Aparte de que mi madre es muy cansina y me sentía presionado y ya no podía más con la cantinela de que tocara la flauta a todas horas”, declaró el músico. 

Picio se recupera de su operación de cirugía plástica

El considerado hombre más feo del mundo está recuperándose y cumpliendo con los plazos previstos de recuperación tras su paso por el quirófano.

El señor Picio, ha sido visto a la salida de la clínica toda prisa y subiendo en un Seat 124, sin pararse a hacer declaraciones ante los periodistas apostados desde muy temprano en el centro médico. Sin embargo, tenemos la exclusiva.  Nos ha mandado un Whatssap con su cara nueva y un correo con su cuenta de Hotmail (era el único que aún conservaba esta dirección a pesar de las reiteradas peticiones del señor Picio para que le cambiaran a Outlook).  “Ahora os vais a cagar, voy a zumbarme a las novias de todos los que os reíais de mí. En cuanto me quite la venda, me voy de marchuki a mover el esqueleto”.  Además de la cara, va a tener que actualizar su vocabulario un poquito si quiere comerse algo el buen hombre.

Abundio se apunta a un cursillo CCC

Desde aquí aplaudimos la iniciativa de uno de los personajes más vituperados en el panorama español, injustamente tratado por su falta de luces… bueno igual injusta no es la palabra, el chaval tiene menos luces que una bici de carreras.

“Vi un anuncio en la radio y ya he llamado al 902 20 21 22.  Ando con el ordenador de mi primo que tiene mucha memoria... el ordenador digo, mi primo es de la familia y no anda muy sobrado tampoco. Contra más estudie, más rápidamente me saco el graduao... Si Sergio Ramos ha escrito un libro, no debe ser tan difícil ¿no?”, nos explicó por teléfono el señor Abundio.  “Aluego de estudiar, tengo que seguir con el trabajo. Estoy preparando un tupergüer con uvas para llevarme a la vendimia”.

La Marimorena y la de San Quintín entregan las armas

Es de estas noticias que a cualquier periodista le gustaría dar alguna vez en su vida.  Tengo la suerte de ser yo el que haya recibido el comunicado de dos de las personas más buscadas.

“Hemos tomado la decisión de declarar el alto el fuego y el adiós a las armas de forma definitiva. Ya estamos muy cansadas de andar guerreando todo el día y ya no nos armaremos más. Firmado Doña Marimorena Rubio, morena natural, y Doña Valentina López, natural de San Quintín”.  Nos congratula saber que ya no volveremos a oír que se armará la Marimorena o la de San Quintín.

La que está cayendo, pide derechos de autor

¿Quién no ha oído nombrar a esta señora tan famosa durante los últimos meses?  La que está cayendo por aquí… con la que está cayendo por allá… no voy mal a pesar de la que está cayendo… 

Pues bien, la señora harta de escuchar su  nombre sin ver un euro, se ha puesto en contacto con la SGAE y los muy cucos le han dado la idea de cobrar derechos de autor por la utilización de sus derechos de imagen. “Se cae por su propio peso. El que quiera utilizarme que lo pague.  Que me tienen harta ya. Aquí todo el mundo trincando y yo no veo un puto euro. Bastante tengo con estar todo el día en el suelo, sin poder pagarme ni los medicamentos, ni unas jodías tiritas, como para que estén todo el día, dando por saco. ¡Cojones ya!” declaró con evidente cabreo la interfecta.

Y hasta aquí las noticias del día. Teníamos otras mucho más importantes, pero ya si eso, las pongo otro día.